Líderes errados

Desde tiempos inmemoriales, y así será por los siglos de los siglos, se han escrito mal los nombres de los chinos en los medios de comunicación en español. En chino el apellido va antes que el nombre (por ejemplo: en el director Zhang Yimou “Zhang” es el apellido paterno, y “Yimou” es el nombre), así que cuando los medios hablan del “presidente Jinping”, el “primer ministro Keqiang” o cosas así, están equivocándose, como si se refirieran al “presidente Mariano” o la “canciller Angela”. Este error es muchísimo más habitual en las noticias en español que en las escritas en inglés.

Yo siempre he pensado que para evitar este habitual fallo habría que acordarse del “Libro Rojo de Mao”. ¿Era el Libro Rojo de Zedong? No, era el Libro Rojo de Mao. ¿Por qué? Porque cuando se pone la versión simplificada del nombre completo, que es Mao Zedong, se toma sólo el apellido, que es Mao. Por tanto, si con Mao Zedong casi todo el mundo ve que el apellido es Mao, ¿por qué no extrapolar esto al resto de nombres chinos? Es una regla mnemotécnica buena, pero en fin, parece que no va a cundir mucho por las redacciones.

Curiosamente, las páginas del periódico que menos se equivocan en esto son las deportivas, quizá porque el deporte es una de las cosas que más internacionaliza tu mente (con tanto Mundial, Eurocopa, Olimpiadas…) pero quizá también porque muchas federaciones internacionales, por norma, suelen darle la vuelta a los nombres de todos los deportistas chinos en sus documentos. Por ejemplo, en las hojas de resultados que dan a los periodistas que están cubriendo un evento.

Así, por citar un caso, la tenista china Li Na, recientemente retirada, es conocida por los chinos así, con el nombre de Li Na, pero en casi todos los documentos de la WTA, la federación de tenis femenino, aparece como Na Li. Se ve que la WTA ya se temía que muchos periodistas iban a tomar la segunda palabra como apellido, así que volteando el orden se aseguraba que no hubiera errores. Lo mismo se hace en atletismo, por ejemplo (Liu Xiang era Xiang Liu en los documentos de la IAAF). De todos modos, con Liu Xiang (y también con el baloncestista Yao Ming) lo que solía pasar es que los medios siempre ponían su nombre completo, en todas las menciones en el artículo, de esa forma no se equivocaban.

En fin, que la confusión de nombres y apellidos chinos ahí está, no es nueva ni creo que se acabe en mucho tiempo. Sin embargo, y esto es lo que realmente quería contar hoy, en los últimos años ha llegado una nueva fuente de problemas en las noticias sobre China, sobre todo aquéllas que se hacen desde fuera de China (por ejemplo, cuando un líder de este país asiático visita España o Latinoamérica).

Esta nueva fuente de problemas llegó en 2013, con el cambio de Gobierno de China. Se fueron entonces el presidente Hu Jintao y el primer ministro Wen Jiabao, y llegaron el presidente Xi Jinping y el primer ministro Li Keqiang, que, atención… ESTÁN MAL ESCRITOS.

¿Mal escritos? Bueno, en chino no, Xi Jinping y Li Keqiang son sus nombres, o mejor dicho, la transcripción al pinyin de sus nombres en mandarín (习近平 y 李克强). Pero, y ahí está el quiz de la cuestión, leídos por un hispanohablante poco viajado, los dos tienen pegas:

– Xi Jinping incumple la norma ortográfica española que dice que “antes de P y de B se escribe M”.

– Li Keqiang tiene una letra Q que no va sequida por una U, algo inconcebible en el idioma de Cervantes.

¿Y qué pasa entonces? Pues que muchos diarios españoles y latinoamericanos, al recibir su país a alguno de estos líderes, ven con horror la “falta de ortografía” que se traen y no pueden evitar corregirla:

Ignoro si quienes escribieron eso también pondrían Mao Cedong o Jiang Cemin, pero afortunadamente para éstos, cuando mandaban en China internet no existía, en el caso del primero, o no tenía Google, en el caso  del segundo. Bueno, veremos más casos de todo lo anterior en el futuro, e incluso más de un “presidente Jimping” que una todo lo anterior, así que… ¡resignación!

ACTUALIZACIÓN (14/9/2015): Rita, desde Londres, nos demuestra que no sólo la prensa española comete estos fallos…

1 Comment

  1. Enviado por Daniel
    (Contacto Página)
    Con este post te has ganado el asiento Ch de la real academia.

    ~~~
    Enviado por AlfonsoFR
    (Contacto Página)
    Enhorabuena, muy buen post. A ver si se ponen las pilas en Rtve y otras cadenas, que yo personalmente estoy ya saciado de oirles decir “Li qué-quián” sin sonrojarse ni nada.

    ~~~
    Enviado por AlfonsoFR
    (Contacto Página)
    Y una cosa más: durante toda la crisis petroquímica de TianJin, se dedicaron a decir “Taiyín” sistemáticamente. Y así sí que me resulta más difícil entender de donde viene el malentendido, porque el pinyin está bien clarito.

    ~~~
    Enviado por Caballo bonito aka Yeti
    (Contacto Página)
    Otro ejemplo visto fue el Prin Gao de Gao Ping.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Mejor que Gao Ping no se meta a tenista…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.