Mike Sui, el hombre de los mil acentos

Cuando pasas un tiempo escuchando un idioma diferente al tuyo, lo entiendas mejor o peor, habrá un momento en el que consigas identificar sus acentos regionales. A mí me pasa con el inglés (más o menos puedo saber si un angloparlante es estadounidense del norte o del sur, inglés, escocés, australiano, de Minnesota gracias a «Fargo»…) y con el chino mandarín. Con el francés, reconozco que lo único que diferencio por ahora es el francés africano del europeo, y que el primero me parece mucho más fácil de pronunciar. Ésta es una de las cosas que me hacen defender a ultranza el escuchar las películas en versión original, pese a que los defensores del doblaje pueden ser realmente agresivos en Twitter (¿y quién no lo es en ese gallinero?).

Si un chino pronuncia muy fuerte la jota (por ejemplo, para decir «vinagre» dice algo así como tjjjju) es que es de zonas próximas a Mongolia Interior, donde el mandarín se ha mezclado con la seca guturalidad de los mongoles. Si en cambio un chino habla con un tono muy ligero, haciendo dudar de si se ha fumao un porro, posiblemente viene del sur y su mandarín está influido por el lánguido cantonés. Los sichuaneses y otros chinos del extremo centro pronuncian mucho la ese, y la usan mucho más que en otras región (por ejemplo, su «Shanghái» sonaría algo así como «Sssangai») y la gente del delta del Yangtsé, donde precisamente está Shanghái y ciudades como Nanjing o Hangzhou, tampoco pronuncian bien el sonido «sh» pero tienen una forma de hablar más sincopada que los sichuaneses, con un hablar más rápido, casi se diría que japonesizado. Los tianjineses y la gente del dongbei (el noreste de China) tienen también sus acentos, y creo que para los chinos son los que más gracia les hacen, pero admito que éstos no los puedo distinguir muy bien, quizá podría decir que en el dongbei no pronuncian muy bien la «r» y al decir cosas como «shengri» (cumpleaños) les salen sonidos como «shengyi».

Éstos y muchos otros acentos chinos los bordó hace años una estrella china primero de YouTube y más tarde de cine que se llama Mike Sui. Mike grabó dos vídeos en los que no sólo parodia los acentos de toda China, sino también los de los extranjeros que hablan chino: el mandarín que chapurrea un estudiante estadounindense, uno francés. uno japonés… Estos fantásticos vídeos le hicieron muy famoso en China, y los podéis ver aquí:

Mike Sui, de padre chino y madre blanca estadounidense, heredó el perfecto conocimiento de los dos idiomas de sus padres (y además aprendió francés igualmente perfecto), lo que le ayudó a ser un magnífico puente entre varios mundos, facilitado por su histrionismo y su buen humor. Tras pasar su infancia en Pekín y su adolescencia en Wisconsin, regresó a China en la década pasada para hacer fortuna, se inició como muchos laowais dando clases de inglés y -en una época en la que era muy frecuente entre los extranjeros- comenzó a ser contratado para hacer pequeños papeles de extra en películas chinas siempre deseosas de contar con alguna cara exótica entre el reparto. En 2012 grabó el primero de los dos vídeos antes enlazados, «12 pequineses», que le catapultó a la fama, hasta el punto de que llegó a compartir estrellato en el biopic chino del baloncestista Stephon Marbury, del que ya se habló aquí en el pasado.

Pasado un tiempo, cuando me haga un poco más a la lengua de Voltaire (vecino ilustre del pueblo donde vivo, por cierto) intentaré indagar si en Francia hay algo parecido a Mike Sui, que me pueda enseñar las diferentes formas de hablar francés. Pero necesito eso, tiempo.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.