Los chinos le piden carbón a los Reyes

Os recuerdo que sigue vigente el concurso. Las respuestas las pondré la próxima semana y de momento está todo muy reñido…


Antes de venir a China, yo asociaba el carbón al siglo XIX y las máquinas de vapor, me parecía una fuente de energía que ya casi nadie utilizaba.

Una vez en Pekín, descubrí que aquí no sólo se sigue utilizando, sino que el carbón es prácticamente el motor de la economía china: el 70 por ciento de la energía que consume el país procede de estos piedros. Y el carbón define el paisaje, el clima, la información, la vida cotidiana…

En el paisaje, por ejemplo, no hay más que pasarse por provincias carboneras, como Shanxi u otras del norte de China, y ver a lo que me refiero. En el campo, hay enormes centrales térmicas echando humo sin parar. En las ciudades, se conservan muchas viejas chimeneas de ladrillo, como salidas de los comienzos de la Revolución Industrial, y que suelen ser la salida de humos de sistemas de calefacción con carbón.

Luego están las ciudades que parecen manchadas de carbón, como si un polvillo negro lo cubriera todo… Yo tuve esa sensación cuando visité a una ciudad llamada Datong, que ya nombré hace un tiempo. Suelen ser ciudades en zonas de alta producción carbonífera.

Por no hablar de cuando ves pasar un tren cargado con decenas de vagones de carbón, la típica imagen que se usaba en los documentales comunistas y desarrollistas… Por cierto, los trenes chinos, hasta hace bien pocos años todavía eran a vapor, alimentados con carbón como los de las películas del oeste… La verdad es que me hubiera gustado ver uno de ésos. Ahora van en su mayoría con gasoil.

En el clima, el hecho de que China queme tantísimo carbón es uno de los principales causantes del smog, de que el cielo sea tan gris en las ciudades. También dicen que hay mucha lluvia ácida por eso, así que ruego a Buda que no esté cayendo esa cosa corrosiva en Pekín.

En lo que a información se refiere, el carbón es indirectamente fuente de cientos y cientos de noticias al año, que desgraciadamente hablan en su mayoría de accidentes mineros. Rara es la semana en la que no haya accidentes con 10, 20, 30 muertes… En España uno solo de esos accidentes daría para meses y meses de portadas y polémicas gobierno-oposición, mientras que aquí, tristemente, se han convertido en rutina informativa y a veces sólo son breves en la prensa.

Respecto a la vida cotidiana, todo lo anterior que he contado está implicado: vivir en una ciudad con smog, en un país con accidentes mineros mortales a porrillo, y al lado de una térmica de 16 chimeneas, ya ha de influir de por sí en tu vida, ¿no?

Pero lo que quería comentar en este apartado es la tradicional imagen en China -especialmente en cascos antiguos de pueblos y ciudades- del vendedor de carbón, que va con su triciclo a remolque o su carretillo gritando «¡carbón, carbon!».

El vendedor transporta y vende pastillas de carbón cilíndricas y con agujeros como éstas:

Pastillas que, como veis, se suelen apilar en la entrada de las casas (por lo visto la gente no tiene miedo de que se las roben).

Esas pastillas se ponen en hornillos caseros y sirven tanto para dar calefacción como para cocinar. Dicen que una estufa de carbón es buenísima para calentarse, mejor que las de leña, pero me da a mí que son algo peligrosas, como los braseros hispanos…

De todas formas, creo que los chinos son conscientes de los peligros del monóxido de carbono y suelen tener siempre algún agujero en la puerta o ventana, para que entre oxígeno en caso de accidente. No se oye mucho hablar de accidentes con estas estufas.

Este tipo de calefacción está muy extendido en el norte de China, aunque el gobierno está intentando eliminarlo porque contamina muchísimo, quizá tanto o más que las industrias. Lo malo es que se está sustituyendo en muchos casos por aparatos de aire acondicionado, que consumen una cantidad enorme de electricidad, y tampoco es plan.

1 Comment

  1. Enviado por José Luis
    (Contacto Página)
    En muchos lugares de España aún se usan los «braseros de picón». Cuando yo era niño existía el oficio del piconero. El picón se llevaba a las casas y lo usábamos en braseros. Este sistema de calefacción dejó de usarse en las ciudades pero aún persiste en muchas zonas rurales. Recuerdo que cuando iba a casa de mi novia (en un pueblo de la campiña cordobesa) sus padres usaban un brasero de picón y siempre salía de su casa algo mareado por la intoxicación . Cuando se enfriaba se decía: «echa una firmita» y el que tenía la paleta cerca revolvía un poco el picón para que cobrase fuerza.
    Saludos

    ~~~
    Enviado por Mary Mackon
    (Contacto Página)
    En Berlín, donde resido, las calefacciones de carbón están aún en funcionamiento en muchas casas. Yo misma he vivido varios años en un piso con calefacción de carbón. No era como el que nos enseñas, solo de metal. Se trataba de una torre de piedra del tamaño de un armario cubierta con azulejos. El humo calentaba la piedra de camino a la chimenea, la piedra acumulaba el calor y así sólo había que encender el fuego dos veces al día más o menos para mantener la estufa calentita constantemente (necesario cuando llega el invierno alemán). El calor es realmente muy agradable (tipo chimenea), el carbón es muy barato, y nunca tuve problemas con el CO, pero también hay que decir que es una lata por muchas razones. Hay que bajar a por el carbón al sótano, es sucio, si no enciendes el fuego regularmente se enfria la estufa y luego hasta que arranca te congelas… más los problemas medioambientales, por supuesto.

    ~~~
    Enviado por Jordi
    (Contacto Página)
    Tema complicado este del carbon. China tiene un problema brutal de contaminacion atmosferica. Las miles (y no exagero) de centrales termicas emiten sin cesar CO2 y SO2, esta ultima responsable de la lluvia acida que, confirmando los peores temores de chino chano, cae regularmente sobre los pequineses (http://en.ce.cn/Life/environment/200610/11/t20061011_8911705.shtml) y otras partes de China (http://www.chinadaily.com.cn/china/2006-08/28/content_675431.htm). En esta ultima noticia de China Daily, las autoridades reconocen que una tercera parte de China esta afectada por la lluvia acida. Dada la habitual practica del gobierno de «tapar» todos los accidentes medioambientales, la magnitud del problema sea probablemente mucho mayor.
    Para quien quiera saber mas sobre problemas medioambientales en China:
    http://www.esajournals.org/esaonline/?request=get-toc3&issn=1540-9295&volume=4&issue=7

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Muy interesante todo… Por cierto, ampliaré lo ya dicho diciendo que en muchas zonas del norte de China la estufa de carbón está debajo de la cama (con la base de piedra o ladrillo) y así duermes con la espalda calentita. Muy cómodo, y se está muy a gusto, aunque es verdad que da un poco de miedo por eso del monóxido de carbono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.