Los bajos fondos de Pekín

Hay un Pekín debajo del que conocemos, un Pekín oculto, oscuro, maloliente, subterráneo… Pero no voy a hablar aquí de narcotráfico, prostitución, trileros o vendedores de mapas de América falsos.

Hoy he leído que las alcantarillas del Pekín actual se construyeron en los años 50, y gran parte de los planos de la red de desagües se han perdido. Los empleados de la compañía del agua le tienen tanto miedo a lo que puede haber en el subsuelo, que van a comprar unos robots carísimos para explorar la zona. Dicen que algunos lugares son tan tóxicos que el ser humano no puede soportarlo.

¿Habrá cocodrilos, como en las alcantarillas de Nueva York? ¿Podrá uno a través de las alcantarillas llegar a la calle donde vive Hu Jintao? Hu vive en Zhongnanhai, la Ciudad Prohibida del siglo XXI, que está al lado de la Ciudad Prohibida de los emperadores y nadie sabe muy bien cómo es por dentro. Así que es otra parte desconocida de Pekín, sin mapas.

Otra peculiaridad de la red de conducción de porquería de Pekín son los robos de tapas de alcantarilla. Los amigos de lo ajeno se las llevan para venderlas como chatarra: más de 240.000 han desaparecido en los últimos años, según la policía. A mí me parece una cifra un tanto exagerada, si de verdad fuera así la calle estaría llena de agujeros… Pero alguno sí que se ve, y una amiga de mi jefa una vez se cayó por uno.

Más cosas sobre el subsuelo de Pekín: existe la llamada «ciudad subterránea», que ordenó construir Mao Zedong para que los pequineses se refugiaran en ella en caso de que la URSS decidiera bombardear con cabezas nucleares. Era la época de «problemillas» entre Mao y el revisionista Kruschev.

La ciudad subterránea tenía tiendas, salas de cine y hasta un aeropuerto. No entiendo como puede un avión despegar o aterrizar desde el subsuelo, pero en fin, si dicen que lo había, alguna manera debe haber. Hay una parte de esa ciudad subterránea que está abierta a los turistas, que no vale mucho la pena, la verdad. Algunos túneles pasan por debajo de la Ciudad Prohibida: el guía turístico te indica el pasillo por el que se va, pero está prohibido, claro. Estaría bien darse un paseíllo por allí y luego cavar hacia arriba, quién sabe si acabaríamos en el Salón de la Armonía Suprema.

El inframundo pequinés se completa con el metro, que probablemente no tiene nada que envidiar en pestilencia, suciedad y decrepitud a la red de alcantarillas. Ya he puesto a parir el metro de Pekín en muchas ocasiones, así que no me cebaré esta vez, sólo diré que cuando voy a salir del vagón, adopto la misma postura de carga atacante que un jugador de football americano. Es para abrirme paso entre el mar de maleducados pequineses que se empeña en entrar al metro antes de que los que estamos dentro podamos salir.

1 Comment

  1. Enviado por Peibols
    (Contacto Página)
    Y un campo de entrenamiento para las Tortugas Ninja no tienen??

    A mi es una cosa que me mola mucho de las ciudades. En Londres por ejemplo hay una par de líneas que al hacer obras de ampliación y tal iban encontrando cementerios multitudinarios y demás cosas de muertos.

    Eso le da vidilla a una ciudad. En Huesca siguen saliendo trozos de muralla, esta vez al lado del cine Olimpia (ya en obras y remodelandose)

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    En China no sé por qué no pasa tanto eso, o al menos no se cuenta si en unas obras encuentran restos arqueológicos. Quizá será que lo oculten para no tener que parar las construcciones (con la corrupción que hay en el sector, eso es lo menos malo que pueden llegar a hacer)

    ~~~
    Enviado por Jazmine
    (Contacto Página)
    Asi que se roban las tapas de los «manjoles»?vaya, vaya, y yo pensando que solo en Nicaragua se hacia eso!!!.
    Tambien aca debes patear antes de poder salir del autobus y ademas tener habilidades aracnidas para no tropezar y caer bajo el cacharro llamado transporte publico.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    para habilidades aracnidas las de los birmanos, que se montan encima del parachoques del autobus, por fuera de el… ¡y viajan sin agarrarse al vehiculo con las manos!

    ~~~
    Enviado por D.s.
    (Contacto Página)
    Esto me ha recordado lo mucho que me gusta el metro de Londres, y lo que lo hecho de menos.
    Ahora también quiero probar el de Pekín, para añadir otro a la lista.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    yo casualmente he probado hoy el metro londinense…

    de todas formas dicen que es un poco guarrillo y con ratas, ¿no?

    pero me gustó la forma de tubo de sus túneles (de ahí vendrá lo de «tube»).

    ~~~

Responder a chinochano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.