In memoriam del singapurés maoísta

 

Este fin de semana asistí por primera vez a un funeral en China, por la memoria del padre de mi amigo Huang, el artista. Su padre estaba enfermo de Alzheimer desde hace tiempo, ya no reconocía a nadie el pobre, y falleció el 4 de septiembre. Espero que Huang no se moleste por que trate un poco este triste asunto en el blog, creo que hay puntos interesantes en el tema y en el fondo es una forma de recordar y homenajear a ese buen señor.

Una cosa curiosa es que Huang tardó 10 días en comunicarme la muerte de su padre, pese a que en ese tiempo hablamos por teléfono en alguna ocasión y yo siempre le preguntaba por la salud de su progenitor. Este punto es interesante porque creo que Huang no es un caso aislado: muchos chinos no cuentan inmediatamente a sus amigos, incluso a los buenos amigos, cosas como la muerte de un ser querido o incluso acontecimientos más alegres como su boda o el tener un hijo. Los chinos se toman su tiempo para hacerlo, a lo mejor te lo cuentan semanas o meses después de ocurrido, y a nadie le parece raro.

Al padre de Huang no lo conocí personalmente, sólo en alguna conversación telefónica. Una pena, porque por lo visto era una persona bastante interesante. De joven vivió en Singapur, como muchos chinos del sur, pero, sorprendentemente, decidió volver a China en los años 50 o 60 para unirse a la revolución comunista. Renunció por tanto a vivir en uno de los lugares más limpios, ordenados y desarrollados de Asia para luchar por Mao. Cosas que tiene la vida… Por lo que cuenta su hijo, no se arrepentía de la decisión, aunque quizá en el fin de sus días le hubiera ido mejor vivir en Singapur, con un sistema de salud mucho mejor que el chino.

Y es que en los últimos meses, el padre de Huang estaba ingresado en un hospital que, como tantos en China, se tenía que pagar él y la familia, y encima a precios dignos de hotel de lujo. El hecho de que la sanidad sea de pago y carísima, uno de los problemas más gordos que tiene el país asiático ahora mismo, crea a veces la penosa y triste situación de que muchos chinos, al enfermar un familiar, están más preocupados por el dinero que sale en hemorragia de su casa que por la salud del ser querido.

Respecto al funeral en sí, al que asistí el domingo, no se trataba de un entierro con el fallecido de cuerpo presente, sino de una ceremonia de homenaje en plan budista, ya que el amigo Huang se está volviendo bastante creyente en los últimos años (en cambio, sus familiares más mayores no son religiosos).

La ceremonia en realidad era para muchas personas que habían perdido familiares en los últimos días y habían encargado a los monjes de un pequeño templo del centro de Pekín que rezaran por ellos. Allí se congregaron un centenar de personas, cada una con su desgracia, y muchos de ellos llorando a lágrima viva, era un cuadro bastante triste.

Yo, aunque no creo en el budismo (y eso que me encantaría reencarnarme), seguí por respeto el ritual, imitando lo que hacían todos los que me rodeaban. En realidad era fácil: se trataba de pasarse hora y media con las manos en posición de rezo, y de vez en cuando postrarse en el suelo como hacen también los musulmanes cuando uno de los monjes nos gritaba: «¡De rodillas!». Durante esos 90 minutos los feligreses cantaron mantras budistas sin parar en ningún momento, ahí yo ya no podía seguirles porque sólo conozco el mantra «a-mi-tuo-fo» que creo que es el nombre en chino de uno de los budas más venerados.

La verdad es que no estuve toda la hora y media de la ceremonia, porque tenía otros compromisos ineludibles, pero me quedé maravillado de ver cómo los chinos pueden estar tanto tiempo con las manos unidas en posición de rezo. A mí cada poco rato me empezaban a doler por estar todo el rato en la misma postura y tenía que descansar un poco, lo cual no le molestó a la gente. Es increíble cómo los músculos de los chinos parecen inmunes al dolor de las malas posturas, incluyendo la de estar sentado en cuclillas durante horas.

1 Comment

  1. Enviado por Pily
    (Contacto Página)
    Siento la muerte del padre de tu amigo.

    Cuando estuvimos en Nanchang (capital de Jiangxi, donde fuímos a buscar a nuestra hija), vimos un «funeral chino». Iban todos vestidos de blanco, desfilando por la calle, y el primero llevaba en alto, tipo estandarte, una foto del fallecido.

    No me extraña que tuvieras que descansar en los rezos, 90 mn. así pueden acabar con cualquiera de nosotros, que no estamos acostumbrados.

    Sobre lo de «sentarse» de cuclillas, ví en un documental que es la postura natural para descansar; que la silla es un invento anti-natural y perjudicial para la columna. Y la verdad es que sólo tenemos que fijarnos en los niños pequeños, instintivamente se sientan así, hasta que los acostumbramos a las sillas. En los documentales sobre la vida y costumbres de otras culturas, y normalmente en desarrollo, todos se sientan así, comen así, las mujeres cocinan así, etc.
    Nosotros no podríamos estar mucho rato, ya que hemos perdido la costumbre.

    ~~~
    Enviado por Aorijia
    (Contacto Página)
    Siempre es triste tener la experiencia de un funeral, aunque nos da una visión de primera mano de aspectos muy íntimos de cada cultura.

    Muy curioso lo que comenta Pily sobre las cuclillas.

    ~~~
    Enviado por gorki
    (Contacto Página)
    Un decorador, mantenía que le peor invento occidental es la silla, pues al no ponernos en cuclillas ni sentarnos en el suelo con las piernas cruzadas (como Buda),ni hacemos ejercicio de estiramiento de los músculos de las piernas, ni facilitamos el trabajo del vientre, (de ahí el estreñimiento generalizado de Occidente), ni como dice otro comentarista, trabajamos los músculos de la espalda, por lo que nos encorbamos más que otras civilizaciones.

    Muchos artesanos africanos y asiáticos trabajan en cuclillas por tiempo indefinido, colocando las rodillas casi debajo de las axilas y los tobillos muy juntos con los pies en V, e incluso así, se giran y desplazan por el lugar de trabajo, al igual que lo hacen los niños pequeños, pues es algo natural.

    ~~~
    Enviado por Ozú
    (Contacto Página)
    para mí el budismo, que no el lamaismo de Tibet, es la religión más pacífica que hay en el mundo, ya que no se mete con nadie, no es una religión impositiva como otras tantas, e históricamente los monjes budistas tampoco suelen emplear sus influencias para meterse en la política, que es de mucho agradecer.

    ~~~
    Enviado por XiaoC
    (Contacto Página)
    Por experiencia propia, creo que la silla o haciendo el sofin europeo dan unos condicciones optimos al crecimiento de los michelines, que luego tanto cuesta quitar.

    ~~~
    Enviado por elpazos
    (Contacto Página)
    En Turquía, Bangladesh y Pakistán he visto el mismo modo de sentarse, es una pasada, y lo que más me sorprende es cómo son capaces de mantenerse tan tranquilos así de cuclillas y con toda la planta del pie sobre el suelo. Habeis provado a hacerlo, es dolorosísimo, al menos para los que no estamos acostumbrados. Cuestión de culturas.

    ~~~
    Enviado por Jose Luis
    (Contacto Página)
    Sobre la postura de sentarse en cuclillas, mi hija, que lleva más de dos años en España, lo sigue haciendo igual. Yo ya he llegado a pensar que es algo «genético», porque veo a otras niñas chinas, que incluso vinieron aquí con pocos meses, que lo hacen igual.

    Verdaderamente, para cualquiera de nosotros, con lamentable forma física la más de las veces, es prácticamente imposible quedarse así.

    Recuerdo que, estando en la provincia, vi un día a un abuelo de no menos de 80 años esperando en esa postura el autobús. Por curiosidad, me quedé a ver en qué estado se levantaba, ya que me figuré que iba a salir andando agachado, como Groucho Marx en sus películas.

    Que va. Llegó el autobús y pegó un salto que yo no lo hubiese dado con 5 años, y perfectamente derecho, se fue a coger el bus. Acojonante.

    Saludos

    ~~~
    Enviado por cla
    (Contacto Página)
    Efectivamente, mi hija lleva tres años en España y sigue adoptando esa postura acuclillada habitualmente. Puede tirarse un ratazo así y no parece que le duela nada. Por supuesto toda la planta del pié sobre el suelo, lo que hace que sea aún más difícil. A mi me llamó mucho la atención ver a los chinos en la calle, fumando y en esa postura. No me parece nada relajante para disfrutar de un cigarrillo. Es cierto que favorece el tránsito intestinal. Al igual que el invento de la silla, el invento del inodoro parece ser que ha hecho que la mayoraría de la población sea estreñida. Antes al no haber water, la gente adoptaba esas posturas favoreciendo lo que ya sabemos … al menos eso cuenta mi maestro de yoga. Existen asanas en las que se adopta esta postura que tienen como finalidad evitar o al menos reducir el estreñimiento.
    Saludos, Clara.

    ~~~
    Enviado por Gorki
    (Contacto Página)
    Ozú
    El mantener que los monjes budistas tampoco suelen emplear sus influencias para meterse en la política, no se ajusta a la realidad. No tienes nada mas que estudiar las revueltas en Birmania (Revolución Azafrán) o la actitud de los monjes en la guerra de Vietnam, para observar que no son ajenos a la polírica. Sin que ello sea descalificativo para el budismo pues participar en la política y luchar pacíficamente por tus ideales es un deber de todos, monjes y seglares,

    Por otra parte le Lama del Tibet, si bien tiene una actitud clarament política, (y en mi opinión una postura elogiable), es un firme propugnador del pacifismo. En la última revuelta se opuso a que se atacara a los chinos, amenazando incluso con dimitir, pese a que opina (no se si con fundamento, pues no tengo noticias fiablles de alli, por culpa de la censura china), que China esta efectuando un genocidio cultural con los tibetanos. Creo que más pacifista no se puede ser. http://www.lasextanoticias.com/noticia

    ~~~
    Enviado por ana
    (Contacto Página)
    Lo de los hospitales chinos no me sorprende. Es lo mismo que ocurre en Estados Unidos. En América lo primero que te piden en el hospital es la tarjeta de crédito en vez de la tarjeta sanitaria. En cuanto a las posturas, es verdad, es increíble. Lo de la posición en cuclillas les debe resultar cómodo. Yo no puedo hacerlo, sólo lo consigo si llevo tacones 🙂 de lo contrario soy incapaz de apoyar el talón en el suelo.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    el tema de las cuclillas siempre enciende pasiones, yo nunca lo he tratado directamente, pero siempre que lo menciono de pasada, los comentarios sobre el tema son muchos…

    Decir que en las ciudades observo que sólo se acuclillan los hombres, mientras que en el medio rural las mujeres también lo hacen. No sé si es que las mujeres chinas de ciudad lo ven como una postura tosca, o algo así…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.