La sangre no llegó al risco

Quería escribir de boicots deportivos, pero ya que hoy hemos evitado nuevamente una guerra en Asia, creo que merece la pena hablar de ello y dejar el tema de los boicots para la próxima vez. Es la segunda vez que esquivamos guerras en este continente en lo que va de mes (la primera fue la estadounidense-norcoreana con hipotético escenario en Guam) así que podemos celebrarlo por todo lo alto.

La guerra que se ha evitado hubiera involucrado a los ejércitos de China e India, dos gigantes de Asia con armamento nuclear. Seguramente hubiera sido un conflicto pequeño, como el que ambos países tuvieron en 1962 por circunstancias parecidas a las que en los últimos meses han generado nuevamente tensiones, pero nunca se sabe, es mejor que no haya pasado nada.

Todo comenzó a mediados de junio, cuando unos 300 soldados indios entraron en un territorio chino conocido como Doklam, próximo al triángulo fronterizo entre India, China y Bhután. Llegaron con un par de excavadoras y se instalaron allí.

Imagen difundida por el Gobierno chino, mostrando una de las excavadoras y soldados indios.

El motivo de ello era que China había comenzado a construir una carretera en la zona, que no es reclamada por India pero sí por Bhután, y los bhutaneses, que no tienen relaciones diplomáticas con China, pidieron ayuda a los indios, vinculados históricamente a ellos. Las tropas indias han estado en el Doklam chino más de dos meses, mientras China pedía una y otra vez que se marcharan de allí y algunos medios chinos amenazaban con que se iba a armar una guerra parecida a la de 1962, que también empezó con las obras de una carretera. En la zona en conflicto, soldados chinos fueron con una pancarta para intentar echar a los indios por las buenas.

Hubo rumores de que China ya estaba elaborando planes de ataque, y yo pensé que, si no sucesos violentos, al menos habría una especie de “Operación Perejil” en la que los chinos detendrían a algunos soldados indios. Para aumentar las tensiones aún más, en mitad de este contencioso hubo en otra zona de la frontera chino-india una pelea de soldados de los dos países que parecía dar a entender que las cosas se estaban poniendo muy feas. China e India, sin embargo, no relacionaron mucho esa gresca con la ocupación de Doklam, y el contencioso siguió paralizado unas semanas más.

Finalmente hoy, sin aviso previo, la India anunció que retiraba sus soldados de Doklam, al haber alcanzado un acuerdo con China. Las autoridades chinas, siempre tan comunicativas ellas, no quisieron hablar de acuerdo alguno, aunque sí confirmaron la retirada. La duda está ahora en saber si a cambio de la retirada China dejará de construir la carretera que parecía molestar a Bhután y quizá también a la India, pero seguramente eso no lo sabremos hasta pasado un tiempo. La resolución llega justo a tiempo, porque los líderes de China e India en principio tienen previsto reunirse en la cumbre de países BRICS que se celebra este fin de semana en Xiamen (China) y si la crisis aún estuviera abierta para entonces igual no se hubieran dirigido la palabra.

El contencioso ha sido menor, está claro, pero ha animado el verano a ambos lados del Himalaya, sobre todo en China, donde el caso ha sido muy mencionado por la prensa. Desde el lado chino, se ha visto el conflicto como un intento de la India de pescar ganancias en un río revuelto: los chinos tienen ahora muchos problemas territoriales y marítimos con Japón, Filipinas, Vietnam, e indirectamente con EEUU que se alía automáticamente con todos sus rivales, por lo que quizá en Delhi pensaron que era un buen momento para reivindicar que ellos también tienen disputas fronterizas con China. Weiyi, acertado comentarista de este blog y que me suele matizar mucho cuando hablo de los conflictos chino-indios, también mencionó que hay elecciones próximamente en la India y quizá el primer ministro Narendra Modi pudo sacarse de la manga este conflicto para mostrar su fuerza en política exterior y ganar votos. De la misma manera, pienso yo que quizá la India ha decidido acabar con la crisis ahora que está en medio de otra: unas 40 personas han muerto los pasados días en graves protestas por la condena a prisión de un famoso gurú religioso indio acusado de violación, y Delhi ya tiene bastante con eso para encima liarse con conflictos armados fronterizos.

Desde el lado indio, lo de Doklam lo empezaron los chinos, claro está, según ellos porque Bhután había colocado en la zona en conflicto dos piedras señalizadoras y China las retiró de allí sin avisar para construir la carretera, un gesto de abuso del grande al chico que India quiso vengar. También se dice en India que la zona donde los chinos quieren construir la carretera es harto sensible para los indios, ya que está muy cerca del “Cuello de Pollo”, la estrecha lengua de tierra de sólo 20 kilómetros de longitud que une a la India occidental, el trozo grande del país, con la India nororiental, un lugar remoto para la mayoría de los indios y lleno de minorías étnicas más parecidas a los asiáticos orientales que a los indios. En una hipotética guerra, la carretera en Doklam daría rápido acceso del ejército indio al Cuello de Pollo y podría partir la India en dos. Afortunadamente, todo esto de momento es muy hipotético, y tras la retirada de tropas de hoy, más aún.

4 Comentarios

  1. Hola Antonio, veo que has hecho una traducción libre del “Chicken´s Neck”. Has cambiado pollo o gallina por pato, tanto comer pato pekinés te está afectando, jajaja.
    Bromas aparte, menos mal que la sangre no ha llegado al rio. Me alegra mucho que se haya solucionado de forma pacífica, aunque no sabemos qué concesiones ha hecho cada uno. Seguro que ambas parte han hecho concesiones, en una negociación consigues algo a cambio de dar algo, y en este sentido, seguramente los dos países hayan cedido algo y han cambio ha obtenido algo. Se tardará tiempo en saber si los chinos han decidido no mejorar la carretera o si les ha dado algún tipo de garantía a la India de alguna otra índole o incluso puede haber incluido a Bután en las negociaciones.
    Solo por ahondar un poco más en tu excelente resumen, quería contar lo que los medios chinos han dicho y que en algunos puntos choca un poco con lo que cuentas en el blog.
    Según los chinos, aunque China y Bután no mantiene relaciones diplomáticas formales, sí han mantenido a lo largo de los años más de 20 reuniones para tratar de resolver los litigios fronterizos. En ninguna de esas 20 reuniones, Bután jamás han discutido la soberanía China sobre Donglang. Por eso es sorprendente para China que India haya salido a defender supuestos territorios de Bután que para los chinos no están en disputa.
    De hecho, el gobierno de Bután no ha dicho ni “mu” en toda la crisis. Algunos chinos sospechan que la política exterior y de defensa de Bután está siendo secuestrada por la India. Como ocurrió con el reino de Sikkim, que fue anexionada por la India en los 70, los chinos temen que el expansionismo de India en el Himalaya vaya a terminar por tragarse a Bután. Para los chinos, esto no sería aceptable.
    Mientras, otros piensan que la India está nerviosa porque recientemente Nepal ha dejado de depender completamente de la India. China le ha abierto un corredor al mar por Cantón para dar que comercie con el mundo. Esto le ha restado mucha influencia india sobre Nepal y lo mismo podría estar ocurriendo con Bután, por lo que la India intervenido rápidamente y sin preguntar antes a Bután. Algunos foros circulan rumores de que China le había prometido una millonada en inversiones a Bután para intentar comprar a este país.
    En cualquier caso, sí sospecho que efectivamente la India ha actuado sin consultar a Bután, un país soberano. Y Bután, pequeño país entre dos gigantes (y por cierto, con una reina preciosa) no ha querido meterse en la pelea y ha hecho lo más inteligente, que era callarse y esperar a que apacigüe. China haría bien en llevarse bien con Bután, de este modo le quitaría una baza importante a la India. Bután debería ser inteligente y jugar a llevarse bien con los dos y no depender únicamente de la India.
    Por último, con respecto a pedradas, sabias que estos guardas fronterizos no van armados precisamente para evitar caer en la tentación de usar el fusil? En este aspecto también creo que es un factor a valorar que los guardias de ambas partes vayan desarmados. Las piedras siempre hacen menos daño que las balas. China aprendió esta lección en una confrontación con Vietnam en el Mar de Sur de China. Hubo un incidente e iban armados. Vete a saber quién disparó antes, pero hubo muertos porque los soldados utilizaron las armas. De esa lección, el ejército chino aprendió a que no se debe portar armas para evitar males mayores en estos altercados fronterizos y mantener siempre la ira bajo control.
    En fin…habrá cien mil interpretaciones de lo que ha ocurrido estos días, pero me alegra de que China se haya actuado con paciencia y no haya actuado a la ligera. Esto muestra que la apertura, el comercio, la interrelación con el mundo, etc. sí han sido positivos para China. Si eres pobre y no tienes nada que perder, ir a la guerra siempre es fácil, pero cuando ya eres un país grande y aspiras a convertirte en un líder regional o incluso mundial, te piensas las cosas mucho más porque tienes mucho más que perder, tienes que ser responsable y dar ejemplo.
    Está claro que a la larga, la cooperación será mucho más beneficiosa que la confrontación, tanto para la India como para China, si bien no para los EEUU, que gana sembrando la discordia haya por donde van para considerarse como imprescindibles y erigirse como líder y gendarme mundial.
    Para ello, chino e indios deben trabajar para reducir tensiones graves a pequeñas y en el largo plazo, que esas pequeñas tensiones den paso a la colaboración y a la resolución de estos conflictos. No será mañana ni pasado, pero sería deseable en el futuro, dentro de unos cuantos años.

  2. Pues sí, me has pillado, he comido muchos cuellos de pato en China y mi subconsciente inconsciente me ha traicionado… Ahora lo cambio.

    Buen análisis de lo ocurrido, como siempre, y si alguien quiere saber un poco más de la reina de Bhután, también hay cosas sobre ella en esta web, que tiene de todo…

    http://chinochano.org/una-reina-de-cuento/

  3. Joeeer, ¡qué Reina la de Bután!. Cuando estuve allí todavía no se habían casado y decían que sí, que era muy guapa, pero creía que era la típica exageración de plebeyos. Si se dedicara al cine se comía Hollywood!!!!

    Bueno, deciros que es una maravilla leer este blog para estar más informado de lo que sucede por aquella parte del mundo tan importante. Por favor, no dejéis de ilustrarnos.
    Un abrazo

    Guillermo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.