Hola corazones,
hoy seguimos a Deivid

En los últimos días, la información en China ha tenido un tono muy Anne Igartiburu. Lo primero ha sido decir en todos los medios chinos y en las redes sociales lo guapa que es la nueva primera dama china, una mujer que, sin comerlo ni beberlo, va a convertir la política nacional en algo más superficial y a la vez más divertido que antes.

Lo segundo ha sido seguir minuto a minuto la visita promocional de David Beckham a Pekín, Qingdao y Wuhan. Beckham ha sido contratado por la federación china para vender el fútbol chino en el propio país: en definitiva, mostrar a los niños que siguiendo la carrera futbolística uno puede llegar a ser una estrella, no sólo un apestado sospechoso de amañar partidos, como ahora se piensa de la mayoría de los futbolistas patrios.

No sé muy bien cómo los niños chinos van a mejorar su imagen de los futbolistas de su liga admirando a un jugador inglés que jamás ha jugado ni creo que juegue (pocos años de fútbol le deben quedar ya) en China, pero en fin…

Durante la visita de Beckham, en todo caso, se ha hablado muy poco de fútbol y mucho, claro está, de Beckham. Su momento más memorable ha sido la caída de culo que se pegó en un entrenamiento con niños… Becks se empeñó, muy chulito él, en jugar todos los partidos en corbata y zapatos, y pasó lo que tenía que pasar.

Otro momento muy comentado ha sido -me va a dar mucho asquete poner las fotos siguientes, pero por divulgar estoy dispuesto a lo que sea- cuando Beckham, a petición de sus fans, sobre todo femeninas, ha mostrado uno de los tatuajes que cual preso de cárcel ucraniana tiene repartidos en todo el cuerpo. El tatuaje en cuestión es en chino, uno de esos profundos proverbios orientales que dice: “La vida y la muerte están determinadas por el destino, el prestigio y las riquezas están determinadas por el cielo”. Esto en español te ocuparía un tatoo de la oreja hasta el talón, pero afortunadamente el chino permite ahorrar bastante espacio:

Debe decirse que el tatuaje está bastante bien escrito y con una caligrafía muy trabajada, cosa rara en los tatuajes presuntamente chinos que se hacen en Occidente, y que suelen estar sembrados de faltas de ortografía o errores garrafales.

En fin, el tatuaje de Beckham ha dado mucho que hablar en China (no era de extrañar, teniendo en cuenta que es un tema tan fascinante que hasta tiene web propia), y muchos internautas chinos han decidido sacarle punta a base de Fotochop, cambiando el proverbio por cualquier cosa:

“Más de cien surtidos, precios ultrabajos”.
“Se venden falsos documentos, razón teléfono XXXXX”.
“Servir al pueblo” (clásico eslogan de la época comunista).
“Derribar” (pintada habitual en edificios viejos y símbolo de la burbuja inmobiliaria china).
“Santana” (típica marca de coche vejete chino, equivalente a nuestro Seiscientos).
“Tener una hija es tan bueno como tener un hijo” (lema relacionado con la política del hijo único).

1 Comment

  1. Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Sera una frivolidad pero efectivamente las parejas de los políticos son motivo de atención preferente, ¿Será porque estamos en la época de la imagen?

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Y en China es un novedoso fenómeno que merece la pena atender, por lo menos al principio… espero que luego la cosa no se vuelva tan exagerada como Mobama y la Bruni.

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    YA veremos que el “glamour” atrae mucho.
    Por cierto ¿Que revistas hay el las peluquerías?
    ¿Hay alguna como el HOLA?

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    No hay mucha revista del corazón como las que tenemos en España (aunque sí algo, por influencia de Hong Kong donde sí hay mucho). Lo que más abunda son las revistas de moda equivalentes a un Telva o un Marie Claire. Con una diferencia: suelen tener muchas más páginas, a veces son mazacotes tales que parecen guías telefónicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.