Miedo en la guardería

El post de hoy se ha publicado originalmente en el nuevo blog Zai China, quien esta semana me pidió que colaborara con ellos.

Aprovecho para recomendaros esa nueva iniciativa, un blog que intenta un examen a la actualidad china alternativo al que ofrecen las dos voces imperantes (periodismo occidental y propaganda china). Una tercera vía, vamos.


 

Si a los chinos se les preguntara estos días cuál es el problema que más les preocupa, es bastante probable que hablaran de la seguridad en las escuelas. La razón de esto es la acojonante –perdonen la expresión pero es la más adecuada en este contexto- ola de ataques de perturbados con cuchillo que han sufrido las escuelas chinas en los últimos días, hasta el punto de que hubo tres días consecutivos en los que se produjeron ataques de este tipo.No es la primera vez que en China se producen este tipo de ataques a niños, pero sí parece ser la primera ocasión en que llegan encadenados. Y el primer eslabón de la cadena empezó el 23 de marzo, cuando un cirujano que había perdido novia y trabajo entró en una escuela del sureste de China y apuñaló a 13 niños, matando a ocho de ellos. El cirujano fue detenido de inmediato, y pasaba a disposición de los tribunales chinos.

La Justicia china es conocida por su amplia aplicación de la pena de muerte, pero también por la celeridad con la que decide tratar crímenes que, como éste, causan una enorme alarma social. La visión del Gobierno chino es la de que ha de dictar un castigo rápido, duro, y que dé ejemplo a la sociedad, es lo que en la tradición china se llama «matar al pollo para asustar al mono».

En esta ocasión a los jueces les salió el tiro por la culata. El mismo día en que el cirujano era ejecutado por su crimen (28 de abril) otro perturbado entraba en una escuela china y hería a 16 niños y un maestro en Cantón (sur). Un día después, el 29 de abril, otro ataque similar en otra escuela causaba 32 heridos (29 de ellos niños) en el este del país. Y un día después, 30 de abril, un tercer ataque consecutivo, esta vez en la provincia de Shandong (también en el este), se saldaba con cinco niños y un maestro heridos en una guardería. Siempre en escuelas, siempre con cuchillos.

Esta oleada dejó a los chinos bastante conmocionados. Los días 1, 2 y 3 de mayo no hubo clases en todo el país, por los tres días nacionales de asueto que tuvieron los chinos por la festividad del trabajo. El martes, día 4, se reabrieron los colegios, casi todos con la seguridad reforzada. Incluso ha habido lugares de China donde a la policía se le ha dicho que disparen «a matar» si alguien armado con cuchillos intenta tocar un pelo de los niños.

De estos tristes sucesos, se pueden extraer varias conclusiones e incluso lecciones, aunque está por ver si China las digerirá o no.

Una de ellas es la de que la pena de muerte no parece funcionar como elemento «aterrorizador» de potenciales delincuentes. En este caso, ha quedado claro que, por mucho que se apele a la casualidad, la ejecución del primero de los cuatro agresores posiblemente tocó algún resorte oscuro en la mente de los otros tres que les llevó a copiar su comportamiento.

¿O no? Es imposible demostrarlo, pero lo que sí es posible es que la Justicia china comience a reflexionar si es cierto eso de que matando pollos se asustan monos. Una reflexión que quizá ya se esté produciendo antes, pero a la que estos hechos podría ayudar…

China, aunque no lo parezca a veces desde el exterior, está reduciendo la aplicación de la pena de muerte (se calcula que lo ha hecho en un 50 por ciento en los últimos años), y aunque aún queda mucho por andar en la supresión de esta controvertida pena, parece que se ha iniciado el camino hacia ello, o por lo menos a que se aplique de forma minoritaria, como ocurre en lugares cercanos como Japón o Taiwán.

Otro debate que podría y debería surgir en China tras este incidente es el de la atención social a las personas con problemas mentales. El primer atacante de los cuatro, por ejemplo, dejó su trabajo porque él mismo dijo tener problemas psicológicos. No parece muy probable que nadie le ayudara, o que recibiera tratamiento de algún tipo. El problema va más allá de este sólo caso: en China, la mayoría de los enfermos mentales, y son millones en un país tan poblado, no reciben ningún tipo de tratamiento, porque éste, como el resto de la sanidad, es de pago para la mayoría de los chinos, y muchos no pueden permitirse ir a un psiquiatra, ni ser ingresados en un centro de rehabilitación.

Son muy conocidos los casos de familias en remotas aldeas chinas que tienen a un pariente encerrado, atado, enjaulado incluso, porque tiene problemas mentales y no lo pueden mantener de otra forma. Conozco personalmente esto, pues tengo un amigo cuyo abuelo pasó los últimos años de su vida encerrado en un establo de la familia: hasta visité una vez ese establo, cuyas paredes estaban inquietantemente llenas de poemas escritos por este abuelo, fallecido ya muchos años antes.

Por último, y para seguir dándole más vueltas al asunto –espero no estar mareando- creo que también se plantea aquí un tema relacionado con los medios de comunicación, un problema que ya no es chino sino mundial. ¿Se debe informar de ciertos sucesos cuando vemos que empiezan a proliferar? Por ejemplo, en España tenemos la polémica de si el estar dando cada día noticias de violencia doméstica está teniendo un «efecto llamada» para otros maltratadores o no. Igual en China está ocurriendo lo mismo…

No es la primera ola de delitos en cadena que se conoce en China, de hecho. Otra, ocurrida hace unos cinco o seis años, fue la proliferación de envenenamientos masivos y deliberados en restaurantes, comedores escolares, banquetes de bodas… En casi todos los casos se utilizó el mismo veneno, un potente matarratas que se prohibió a raíz de aquella tétrica «moda». Recuerdo que en al menos uno de los casos hubo decenas de fallecidos, en un comedor universitario de Nanjing.

También en aquellos tiempos, hubo varios incidentes muy similares de personas que fabricaban artefactos explosivos caseros y los explosionaban en centros comerciales y otros lugares públicos (afortunadamente, eran bombas de escasa potencia y nunca se pudieron considerar aquellos sucesos «ataques terroristas»).

Y actualmente, también proliferan en los medios chinos ataques de perturbados con cuchillo que en la calle o en una tienda agarran del cuello a una persona y la toman de rehén durante horas. Estos sucesos, de los que creo recordar al menos una decena en los últimos años, suelen acabar siempre con la muerte del secuestrador, que no del secuestrado.

Este último tipo de crímenes y sus fatales desenlaces también ha traído en China el debate de que en la policía del país no hay buenos negociadores capaces de enternecer a secuestradores y atracadores. Pero esta es otra historia, y el artículo ya se está empezando a parecer demasiado a la portada de El Caso, así que por hoy lo dejaremos aquí.

1 Comment

  1. Enviado por aorijia
    (Contacto Página)
    Recuerdo haber visto la noticia de los ataques en guarderías en un par de telediarios españoles. Se me ponen los pelos como escarpias de imaginar la situación.

    En cuanto a no hacerse eco de los ataques para evitar el efecto llamada, es una cuestión compleja (demasiado para tratarla con el móvil). Mientras no se haga, espero que nadie más recurra a los ataques a gente inocente e indefensa (máxime si son niños), ni por faltarle un tornillo ni por tener pleitos de otro tipo.

    Me alegra leerte en Zaichina.

    ~~~
    Enviado por AlbertoHV
    (Contacto Página)
    EN pasados dias vi en algun sitio, un video donde uno cojia a un niño y le amenzaba con un cuchillo, la policia le pego un tiro y se lo cargo alli mismo, ls cotillas de turno (que en china son muchos tambien) aplaudieron, yo sinceramente estoy de acuerdo, no se si tenia un problema mental, no se exactamente lo que pasaba, pero lo que si esta claro es que da igual la razon, el niño no tiene culpa de nada, al igual que todos los casos comentados en este post.
    Referente a dar tanta noticia, tambien estoy de acuerdo que no siempre es conveniente, una cosas es informar, lo cula es correcto, pero a lo que estamos acostumbrados hoy por hoy al menos en España es al show…. las noticias se convierten en shows televisivos, y esto no ayuda a la sociedad. Ejem: crisis, torres gemelas, etc etc etc.
    Pena de muerte: como mucho cuidado, creo que es buena al menos en algunos casos. Informacion si, show no.

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Yo estoy de acuerdo con los comentarios anteriores. El desencadenante es la noticia en si misma, noticia que se repite y crea un efecto llamada entre los perturbados.

    Por lo poco que se de China creo que los niños son especialmente valiosos desde siempre y mucho mas con la politica del hijo único, por lo que supongo que este tipo de noticias horrorizaran a toda la sociedad y quizás es este horror lo que provoca al posible atacante.

    En cuanto a lo de la pena de muerte creo que es otro tema y que en casos como estos, el que exista o no, no disuade de los ataques, porque cuando aumentan las noticias de suicidios también se suele producir un efecto llamada.

    ~~~
    Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    El efecto disuasorio de la pena de muerte es escaso (nulo?) en casos como estos donde la persona esta bastante desequilibrada mentalmente… como para que se ponga a pensar en la posible pena de muerte que le puede caer. En otros casos, personalmente, creo que tampoco disuade mucho, aunque no estoy muy versado en ello.

    ~~~
    Enviado por Inconexo
    (Contacto Página)
    No podemos demostrar si la ejecución tuvo efecto llamada, pero sí que no tuvo efecto disuasorio.

    Lamentablemente, la proliferación de casos, al menos en Occidente, no provoca este tipo de reflexiones, sino las contrarias: que no se actúa con suficiente dureza. La gente quiere ver a los culpables pagar.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Inconexo: La sed de venganza es una reacción relativamente razonable, pero al ver que puede tener un efecto llamada, creo que nos lo pensaríamos dos veces…

    ~~~
    Enviado por Lego y Pulgón
    (Contacto Página)
    Respecto a la pena de muerte, me da la sensación de que, en el caso de los chinos, creo que es una herramienta que le va mucho a su pragmatismo absoluto. Si modifican en algo su utilización probablemente será con fines de imagen, pero la reflexión de si tiene efecto disuasorio o no es más occidental que china, aunque tú lo sabras mejorque vives con ellos.
    Sobre los delitos encadenados que se imitan, le he dado muchas vueltas pensando en la violencia doméstica. Lo que creo es que, una vez que alguien comete el delito y sale a la luz, aquello que nos frena para hacer nosotros lo mismo, se debilita un poco. Y así, una y otra vez. Hasta que ya se convierte en la «salida más lógica» (entre comillas ¿eh?)
    ¿Sabes si los otros casos también fueron cometidos por enfermos mentales diagnosticados?

    ~~~
    Enviado por Inconexo
    (Contacto Página)
    La sed de venganza no es razonable: es visceral. Si lo que quieres decir es que es comprensible, ahí puedo estar de acuerdo.

    Lo que digo es que la legislación no se puede guiar por ese tipo de sentimientos. Aquí en España pasa constantemente, cuando hay un crimen perverso, la gente clama por la pena perpetua o capital. Después ya se pasa un poco.

    Por eso, es peligroso legislar, o juzgar en el caso chino, a golpe de titular.

    ~~~
    Enviado por Edgar CM
    (Contacto Página)
    CHCH: es lamentable lo que acontenció en aquella guardería y quién sabe cuantas más, por que los ninños no tienen la culpa de la situación social que ahora China está cruzando,pero el gobierno hace lo posible para repartir la riqueza en donde pueda, pero son 1300 millones de habitantes, y eso lleva su tiempo, mientras que en Costa Rica, en algunas escuelas y colegios no dejan a entrar a cualquier persona, especialmente en el Liceo Vicente Lachner Sandoval, en Cartago, que uno si quiere entrar allí, el conserje le pregunta la razón de su ingreso,debe anotarse en un registro, con el nombre, motivo del por qué quiere ingresar, hora de entrada y rato más tarde, si va a salir debe anotar la hora de salida.
    Saludos y bendiciones
    Edgar.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    bueno, estaréis al tanto de que esta semana (12 de mayo) ha vuelto a haber un ataque, aún más sanguinario si cabe (10 muertos, incluyendo el agresor que se suicidó). Esto va de mal en peor…

    ~~~
    Enviado por Edgar CM
    (Contacto Página)
    CHCH:Lamentablemente me enteré de lo acontecido, pero no sé en donde tendrán la cabeza esas personas que agreden a esos niños si nada deben ni son los culpables de las circunstancias,que hoy por hoy viven, pero si lo reitero, es muy difícil repartir la riqueza a 1300 millones de habitantes, pero en mi opinión personal yo diría que no es excusa.
    Saludos y bendiciones:
    Edgar.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    El mismo gobierno reconoce que hay motivos sociales detrás de todo esto. A ver qué piensan para arreglarlo. Algo básico es lo de establecer un sistema de seguridad social para todos, es de cajón. Fíjate qué poco pasan estas cosas en Europa, y sin embargo sí en EEUU, donde la sanidad también ha sido de pago mucho tiempo (al menos hasta que llegó a la presidencia San Obama).

    ~~~
    Enviado por Edgar CM
    (Contacto Página)
    CHCH: El sistema de sanidad de EEUU es un asco, por que si uno no tiene el dinero para una poeración, SE MUERE, por que no hay un sistema de sanidad solidario como el que hay en Costa Rica, como la Caja Costarricense del Seguro Social, que funciona con nuestros impuestos, tanto así que hasta los estadounidenses o «ticos» como nos dicen por todo el mundo, van a CR, a operarse, etc.
    Saludos y bendiciones:
    Edgar.

Responder a chinochano Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.