La música (china) que escucharán los extraterrestres

Este año se cumplen 40 del lanzamiento de las sondas Voyager, que son el objeto fabricado por el ser humano que más lejos de la Tierra está. El Voyager 1, lanzado en septiembre de 1977, salió del Sistema Solar en 2013, y sigue avanzando por el espacio interestelar.

Dentro de las dos sondas hay sendos discos dorados como el de la imagen que abre hoy el post, en los que se grabó un saludo del entonces secretario general de la ONU (el austriaco Kurt Waldheim), además de frases en más de medio centenar de lenguas del mundo y 90 minutos de música, también de varias latitudes de este planeta, seleccionada por el mismísimo Carl Sagan. La idea es que ante la eventualidad -difícil pero no imposible- de que unos extraterrestres intercepten alguna de las Voyager, puedan conocer algo de nuestra cultura humana, aunque parece ser que para que los viajeros aparatos lleguen a otro sistema con planetas podrían pasar miles de años, y no es fácil que para entonces las sondas o los discos aún funcionen.

China es uno de los pocos países que tiene varios idiomas representados en el disco (tres: mandarín, shanghainés y dialecto de Xiamen). Mientras otros idiomas usan frases más serias y grandilocuentes, las pronunciadas en mandarín dicen a los extraterrestres, entre otras cosas, “si tienen tiempo libre vengan a divertirse”, mientras que en dialecto de Xiamen se pregunta a los aliens si “han comido ya”, una forma habitual de saludo entre los chinos.

En cuanto a la música, la cultura china está representada por una pieza de guqin (una especie de cítara china de sonido muy relajante) interpretada por Guan Pinghu, uno de los mejores intérpretes de ese instrumento en la China moderna, quien llevaba ya 10 años fallecido cuando las Voyager se mandaron al espacio. Podéis escuchar la obra aquí, y sentiros como habitantes de Alpha Centauri descubriendo el contenido de un extraño disco dorado:

Casi toda la música de disco es de tipo tradicional o clásico, con alguna que otra excepción como el famoso Johnny B. Goode de Chuck Berry, quien nos dejó este mismo año. La obra de guqin chino es la de más duración de todas las del disco, cuya extraña portada, esos signos extraños que veis en su superficie dorada, son principalmente instrucciones para que los extraterrestres sepan a qué revoluciones y frecuencia ha de girarse el redondo objeto para que de él salga algún sonido, dado que no sabemos si ellos van a tener los mismos tocadiscos que ya ni siquiera nosotros usamos.

Guan Pinghu

Me interesé por el contenido chino de estos fascinantes discos al escuchar el documental sonoro que sobre las sondas Voyager elaboró Radio Nacional de España en su programa Documentos RNE, que procuro no perderme nunca, y que vosotros también podéis escuchar aquí. La muestra de música en español que viaja en las dos sondas espaciales es “El Cascabel”, un fandango huasteco del mexicano Lorenzo Barcelata.

ACTUALIZACIÓN (22-12-2017): Como complemento de lo anterior, adjunto la foto que en 1990 tomó la Voyager 1 de la Tierra, y que es la imagen que desde más lejos se ha tomado a nuestro planeta (a unos 6.000 millones de kilómetros). Nosotros estamos en el puntillo gris que se puede apreciar en la banda marrón que hay más a la derecha.

 

2 Comentarios

  1. Justo este fin de semana tambien escuche el Documento de RNE (muy bueno, como todos los que hacen), asi que, de nuevo, acertaste con el tema dandonos esa informacion extra y chinesca… Sr. Broto, mis felicitaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.