Matanzas y pesetas

Voy a plegarme hoy un poco a los dictados de la actualidad, abandonando además el tono jocoso habitual, con el fin de comentar la noticia de la semana, la masacre en la Universidad de Virginia cometida por el surcoreano Cho Seung-Hui. Visto desde China, claro está.

Aquí en China lo que ha habido es cierto cabreo con Estados Unidos por el hecho de que, antes de que se conociera la identidad del asesino, un periódico -el Chicago Sun Times- extendiera el rumor de que el autor de la matanza había sido un chino. Todavía puede verse este falso rumor en algunos lugares de la Interné.

Después de saberse que el autor era un surcoreano, el Gobierno chino se quejó de forma oficial por la propagación de este tipo de rumores. Y es que los chinos para estas cosas son una piña: si de verdad hubiera sido chino, para ellos hubiera sido una vergüenza nacional y hubieran perdido perdón. Como no ha sido así, los que tienen que pedir perdón son los que han acusado «a la nación».

Ya ha habido hasta rumores por estos lares de que el falso rumor fue propagado aposta por estadounidenses «antichinos», como parte del ambiente guerrafriesco que, según China, quieren crear algunos sectores de EEUU. Es poco probable que nadie haya lanzado un bulo así y tan fácil de desmontar, pero parece ser que alguno se lo cree.

En Pekín hay muchos surcoreanos, sobre todo estudiantes, y aunque yo me trato poco con ellos -mi idea de ellos es la de los listillos que en la clase de chino siempre se empeñan en demostrar que saben más que tú- me han contado que algunos consideran el incidente una especie de «vergüenza nacional». Como los chinos, son una piña, para lo bueno y para lo malo. Bueno, eso es por lo menos lo que me ha dicho hoy mi profesora de chino, que ha hablado con varios surcoreanos sobre el tema. Seguro que muchos ni se plantean vínculo alguno con el asesino, que es lo lógico.

Mi profesora, ya que la nombro, tiene la opinión, compartida por muchos otros en China y en otros muchos lugares, de que este tipo de cosas sólo pasan en EEUU, porque allí tener armas de fuego es demasiado fácil.

Creo que tiene algo de razón, pero no obstante, conviene puntualizar que en China también ha habido en los últimos años grandes matanzas, aunque no fueran con armas de fuego, y que a veces una ley represiva sobre la tenencia de armas -necesaria, desde luego- no es garantía total de que no vayan a ocurrir estas barbaridades.

En China ha habido perturbados, enajenados o desesperados que han decidido acabar con el mayor número de gente posible. Pero a falta de rifles, han decidido usar venenos. Concretamente, lo que más se usa en China en este tipo de horribles crímenes es un potente matarratas -creo que es una marca concreta- que, echado en un depósito de agua, o en una olla, puede ser mortal de necesidad para mucha gente.

La semana pasada, mismamente, ocurrió un envenenamiento con matarratas en un hospital chino. Y en años anteriores, hubo casos así en comidas familiares, comedores universitarios, banquetes de bodas… Recuerdo que una vez en un comedor de Nanjing, un loco mató con veneno a 50 chicos que desayunaban.

Allá por el 2002 y 2003 hubo bastantes casos de éstos por China. Luego parece ser que el matarratas se prohibió en muchos lugares del país y los casos, afortunadamente, fueron descendiendo. El de la semana pasada es el primero que se oye en mucho tiempo, ójala que también sea el último.


Y bueno, para relajar un poco el ambiente, termino el post de hoy con una curiosidad que he visto esta semana en el cajero de al lado de mi oficina…

Resulta que en la publicidad que aparece en la pantalla, cuando has terminado de sacar los yuanes, ¡aparecen antiguos billetes de nuestras antiguas pesetas!

Así que ya sabéis, la peseta falleció en 2002, pero sigue viva en los cajeros de Pekín.

1 Comment

  1. Enviado por Javier
    (Contacto Página)
    Hola amigo, estoy completamente de acuerdo contigo respecto a que quien decide acabar con la vida de sus semejantes no requiere grandes medios, el dia de la noticia comentaba con un colega los asesinatos de una medico en un hospital español, simplemente con un cuchillo y toda su enajenacion mental. Cuando alguien llega a tal estado mental, ninguna ley ni limitaciones ni coacciones va a disuadirle, ni por cierto ningun tratamiento psiquiatrico. Si esos casos son mas o menos frecuentes segun las sociedades no sabria decirlo, ni creo que sean representativos de una nacion, como comentas de asumirlo como una verguenza nacional en Corea del Sur. Un asesino, un terrorista o un maltratador solo se representa a si mismo en su imagen mas oscura, cruel, despiadada y creo que la sociedad debe defenderse, de forma civilizada segun nuestro sentimiento de culpa judeocristiano, y mas radical en otros lugares. En fin, comparando con un cancer maligno, su cura es extirparlo, no negocias con el.

    ~~~
    Enviado por CMandarin
    (Contacto Página)
    Chano el problema no es que hayan locos o que hayan pistolas…el problema desgraciadamente es que la sociedad como tal esta destruida y los valores no existen: se ha cambiado la solidaridad por el egoismo, la alegria por la envidia, la felicidad por el Prozac y la vida por un conformismo que no llena a la gente. El mundo esta sin valores y esta serie de locos que pretenden acabar con el mayor numero de personas posibles son efectos de esta contaminacion social que ha ocurrido…si se fijan, en los 20 no pasaban ese tipo de cosas tan seguido porque habia otro tipo de vida mas humano. La gente se sentia gente y no maquinas obreras…
    Un abrazo y mi profunda condena contra el terrorismo, los antivalores, la inhumanizacion de nuestros pueblos. Que haya paz y armonia, cero guerras!

    ~~~
    Enviado por Josema
    (Contacto Página)
    Cuando salto la noticia de la matanza, la CCTV (television estatal china) estuvo realmente COÑAZO toda la mañana comentando sobre la violencia de los americanos y tal. Cuando se extendio la noticia (luego desmentida) de que el asesino era un chino con visado extendido en Shanghai, se hizo un silencio mediatico total, y supongo que el panico se extendio por las redacciones y organismos oficiales ante semejante «perdida de cara». Yo creo que la periodista americana lo hizo adrede para que se callaran los chinos, jeje.

    Bromas aparte, hay un enlace muy simpatico (http://haloscan.com/tb/khdavis/5493238334171547729) que relaciona las matanzas smilares en China (oficiales) desde el 2004. Desgraciadamente, nadie estamos libres de este tipo de locos. Yo cuando la parienta me sirve la sopa por si acaso espero a que ella la pruebe primero. O sea.

    ~~~
    Enviado por Checho
    (Contacto Página)
    No va con el tema, pero tu blog aparece en el Heraldo de Aragón de hoy domingo 22, su Galería: Diez años de blogs, páginas 52 y 53. Que lo sepas…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Ah, pues muchas gracias por avisar, si algún familiar lo ha leído también, que por favor me guarde el recorte que siempre viene bien para el ego…

    Josema: otra cosa que puedes hacer, por si acaso, es cambiarle el plato en el último momento antes de empezar a comer, no vaya a ser que el veneno esté sólo en el plato tuyo y no en la sopera.

    CMandarin: puede que sea verdad.

    Pero tengamos en cuenta que en los años 20 la esperanza de vida era de unos 40 años en todo el mundo, y en casi todas las familias se les moría un niño o dos antes de llegar a adultos.

    Javier: metiéndome en debates profundos, habría que ver qué le hicieron a el asesino para que cometiera algo así. Es algo en lo que muy pocas veces se piensa: nadie investiga demasiado los motivos de un asesino, porque parece que estemos justificándolo. Pero creo que no es así: hay que ver qué resortes llevan a alguien a hacer una barbaridad semejante, aunque sea para intentar evitar que vuelva a pasar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.