La China se va a los puertos

Mientras en España los diputados de Podemos sacan las vergüenzas del PP en una moción de censura tan quijotescamente desesperada como necesaria para que no olvidemos qué manga de criminales nos gobierna, en China ha habido dos noticias aparentemente no relacionadas entre sí pero que sumadas muestran el imparable avance de este país en los mares. La primera es el establecimiento de lazos diplomáticos entre China y Panamá (lo que implica la ruptura de relaciones oficiales entre los panameños y el Gobierno de Taiwán). La segunda es la compra por parte de COSCO, una de las grandes compañías navieras chinas, de terminales de puertos en Valencia y Bilbao, lo que además le da la gestión de “puertos secos” en Zaragoza y Madrid.

Lo de Panamá ha sido una sorpresa hasta cierto punto, ya que desde la llegada de los independentistas del Partido Demócrata Progresista (PDP) al Gobierno taiwanés el año pasado, China y Taiwán están en un momento de pésimas relaciones y Pekín en este tipo de momentos es cuando mueve más su diplomacia para intentar arrebatarle aliados a la isla taiwanesa. Quizá se esperaba que China lo intentara antes con otros, como Nicaragua (más afín ideológicamente y con un megaproyecto chino en sus tierras), pero al final ha sido Panamá el elegido. Hace unos meses China ya logró que el Estado africano de Burkina Faso Santo Tomé y Príncipe se “cambiara de bando”, y en 2006, durante la anterior etapa del PDP en el poder, hizo lo mismo con Costa Rica. En el periodo 2008-2016, cuando el no independentista Kuomintang (KMT) fue el que gobernó en Taiwán, este tipo de movimientos diplomáticos apenas existió. El objetivo chino es mostrar a la isla que está cada vez más aislada.

Panamá es un país pequeño, pero con una comunidad china importante que comenzó a llegar con las grandes obras que ese lugar emprendió en el siglo XIX. Y es un país extremadamente importante por el canal al que da nombre, un canal que fue una de las principales causas de que ese país se creara, independizándose de Colombia. Tanto China como Taiwán tienen algunas de las grandes navieras del mundo (la antes citada COSCO, la taiwanesa Evergreen…) y pagan muchísimo dinero a Panamá por cruzar cada año cientos, miles de barcos por su gran infraestructura. Se paga según el peso transportado por buque, y no es barato, así que tanto China como Taiwán tenían la suficiente importancia económica como para presionar cada uno por su lado al Gobierno panameño.

Pero a esto se debe añadir que los chinos están construyendo en la vecina Nicaragua otro canal que unirá el Atlántico y el Pacífico, lo que quizá les haya dado más poder de presión: no sé cómo han sido las negociaciones, pero los chinos podrían tranquilamente haber dicho a los panameños que a cambio de su ruptura con Taiwán un buen número de buques chinos seguirá usando el canal panameño cuando exista el nicaragüense. O dicho de otra forma, podrían haber amenazado a Panamá con dejar de usar su canal si seguían siendo amigos de los taiwaneses…

Respecto a la llegada de COSCO a Valencia y Bilbao, se trata de una cuestión no menos compleja y vital para los chinos. El gigante naviero ya aprovechó hace unos años la crisis en Grecia para controlar el puerto más importante de ese país, el de El Pireo, y ahora se ocupará de terminales de un puerto, el valenciano, que es la principal puerta de entrada de sus productos a España (con el permiso del tren Yiwu-Zaragoza-Madrid, que por muchos vagones que tenga no puede competir con cientos de barcos). China está construyendo terminales portuarias o adquiriéndolas en muchos otros países de la ruta Asia-Europa, desde Sri Lanka a Pakistán o Djibouti, y el objetivo es estratégico, tejer una red para que sus productos lleguen fácilmente y a bajo precio a todo el mundo incluso en caso de un hipotético conflicto que cerrara rutas y puertos en lugares no aliados.

No creáis que es casualidad que COSCO haya llegado a España justo en el año en el que los puertos españoles han vivido el conflicto de los estibadores. La firma china ha esperado a que se reformaran las condiciones laborales de esos trabajadores -abaratándolas, claro está- antes de decidirse a comprar las terminales portuarias. De la misma forma que en Panamá ha podido presionar, también es probable que en España haya movido hilos en la sombra para liberalizar los contratos de la estiba, aunque lo que nos ha llegado a la gente de a pie hayan sido docenas de noticias satanizando la profesión del estibador, diciendo que cobran demasiado, que son un gremio muy cerrado y cosas peores.

Yo tengo claro que todo ha sido una treta del Gobierno español para doblegar a una profesión donde los sindicatos habían luchado mucho por tener buenos contratos, volviendo a la gente contra ellos. Y si un día las multinacionales quieren entrar en el sector donde tú trabajas, vete preparando: acabarás cobrando menos, y encima el prójimo te llamará privilegiado. Por cierto, cuando COSCO entró en Grecia, las condiciones de los estibadores allí empeoraron mucho, hubo huelgas y mucha conflictividad laboral, pero este tema ha sido convenientemente acallado en España para que no atáramos cabos.

11 Comentarios

  1. Una cosilla: Burkina Faso sigue teniendo relación con Taiwán. De hecho, es el país más grande y más poblado de los que forman la ONU que todavía tiene relación con Taiwán. El que rompió hace poco la relación fue Sao Tome e Príncipe. Esos días estaba yo estudiando en Taipéi y fue bastante sonado porque en mi uni había varios estudiantes de ese país.

  2. Perdón yo también, me refería a Santo Tomé y Príncipe. Ahora mismo lo corrijo… De todos modos, si cometo errores, al menos comenta alguien, que la sección de comentarios lleva muy triste desde hace años (snif).

    • Bueno, pues ya aprovecho la ocasión para hacer otro comentario más. Te llevo leyendo desde hace años; por lo menos, desde el 2005, que fue cuando empecé a estudiar chino en la escuela oficial de idiomas de Madrid. Gracias a ti, llegué a conocer muchísimas cosas de China y Asia en general. Había ciertos artículos que leía y re-leía, como el de la comida china auténtica porque me encantaban. Pues bueno, desde aquel entonces he pasado tiempo estudiando en Singapur, Hangzhou, Guangzhou y Taipéi y sigo leyendo tus artículos como el primer día. Simplemente, felicitarte y darte las gracias por todo el tiempo invertido en tu página y todas las horas de entretenimiento y conocimiento que me has entregado.

      • Gracias majo! Mucho tiempo ha pasado desde 2005, pero sigo escribiendo con gusto, para enseñaros cosas a vosotros y de paso aprenderlas yo mismo. Este año, con fuerzas renovadas gracias a la renovación del diseño…

  3. La verdad desde que uso el móvil yo apenas comento, y es porque lo lees mientras estás en medio de una clase que termina, o cuando te metes en un autobús, o en decenas de situaciones poco propicias para poner comentarios. Alguna vez me quedé con las ganas de comentar, pero hacerlo así sin pensar demasiado no es lo más adecuado y luego se te olvida y ya estás leyendo otra cosa. A veces se me olvida que un poco de feedback con quien se molesta en contarnos cosas tan interesantes como la de este post no está de más. ¿sabes cuántos países quedan ahora? ya deben ser menos de 20, ¿no?

  4. Cuando me enteré de lo de COSCO pensé exactamente lo mismo: aquí está la explicación de la satanización de los estibadores.

    Y sí que te leemos, pero no hay demasiado tiempo para comentar!!

  5. Es increíble la capacidad que tiene China para doblegar a países y, en general, sin necesidad de bombardear y aniquilar poblaciones enteras como hacen otros.

    pd1. Este blog es uno de mis favoritos. Enhorabuena.

    pd2. La cantidad de gente buena y competente que tenemos en España y en muchos lugares del mundo; y los gobiernos tan corrupptos que tenemos que padecer. Penoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.