La técnica con más técnica

Hace un par de semanas se retiró de los banquillos, aunque quizá solo de manera temporal, una mujer que logró hacer historia en el mundo del deporte, y que lo consiguió desde un lugar que muy pocas veces sale en la prensa deportiva como es Hong Kong. Su nombre es Chan Yuen Ting, tiene sólo 28 años, y en 2016 se convirtió en la primera entrenadora en ganar una liga nacional de primera división masculina, la de Hong Kong (que aunque no es un país, tiene una liga independiente de la del resto de China, y hasta selección nacional). Lo hizo entrenando al Eastern, que no ganaba el título hongkonés en 21 años.

Es habitual desde siempre que haya hombres dirigiendo banquillos de equipos femeninos en cualquier deporte y en cualquier país, pero lo contrario se ha visto muy pocas veces, y cuando ha pasado, se ha visto rodeado de malos rollos. Cuando la portuguesa Helena Costa fue fichada por un equipo de la segunda división francesa, el Clermont Foot, hace tres años, se habló mucho de que iba a convertirse en la primera mujer al frente de un equipo europeo en primera o segunda, pero finalmente decidió no aceptar el cargo por desavenencias con el club. Y en España muchos os acordaréis aún del conflicto que se generó cuando la ex tenista Gala León fue elegida para capitanear el equipo español de Copa Davis: las quejas de los jugadores se multiplicaron (aunque por lo que dicen no fue una cuestión de machismo, sino de desavenencias con la federación por temas más profundos) y Gala tuvo que abandonar ese cargo.

Frente a estos complicados antecedentes, Chan tomó las riendas de un club de primera división y la ganó… Es cierto que ha sido en una liga pequeña como la de Hong Kong, pero conviene decir que en ese mismo banquillo ha habido figuras tan insignes como el gran Bobby Moore, que entrenó al club de Hong Kong en los años 80. Con tesón y una buena plantilla, Chan logró el título y fue incluida en el Libro Guinness de los Records por ello.

En la temporada recientemente terminada, el Eastern se quedó a un milímetro de repetir título, pues llegó con posibilidades de conseguirlo hasta el último partido, que jugaba precisamente contra su directo rival en la lucha por el campeonato, el Kitchee, contra el que perdió. Chan, con gran profesionalidad y pese a que la temporada no había estado del todo mal, dimitió de su cargo alegando su responsabilidad en la sequía de títulos y anunció que iba a sacarse un título de entrenador de la Confederación Asiática, con el fin de mejorar y alcanzar mayores hitos en el futuro.

Este año Chan, cuando aún dirigía el banquilllo del Eastern, también hizo historia al convertirse en la primera mujer entrenadora en un partido de Liga de Campeones (la asiática, en concreto). El título del año 2016 le daba al equipo acceso a una competición en la que nunca había participado. Para darle más enjundia, al Eastern le tocó en el mismo grupo que el Guangzhou Evergrande chino, ganador del título continental dos veces en los últimos años. El saludo entre Chan y el archifamoso Luiz Felipe Scolari, entrenador del Evergrande, fue para enmarcar…

Conviene mencionar que los partidos entre el Guangzhou Evergrande y el Eastern no fueron nada tranquilos. Cantón, la ciudad de la que es el Evergrande, está cerca de Hong Kong, y a la rivalidad típica entre vecinos se añaden las actuales tensiones que hay entre chinos y hongkoneses por el auge del independentismo y el sentimiento antichino en la ex colonia británica. Hubo pancartas con insultos bastante zafios por parte de ambas aficiones, la confederación asiática tuvo que imponer alguna sanción por ello, y el Eastern se marchó con un cómputo total de 13-0 en los dos partidos ante el Guangzhou, que parecía especialmente mentalizado para golearles en ambos partidos. Nada de eso hace mella en la historia que hizo Chan: ojalá la tengamos en el futuro en el banquillo del Real Madrid, la Sampdoria o el Chelsea, por poner tres equipos al azar.

 

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.