Informe Ruo Binsong

La larga y cada vez más incomprensible desaparición del avión MH370 sigue siendo la noticia que nos sigue intrigando aquí en China, como en casi todo el resto del mundo (este fin de semana muchos nos hemos quedado boquiabiertos al ver que la tesis del secuestro, la más peliculera y optimista, cobraba mayor fuerza). Sin embargo, creo que nos vendría bien a todos distraernos con alguna otra cosa hasta que el enigma se resuelva un poco (si es que algún día se resuelve), así que hoy voy a hablar de la liga china de fútbol, que es de lo que hubiera hablado hace una semana si no hubiera pasado lo del avión (el día en que se desvaneció fue el día en el que comenzaba la temporada). La Super Liga china (nombre oficial, porque de super no tiene demasiado) sigue el modelo ruso o escandinavo y se juega entre primavera y otoño, pues en invierno algunos campos del país están más congelados que Winterfell.

Equipos que juegan este año en Primera (imagen tomada de aquí).

La temporada anterior de la Super Liga China dejó un ganador indiscutible, el Guangzhou Evergrande de Marcello Lippi, que sacó 18 puntos de ventaja al segundo clasificado (el Shandong Luneng de Radomir Antic) y ganó la Liga de Campeones de Asia por primera vez en su historia (segunda para toda China en general).

Además el club cantonés llegó a la final de la Copa de China, donde el Guizhou Renhe le quitó el sueño del triplete. Y como guinda en el pastel evergrandiano, el club representó a Asia en el Mundialito de Clubes de diciembre pasado, donde consiguió un honroso cuarto puesto y tuvo el mejor premio posible (ganar no lo era): le tocó jugar tanto contra el mejor equipo europeo de 2013 (Bayern Múnich) como contra el mejor latinoamericano (Atlético Mineiro). Perdió ambos encuentros con claridad, pero seguro que los jugadores del equipo chino fueron felices en el campo.

La temporada 2014 comienza, en fin, con un gran enemigo a batir, el Evergrande, que el año pasado se dio un paseo triunfal por los campos del país y el resto de Asia y ahora tiene como gran rival sobre todo a sí mismo, al aburguesamiento y a la autocomplacencia. Lippi, que parecía que se iba a marchar a final de esta temporada, ha cambiado repentinamente de opinión y renovó recientemente por tres años, parece ser que tras recibir un portazo de un grupo inglés al que quería emigrar.

(La ciudad de Cantón no podrá quejarse de entrenadores eminentes, pues otro equipo local que está en primera división, el Guangzhou R&F, lo dirige desde el pasado año nada menos que Sven Goran Eriksson).

Volviendo al Guangzhou Evergrande, el club cantonés ha perdido a uno de sus principales jugadores, el argentino Darío Conca, pero lo intentará sustituir con un jugador de corte similar y encima bastante más famoso, el internacional italiano Alessandro Diamanti, hasta estas Navidades capitán del Bolonia y que casi sin avisar se ha marchado a China. Se ignoran las razones de Diamanti para dejar su puesto de capitán boloñés, aunque es de suponer que Lippi tendrá que ver algo en el fichaje. Igual también ha podido influir el hecho de que la esposa de Diamanti es una bella presentadora italiana de origen oriental, Sylvia Hsieh. Hsieh ha vivido durante toda su vida en Italia, pero nació en Taipei (Taiwán), y en Italia ha llegado ha presentar algún programa de temática china.

Equipos cantoneses aparte, la liga china ha perdido en la pretemporada algunos personajes familiares para el fútbol europeo y se ha vuelto en 2014 un poco más «localista». A mitad del año pasado ya se marchó Anelka del Shanghai Shenhua (desde este año Shanghai Greenland), un equipo ambicioso pero que nunca llegó a funcionar ni deportiva ni finacieramente en los últimos años (y para colmo le quitaron una liga ganada hace 10 años, por amañar partidos). A finales de temporada, Antic fue destituido del Luneng, pese a la digna segunda posición en la tabla. Dejaron otro club de la parte alta de la tabla, el Dalian Aerbin, dos exjugadores del Barcelona, Keita y Rochemback, y aquí en Pekín anunciaba su retirada Kanouté, muy querido por la verdosa afición local. Para más inri, los dos españoles que jugaban en el Guizhou Renhe, Nano y Rafa Jordà (ambos exfutbolistas del Levante) finalizaron contrato y se marcharon, después de haber contribuido a que su club, recién creado, se convirtiera en uno de los mejores de las últimas temporadas. Si a todo eso le añadimos la más sonada marcha del pasado año, la de José Antonio Camacho como seleccionador de China, podríamos concluir que China ha perdido este año la mayoría de los referentes que podrían hacer que un seguidor de la liga española de vez en cuando tuviera curiosidad de saber cómo van las cosas en una competición tan lejana.

Sin embargo, esto se corregirá en parte con un muy llamativo fichaje, el de Gregorio Manzano como entrenador del Beijing Guoan, anunciado apenas dos semanas antes del comienzo de temporada.

Manzano, que comparte con Camacho el hecho de que China es su primera y exótica aventura internacional, dirige ahora un equipo que por plantilla y tradición debe ser uno de los principales aspirantes a acabar con la tiranía del Guangzhou Evergrande. De hecho, tras dos jornadas el conjunto pequinés es colíder junto al equipo de Lippi, y ambos son los únicos que han contado por ahora sus partidos ligueros por victorias, aunque las del Guoan han sido por la mínima y las del Evergrande goleadas. Vamos a ver qué tal se adapta el psicólogo Manzano a Pekín y a un trabajo más intenso y seguramente más exigente que el que Camacho tuvo como seleccionador (el Beijing Guoan, no debe olvidarse, también juega Liga de Campeones asiática).

PD: Otro conocido de la Liga española que está en la liga china, aunque proveniente más de los campos de Segunda que de los de Primera, es el futbolista español Ibán Cuadrado, que a mediados de la temporada pasada llegó a uno de los tres equipos que la ciudad de Shanghai tiene en primera división, el Shanghai East Asia.

1 Comment

  1. Enviado por AEF
    (Contacto Página)
    Sólo una corrección, Ibán Cuadrado ya jugó la temporada pasada en el Shanghai East Asia, al que llegó desde el grupo de futbolistas que entrenan con la AFE (sin equipo).

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Vaya, pues gracias por avisar. La verdad es que el dato me chirriaba un poco pero me tiré a la piscina. Ahora mismo lo cambio (por un momento pensé que era la mismísima federación de futbolistas la que me avisaba, jeje).

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.