Más Expo de la Enagua

Anteayer ya dediqué un post a la Expoagua de Zaragoza, ese acontecimiento que le hace la «competencia» a los JJOO de Pekín este año en lo que a atención veraniega internacional se refiere.

Torre del agua y pabellón de España: ascender la primera y hacer cola para el segundo ponen a prueba tus piernas.

No quería dejar el tema del todo antes de comentar algo sobre algunos pabellones de países asiáticos vecinos a China. Allá voy:

Japón: junto al de Alemania, es el pabellón internacional más visitado. Y no es de extrañar: el vídeo que muestra en su interior es sencillamente una obra maestra. Su originalidad (tanto en la forma de proyección como en contenido), su belleza estética, y el hecho de que toca un tema muy diferente al resto (no es un vídeo turístico, como la mayoría) lo hacen superior. Los japoneses, una vez más, han demostrado que son los mejores del mundo cuidando los detalles y la estética. Pero es que todo es magnífico en el pabellón, no sólo el vídeo: cómo tratan a los que esperan en la cola, el orden y rapidez con el que colocan a los visitantes en el cine, el té con naranja de regalo, las reverencias de las azafatas… Bravo, bravísimo, a los nipones, porque son unos fieras. Se les nota, además, que están muy agradecidos a España, porque el pabellón español en la Expo Universal de Aichi (2005) fue uno de los más visitados y gustó mucho.

Así era el pabellón español en Aichi.

Kazajistán: otro pabellón muy visitado, por la fantástica reproducción de un bosque en invierno (hace frío y todo), otro en verano, y una yurta, la tienda en la que viven los mongoles y otros pueblos de Asia Central, también los kazajos. Los guías tienen cierta sequedad esteparia, pero explican muy bien cómo se vive en una yurta. En ese sentido, los kazajos han ganado a los mongoles, que también han puesto una yurta en su pabellón pero han tenido menos éxito, porque lo han escenificado peor.

Vietnam: una pena que uno de los países más bellos que he conocido tenga un pabellón que refleje tan poco lo fantástico que es. El local es básicamente un escenario donde se representan las marionetas de agua, una forma de teatro muy bonica que es típica de Vietnam. Lo malo es que si entras en el pabellón cuando no hay representación, como me pasó a mí y me imagino que le pasa a mucha gente, te encuentras con un local en el que hay una piscina y un montón de muñecos que el neófito no sabe para qué se usan. Una oportunidad perdida para mostrar lo fabuloso que es Vietnam.

Corea del Sur: estéticamente es muy chulo, tanto dentro como fuera, aunque es un poco demasiado «poético» para mi tosco gusto. Dentro hay básicamente unas tinajas que cuando las tocan te muestran versos sobre el agua. Poca cosa teniendo en cuenta que la próxima Expo internacional es en tierras surcoreanas (Yeosu 2012).

Hay más países asiáticos, pero prefiero no daros más la vara con pabellones. Los que estéis en España, a ver si podéis ir a ver la Expo. En dos o tres días intensos podéis verlo TODO, no como en la Expo 92 sevillana, que era tan infinitamente grande. Id si podéis entre semana, pues el fin de semana hay colas interminables. Ah, y sentaos si podéis en los asientos de más atrás cuando veáis el vídeo del pabellón japonés, que así se disfruta mejor.

De postre, fotos de pabellones de algunos otros países participantes:

1 Comment

  1. Enviado por Daniel
    (Contacto Página)
    Es curioso,
    hace poco aqui en Malaysia hicieron una exposicion sobre Vietnam y se dio la misma situacion. Habia un recinto dedicado a las marionetas de agua en el que solamente durante el show se podia ver alguna cosa. Durante el resto del tiempo si entrabas ahi estaba completamente vacio con las marionetas por ahi… igual hasta era el mismo teatro.
    Saludos,
    Dani.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    pues con lo detallistas que son los vietnamitas, no sé por qué pasan esas cosas, en fin, no deja de ser un magnífico lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.