Macao acelerao

La semana pasada murió a los 98 años el millonario hongkonés Stanley Ho, quien durante medio siglo fue el hombre más rico e influyente de Macao al ser dueño del Casino Lisboa y otros negocios de la ciudad, hasta el punto de que se decía que uno de cada cuatro macaenses trabajaba para él. No voy a hablar mucho de Stanley aquí, pero su fallecimiento me sirve de excusa para viajar con la imaginación a Macao y contar algo sobre el mayor acontecimiento anual que se celebra en la meca oriental de los casinos: El Gran Premio de Macao.

A la izquierda se ve parte del Casino Lisboa de Stanley Ho (que dejó de ser el único de Macao en 2002, año en que la ciudad se abrió a las multinacionales del juego de Las Vegas).

El Gran Premio de Macao, que suele celebrarse en noviembre, es una carrera en circuito urbano, como el Gran Premio de Mónaco que se celebra en otra capital mundial del juego (Montecarlo), aunque en el caso macaense no es de Fórmula Uno, sino de Fórmula Tres. Una categoría de potencia inferior pero que ha servido con frecuencia de cantera para pilotos jóvenes que más tarde llegarán a la F1. En Macao además se celebran el la misma semana de la carrera de Fórmula Tres competiciones de turismos y de motocicletas, que forman parte del mismo Gran Premio y tienen más tradición en la ciudad.

La idea de convertir buena parte de la entonces colonia portuguesa en un circuito de carreras nació en los años 50 del siglo pasado, a raíz de que se organizara en la ciudad una especie de gincana y las autoridades locales pensaran que el recorrido usado en ese juego podía reconvertirse al mundo de las dos y las cuatro ruedas. Nacía así en 1954 la carrera y el Circuito de Guía, que toma su nombre de la fortaleza construida por los portugueses para vigilar la ciudad y es considerado por los expertos uno de los más difíciles del mundo, con muchas curvas cerradas y desniveles.

En algunas partes del trazado sólo tiene siete metros de anchura, por lo que, como en Mónaco, también es complicado adelantar, al menos para los autos.

Otro millonario de la ciudad, Teddy Yip (quien da nombre como veis a una de las curvas del circuito) fue quien más ayudó a internacionalizar el Gran Premio al conseguir que se incluyera en la temporada de Fórmula Tres en los años 80. Desde entonces, ha habido ilustres ganadores en Macao que luego serían leyendas de la Fórmula Uno, incluyendo Ayrton Senna (ganador en 1983 de la primera edición de la carrera en Fórmula Tres) y Michael Schumacher (quien venció en 1990).

Senna en lo alto del podio.
Shcumacher, en el mismo lugar siete años después, flanqueado por otros futuros pilotos de Fórmula Uno: Mika Salo (de rojo) y Eddie Irvine (de amarillo).

Otros ilustres ganadores incluyen a David Coulthard, Ralf Schumacher, David Brabam, Takuma Sato o Daniel Juncadella, quien en 2011 fue el primer y hasta ahora único español que se ha impuesto en Macao.

Atención en las fotos a la evolución estilística de las chicas de podio.

La fama de peligroso que tiene el circuito de Macao también se la debe a los 16 accidentes mortales que en sus carreras se han producido, el último de ellos en 2017, cuando el motociclista británico Daniel Hegarty frenó mal en una curva y se precipitó contra una pared protectora de cemento, muriendo en el camino al hospital. Un año después una piloto alemana de Fórmula Tres, Sophia Florsch, tuvo otro grave accidente en el circuito, pero tras una operación de 17 horas se pudo salvar su vida y su movilidad, y sigue compitiendo hoy en día.

Desde el año 2005 China tiene Gran Premio de Fórmula Uno propio, en Shanghái, ganado en dos ocasiones por Fernando Alonso, pero creo que en el país no debe olvidarse que la verdadera tradición de la velocidad está mucho más al sur, en Macao. Ir a ver esta carrera urbana puede servir como una excusa más para visitar una de las ciudades más interesantes del país.

2 Comentarios

    • ¡Gracias! El otro día vi el documentalazo de Senna en Netflix y quería escribir algo sobre el mundo de las carreras, a ser posible nombrando a Ayrton. Macao me fue que ni pintado.

Responder a Guillermo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.