Igual W.W. era Wang Wei

En el último fin de semana de 2013, se produjo una de las mayores operaciones antidroga de la historia de China. Participaron 3.000 policías de cinco ciudades diferentes, equipados y armados como si fueran SEALs dispuestos a encontrar de nuevo a Bin Laden, apoyados por helicópteros, tanquetas y toda clase de parafernalia que más que policial parecía militar. Su objetivo era un pequeño pueblo de 14.000 habitantes llamado Boshe. El pueblo entero. Se sospecha que en él se producía la tercera parte de la metanfetamina que se consume en China, que no es poca.

Pues no parece melocotón con vino lo que llevan en las perolas, no…
Detenido y encima enseñando la hucha.

En la macrorredada se incautaron tres toneladas de meth, lo suficiente como para abastecer Pachá dos noches, y se detuvo a 200 personas. Al parecer, en Boshe una de cada cinco familias se dedicaba a lo mismo a lo que decidió dedicarse Walter White cuando se enteró de que tenía cáncer. Era un negocio de clanes o familias: una de ellas empezó a producir, invitó a parientes a unirse al negocio, y así fue creciendo la cosa.

Me llamó la atención al ver las fotos de Boshe que parece un pueblo bastante bonito, tradicional y todo, e incluso me recordó a los pueblos cantoneses que visité en 2011, cuando fui a Kaiping.

Boshe debía ser, antes de la redada, un lugar peculiar. Según cuentan los periódicos estos días, los vecinos iban armados con AK47 de pegolete y granadas de verdad para amedrentar a los policías que quisieran acercarse por allí. Los accesos al pueblo estaban a menudo bloqueados por vehiculos o hasta alambradas, algo que en este sentido recuerda a otro pueblo «irredento» de Cantón, la aldea de Wukan (aunque en este caso el bloqueo era por otros motivos, más políticos). Wukan y Boshe, de hecho, están en el mismo término municipal, así que si vais algún día por el este de la provincia de Cantón podéis visitar en un mismo día el «pueblo de la droga» y el «pueblo de la democracia» (aunque dependerá de si los aguerridos cantoneses os dejan o no, porque ya se ve cómo las gastan).

En Boshe, por lo visto, el principal ingrediente para fabricar metanfetamina era un antigripal de los que recetaría cualquier médico, el ContacNT, y según la policía no es tan difícil convertirlo en droga dura de diseño, bastaba con tener «conocimientos básicos de química» (no sé si nivel profesor de Nuevo México o superior). Los niños de Boshe eran los principales encargados de conseguir ese ingrediente: iban al hospital, pillaban unas cuantas cajas, y las llevaban a los narcotraficantes, que les daban unos 10.000 yuanes al mes por ese trabajito (un sueldo nada malo en un pueblo de China, y más para un menor de edad).

Al parecer, la producción de droga en Boshe era a una escala tal que había arruinado el medio ambiente de la zona. El río local, donde se echaban los desechos del antigripal que sobraban, había cambiado de color. El suelo alrededor de la pequeña localidad ya no servía para cultivar (quizá por ello a muchos vecinos no les había quedado más remedio que unirse al negocio).

El desmantelamiento de Boshe ha dado fuerza a la teoría de que China es un importante centro de producción mundial de metanfetamina (con el permiso de Albuquerque). Al parecer, mucha de esta droga se produce en este país por encargo de las triadas, las mafias de Hong Kong, que están aliadas con los cárteles de la droga mexicanos para llevar después esta droga al mercado americano. Un enorme entramado internacional con mucho poder, pero oye, aún no saben hacer la droga de color azul.

PD: Si algo del post no lo acabas de entender del todo, a lo mejor es porque no has visto esa gran serie.

1 Comment

  1. Enviado por Dani (ZaiChina)
    (Contacto Página)
    Fascinante y surrealista historia la de este pueblo, sin duda.

    Por otro lado, los informes internacionales sobre producción de droga apuntan a China como centro de producción de anfetamina, pero fundamentalmente para China y Asia. Al parecer llevar las anfetaminas hasta Estados Unidos no merece la pena por los riesgos que implica y el aumento de precio; es más sencillo producir en México u otras regiones cercanas.

    Lo del ContacNT suena un poco extraño. ¿Se puede sacar tanta efredina de ahí? Para las dimensiones del negocio, suena un poco sorprendente que pudieran montar todo ese business sin comprar directamente cantidades industriales de efredina, muy abundante en China debido a la industria química… (hasta Walter White la robaba para sus pócimas azules)

    ~~~
    Enviado por Leo
    (Contacto Página)
    Jaja !, muy buen articulo para un viernes. Lo de la ucha me pillo desprevenido, jaja.
    Como dice Dani de Zai China, W.W. «Hijack» un furgon de tren con cargamento qumico de una planta de Guangdong…

    Tambien se comenta que en Corea del Norte es un Hub de cristal muy fuerte (vamos Industria Estatal) (http://www.businessinsider.com/north-koreas-got-breaking-bad-meth-2013-11)

    Se comenta que el pueblo chino que hace frontera «Yinji» tiene un grave problema de yonkies.
    info: http://www.scmp.com/magazines/post-magazine/article/1323432/high-alert-north-koreas-crystal-meth-epidemic

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.