Mensaje de fin de año

En China el Año Nuevo no se celebra demasiado, lo realmente festivo para ellos es el comienzo del año lunar, que cae el 29 de enero y es Año del Perro (prosPerro año nuevo, que me dijo el otro día una amiga).

No quiere decir eso que no vaya a haber marcha en los pubs pequineses, estarán llenos a rebosar, pero habrá pocas cenas familiares. No hay uvas, ni lentejas, ni gaitas, si alguno se anima imitará a los americanos y gritará la cuenta atrás poco antes de que el reloj dé las doce.

También habrá hoy, como cada año, mensaje televisivo del presidente del Gobierno.

Hu Jintao dirá a las masas que espera que el próximo año traiga prosperidad, armonía (esta palabra la dirá 30 veces, porque se ha convertido en un eslogan comunista) y desarrollo pacífico (otro eslogan comunista que los políticos repiten hasta el desgaste). Hu se ha escrito en su agenda que para el 2006 tiene que conseguir tres cosas: empezar a fumar, adelgazar un poco (en los dos años que lleva en el Gobierno se ha enfocado, es decir, se ha puesto como una foca), recuperar Taiwán y lograr que Japón pida perdón a China.

Bueno, pues eso, un feliz, armonioso y pacíficamente desarrollado año 2006, tanto si estáis en España, como en China, como en EEUU, como en Francia, como en Latinoamérica… Que comencéis el año con buen pie, y no hagáis como Hu: no os fijéis metas, que si luego uno no las cumple se queda chafado.

 

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.