Jaimas vitamínicas

Nunca fui muy de comer fruta, pero desde hace unos meses me he propuesto cambiar esa mala costumbre comiendo mucha, sobre todo por la noche. Estaba un poco harto de digestiones pesadas después de cenar y he sustituido cena de plato por unas piezas de fruta. A veces demasiadas, como si quisiera recuperar ansiosamente el tiempo sin frutas perdido.

Abastecerse de fruta en China no es ningún problema. La puedes encontrar, como en España, en supermercados, mercados y fruterías, pero hay otro establecimiento ligeramente diferente a esos tres que creo que es exclusivamente chino: los fruteros de tu bloque de viviendas, de tu «xiaoqu», que suelen estar como acampados en la entrada de tu casa. El de mi bloque, para que veáis un ejemplo, es así, parece una jaima saharaui:

Por detrás…

…y por delante.

Esta frutería está abierta durante muchísimas horas, desde el amanecer hasta la medianoche o más, si hace falta. Al cerrar, se despliegan los toldos por completo, y la jaima cobra aún más aspecto de jaima. Es probable que el matrimonio de fruteros que la regenta duerma en su interior, entre piñas, naranjas y peras, al menos en los meses más cálidos. Otra opción que tienen es la de dormir en la furgoneta que tienen al lado, que también usan para ir a buscar más género. Así que ya veis, no sólo tenemos en el bloque a gente viviendo en el sótano, como contaba la semana pasada, sino también a acampados en plena calle.

Este tipo de fruterías-tenderete son muy comunes en ciudades como Pekín, y es muy frecuente que haya una en cada zona residencial, sobre todo si ésta es grande y ello les asegura tener mucha clientela. Los fruteros suelen ser gente humilde de las afueras de la ciudad, o emigrantes de otras provincias. La fruta puede venir de muchos lugares de China, aunque tengo entendido que en los alrededores de Pekín hay una enorme extensión de invernaderos que no tiene nada que envidiar a Almería, así que es posible que mucha venga de ellos.

Estas fruterías vecinales están últimamente viéndose amenazadas por cierta moda que ha llegado a Pekín de fruterías pijillas, que suelen ofrecer una mayor oferta de frutas tropicales y lo tienen todo mejor presentado. En mi barrio, por ejemplo, se abrió hace cosa de un año ésta, situada a apenas 50 metros de la frutería-tenderete:

Que os parecerá a simple vista una frutería normal y corriente, pero al lado de las fruterías-jaima es mucho más sofisticada. El otro día, por ejemplo, ofreció unos pequeños melones con forma de buda que se acabaron en pocas horas:

Yo cedí a la tentación (no soy fiel a una sola frutería, a veces visito la popular y otras la pija). Me tocó un buda que sabía a pepino cosa mala, y mientras me lo comía me entraba cierto acongoje, porque no sé si está bien comerse a un buda.

La competencia entre las fruterías populares y las pijas está aumentando con el paso de los meses. Las primeras intentan ofrecer también frutas tropicales y exóticas (durianes, mangostinos, rambutanes y cosas así) pero las segundas contraatacan alargando sus horarios: antes cerraban a las 7 o las 8, como hacen otros establecimientos en China, pero últimamente los fruteros pijos a las 10 de la noche aún estaban abiertos. ¿Habrá guerra entre fruteros? Seguiremos informando.

1 Comment

  1. Enviado por Hongbei
    (Contacto Página)
    Aqui en Haikou las fruterias tenderete venden casi todo frutas tropicales…. y los melones buda hay tiendas que se dedican en esclusiva a ello…Las fruterias pijillas se dedican a vender a los nuevos ricos… no queda bien aparcar el BMW delante de un tenderete. Lo unico que no suele haber en los tenderetes y si en las fruterias son fresas.

    ~~~
    Enviado por Diego Iván
    (Contacto Página)
    Mas que si me como un buda o el nivel del establecimiento, me preocuparía por saber si es de producción organica o importada, antes de comerla.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Hongbei: pues en mi barrio hay fresas en los dos sitios, aunque no son demasiado buenas en ninguno. En general me gusta más el sabor de la fruta de la tienda pijilla, para qué lo voy a negar, pero suelo comprar alternativamente, un día en una y otro en otra, por dar riqueza a todos (si es que soy un Robin Hood de la vida).

    Diego Iván: para conseguir fruta orgánica o importada hay que ir más allá, encaminarse a los supermercados megapijos tipo BHG, Jenny Lou’s o April Gourmet, aunque es como comprar en un super del Corte Inglés… prepárate por pagar por unas manzanas como si las hubieran recolectado del Jardín de las Hespérides.

    ~~~
    Enviado por Diego Iván
    (Contacto Página)
    en Japón me mal acostumbré a pagar cara la fruta. Creo que me iba de paseo por el sudeste asiatico solo para comer fruta a paladas. En China creo que compraba en un Jenny aunque no recuerdo bien, vendían de todo importado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.