La difusa frontera entre lo indio y lo bengalí

La parcela delimitada en la foto que abre este post es un caso único en el mundo. Es un terrenito de 7.000 metros cuadrados (menos de una hectárea) llamado Dahala Khagrabari. Es técnicamente territorio indio, pero todo el terreno que le rodea es de la vecina Bangladesh. Hasta ahí sería un caso raro pero no único, muchos países tienen territorios rodeados por un país vecino (en España tenemos el caso de Llivia, parte de la provincia de Gerona rodeada por Francia en sus cuatro costados). Pero lo de Dahala Khagrabari es más complicado, porque el territorio bangladeshí que rodea a esta parcela india está a su vez rodeado por territorio indio, y ese territorio indio está a su vez rodeado por territorio bangladeshí. Es decir, que Dahala Khagrabari es el único enclave dentro de un enclave dentro de un enclave (o un enclave de tercer grado) de todo el planeta.

Dicho de otro modo: si estás, como el señor de la foto, dentro de la parcela, y andas en cualquier dirección, vas a salir de territorio indio para entrar en territorio de Bangladesh, después volverás a la India y después volverás a Bangladesh, y eso sin llegar a la frontera principal entre ambos países, o perderse por otros enclaves y recontraenclaves que podéis ver en el mapa.

El caso de Dahala Khagrabari es el más exagerado de la rebuscadísima frontera entre India y Bangladesh, en la que hay unos 200 enclaves o exclaves (el concepto depende del país desde el que lo mires), al parecer originados por antiguos tratados de paz en guerras de los soberanos locales, aunque la leyenda también dice que los reyes de la zona usaban las parcelas como apuestas en juegos de cartas o en ajedrez, y que iban cambiando de mano dependiendo de la suerte del día. Las fronteras del mundo están llenas de complicadas situaciones como ésta, aunque quizá éste es el caso más extremo.

En lo que a China concierne, el país asiático, pese a su gran extensión, sus conflictos territoriales y su enorme número de vecinos con los que comparte linde (es junto a Rusia el país con más naciones vecinas de todo el mundo, 14) no tiene casos de exclaves (territorios chinos rodeados por otros países) ni de enclaves (territorios extranjeros rodeados por China). Sí tuvo enclaves en el pasado, las llamadas «concesiones» que tuvo que hacer a los países europeos en el siglo XIX, pero con el tiempo éstas regresaron a manos chinas. Hong Kong y Macao no contarían ni aun en la época en que eran colonias, porque son territorios costeros y por ello no están «dentro» de China, sino en su periferia.

A nivel subnacional, es decir, enclaves y exclaves de unas regiones o provincias en otras (como el Condado de Treviño español) China sólo tiene un caso en las subdivisiones de primer nivel (provincia-región autónoma-municipalidad). Aunque más que con Treviño, es mejor comparar el caso chino con otra anomalía fronteriza española, el Rincón de Ademuz. Si Treviño (perteneciente a la Comunidad Autónoma de Castilla y León) está totalmente rodeado por el País Vasco, Ademuz está completamente separada de la Comunidad Valenciana a la que pertenece pero a su vez es fronteriza con otras dos comunidades autónomas, Aragón y Castilla-La Mancha. El caso chino equivalente es Sanhe, un trocito de la provincia de Hebei (la que rodea casi por completo a Pekín) que está separado totalmente del resto del territorio provincial pero a la vez hace «frontera» con las municipalidades de Pekín y Tianjin, las dos mayores ciudades del norte de China.

Sanhe, que significa «tres ríos», tiene cerca de un millón de habitantes, algunos la consideran una de las zonas más pobres del este de China (se dice que estar entre dos grandes metrópolis no le ha ayudado) y tiene una importante comunidad musulmana (de la etnia hui) que tiene allí comarca propia.

El exclave de Sanhe podría tener los días contados, o por lo menos los años, ya que el Gobierno chino contempla la posibilidad de que en un futuro cercano las ciudades de Tianjin y Pekín, junto a las partes más cercanas de Hebei, crezcan tanto en población que acaben fusionándose en una gran área metropolitana, que tendría más de 100 millones de habitantes y hacia 2025 podría ser una de las economías urbanas más grandes del mundo, por encima de Nueva York, Londres o Tokio.

La posible área metropolitana futura tiene hasta nombre provisional, y un nombre bastante gracioso: Jingjinji (pronunciesé «yinyinyi»), resultado de tomar una sílaba de Beijing (Pekín), otra de Tianjin, y añadirle «ji» (冀), nombre alternativo de la provincia de Hebei que muchos de los que viváis por aquí habréis podido ver en las matrículas de los coches hebeineses.

Este anuncio del Banco de Construcción de China ya ofrece una tarjeta para poder ser usada en «Jingjinji».

1 Comment

  1. Enviado por Dani
    (Contacto Página)
    Hola. Queria añadir que en epoca colonial la kowloon walled city fue un exclave chino dentro del territorio de Hongkong, una situacion bastante curiosa que desaparecio hace ya casi 30 años.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Buen apunte… de ese lugar escribí un post el año pasado, cuando se cumplieron 20 años de su derribo.

    http://chinochano.zoomblog.com/archivo/2013/04/28/el-hormiguero-humano.html

    ~~~
    Enviado por Daniel
    (Contacto Página)
    Premio para el proximo concurso! El que gana puede editar un ‘post’ enterito en el blog. Con unas reglas, claro esta: nada de politica ni rollos.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Bueno, en el concurso de fotografía que convoqué en 2010, otorgué al ganador el «poder» de controlar el blog durante una semana… pero al final se nos pasó el tiempo y no sé si por dejadez mía o del ganador no se hizo realidad el premio…

    http://chinochano.zoomblog.com/archivo/2010/09/22/ganadores-del-concurso-de-fotografia-K.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.