La violetera de hierro

 

Hoy la lista de (TTs) trending topics de Twitter parecía un TanaTorio… En ella aparecían Margaret Thatcher y Sara Montiel, dos figuras del siglo XX que han dejado este mundo casi a la vez. La primera fue un clásico de la infancia de nosotros los ochenteros, aunque la mayoría nos acordemos más de su caricatura en Spitting Image que de su cara real. La segunda fue un clásico de la infancia de nuestros tatarabuelos… bueno, quizá exagero, pero ya en los 80 Sara tenía una edad insondable.

Thatcher tiene un vínculo importante con China, y de hecho era mucho más popular aquí que en Occidente, porque en los 80 fue su Gobierno el que emprendió las largas negociaciones con Deng Xiaoping para la «devolución» de Hong Kong a China. En realidad lo único que tenía que devolver el Reino Unido eran los Nuevos Territorios (la parte norte y menos poblada de la ex colonia), pero China consiguió todo el «pack» convenciendo a Londres de que Hong Kong sería un mundo aparte al de la China comunista (lo que todos aquí conocen como «un país, dos sistemas»). De pequeños ya nos decían que Hong Kong volvería a China en 1999, un año que nos parecía lejanísimo en el tiempo y sembrado de autos voladores. Más de una década después, Hong Kong sigue teniendo bastante independencia de China, aunque su sistema de gobierno sigue sin ser democrático (como tampoco lo era con los británicos, todo sea dicho).

Sin embargo, en la guerra de las Malvinas que la Thatcher emprendió, China apoyó a Argentina… aunque si os digo la verdad, puede que en aquel entonces en China ni se enteraran de la guerra. Es ahora, que por aniversarios y referendums vuelve a aflorar el asunto, cuando Pekín se declara incondicional seguidora de las reclamaciones argentinas. Debe de ser porque China tiene un caso calcado en las islas Diaoyu/Senkaku, controladas de facto por Japón pero que China considera suyísimas.

De Sara Montiel, la mejor conexión china que podría establecer me la ha pasado por Facebook uno de los lectores, Ander. Se trata de una versión de «La Violetera» (hermosísima canción no originalmente cantada por Saritísima, pero que ella hizo inmortal) cantada en 1967 por Rebecca Pan, shanghainesa coetánea de la Montiel que emigró a Taiwán en 1949 y allí triunfó en el mundo de la canción. La música es prácticamente la misma que la del cuplé español, aunque la señora Pan no vendía violetas, sino orquídeas. Escúchenla entera, que al final se atreve con el castellano y las aves precrusoras.

1 Comment

  1. Enviado por Ander
    (Contacto Página)
    Descubrí a Rebecca Pan por las bandas sonoras de las pelis de Wong Kar-wai, que tienen su miga, e investigando no sé cómo fui a parar a esta canción… Como cuando viendo «Days of being wild» oí los acordes del villancico «La mare de Déu quan n’era xiqueta»… Resulta que lo había versionado Xavier Cugat. No deja de ser curioso. ¡Ah! Y al parecer, el compositor de la «La violetera», José Padilla, tuvo un pleito que ganó a Charles Chaplin porque usó la melodía para «Luces de la ciudad» sin permiso (y bueno, también inspiró la historia).

    ~~~
    Enviado por weiyi
    (Contacto Página)
    Una puntualización, Hongkong volvió a soberania china en el 97 y fue Macao el que retornó a la «madre patria» en el 99.

    ~~~
    Enviado por elenuchi4
    (Contacto Página)
    No tiene un aire la foto a Rita barbera la alcaldesa de Valencia?

    ~~~
    Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    mas que emigrante es refugiada, que los que salieron de China en esa epoca, salieron por patas

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Os voy a responder a todos empezando con «pues sí».

    Ander: Pues sí, interesantísima la historia de la Violetera… está claro que una canción tan bella llegó a muchos lugares muy lejanos. Como el Gangnam Style de ahora, pero sin YouTube.

    Weiyi: Pues sí, pero yo de pequeño tenía en mente la cifra de 1999, que era más redonda…

    Elenuchi4: Pues sí, aunque Rita da más miedo en persona que en muñeco.

    kailing: Pues sí, pero tampoco quería politizar mucho un párrafo sobre Sara Montiel… pero claro, con China es tan fácil derrapar…

    ~~~
    Enviado por Ander
    (Contacto Página)
    Acabo de escuchar nuevamente la canción y me he fijado en la letra, y realmente es una interpretación bastante libre. Parece otra canción china más sobre lo bonitas que son las flores (se entiende que es el reclamo de la vendedora de orquídeas), de cómo perfuman todos los rincones del mundo, de cómo alivian las penas del corazón, etc. Como la canción de la flor del jazmín (茉莉花) o la del melocotonero de luna (月桃花).

    ~~~
    Enviado por Inconexo
    (Contacto Página)
    Aves precrusoras y golondrinas aparte, la verdad es que pronuncia mejor el español de lo que yo había pensado.

    ~~~
    Enviado por Diego Iván
    (Contacto Página)
    Malvinas y Senkaku no son un caso calcado.

    ~~~
    Enviado por Doxa Grey
    (Contacto Página)
    Me acabo de enamorar.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Diego Iván: cierto, pero vamos, por el tono desenfadado del post tampoco hace falta que tomes al pie de la letra mis palabras… En efecto, nadie tomó un papel de calco para llevar el caso de Sinkaku al de las Malvinas. Hay alguna similitud y muchas diferencias.

    Doxa: ¿De Rebecca Pan, Montiel, Thatcher, todo a la vez? 🙂

    Ander: sí, es que no sé si en China hay violetas, o vendedoras de ramos de violetas… había que adaptar un poco. Hubiera estado bien una adaptación literal, eso sí.

    Inconexo: sí, desde luego mucho mejor que los actores de Hollywood o las series estadounidenses cuando les hacen hablar en español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.