Mis vecinos del sótano

 

Hace unos días el diario El Mundo publicó un artículo sobre los chinos que viven bajo tierra, es decir, en los sótanos de muchas de las zonas residenciales en ciudades como Pekín. La situación es bien cierta: en casi todas las casas en las que he vivido he tenido vecinos así, habitando pequeñas habitaciones sin ventanas.

La casa en la que vivo desde hace poco más de dos años, sin embargo, es posiblemente el sitio donde más vecinos subterráneos de éstos he tenido. Vivo en un bloque enorme, de 12 portales iguales pegados unos a otros, y en el sótano estos portales están todos unidos por un mismo y largo pasillo que recorre tres pisos, en los que viven cientos de personas. Muchas veces me he pasado por allí para ver cómo viven, sobre todo cuando paseo a mi perra.

A raíz de la publicación del artículo de El Mundo, mi familia me pidió por Whatsapp si les podía mandar imágenes de mis vecinos subterráneos, y así me animé a algo que llevaba mucho tiempo queriendo hacer: un vídeo caserillo del sótano, para mostrarlo aquí.

Como habréis podido comprobar, el vídeo me salió muy borroso, así que decidí hacer otro minutos después, aunque el segundo me salió un poco oscuro y tuve que salir un poco por patas al ser sorprendido por una vecina, así que ninguno de los dos es mejor que el otro. En todo caso, os muestro a continuación el segundo, y entre ambos os podréis hacer una idea, aunque sea vaga, del lugar donde viven mis vecinos del sótano (piso -1 en el primer vídeo, piso -3 en el segundo).

Los que viven en estas condiciones no son vagabundos, sino gente de bajos ingresos, muchos de ellos inmigrantes de otras zonas del país: camareros, estudiantes universitarios, albañiles, parejas jóvenes con sus primeros trabajos… En mi bloque, por ejemplo, hay bastantes cocineros del restaurante Dadong, que está cerca de mi casa y es uno de los más pijos de la ciudad. Sé que son de allí porque en sus trajes de faena, que suelen llevar puestos a menudo, sale el logotipo del restaurante.

Estos vecinos bajo tierra son para los de mi bloque unos vecinos más, aunque generan un pequeño problema del que yo me quejo mucho para mis adentros, aunque poco arreglo tiene: el reparto de los ascensores. Al vivir tanta gente en los pisos subterráneos, el piso bajo, el que da acceso a la calle, es como si fuera un piso intermedio, y a veces llegar a él supone una pequeña pelea por llamar el ascensor entre los que vivimos sobre la superficie y bajo ella. Muchas veces llego tarde a trabajar o a otros sitios por culpa de esto, pero qué les vas a decir.

Hace años se escucharon en Pekín noticias de que iban a prohibir este tipo de vivienda por poco insalubres. Es posible que en los Juegos Olímpicos de 2008 mucha de esta gente fuera desahuciada, pero fue sólo temporalmente, y ya vuelven a ser muchos los que viven así.

A veces he hablado con otros españoles de este tipo de viviendas y, fíjate tú qué curioso, siempre se ha acabado desatando un acaloradísimo debate sobre ellas. Ello se debe a que yo a este tipo de vivienda, aunque dé toda la pena que queráis, le veo ciertas ventajas con respecto a la forma de vivir más habitual entre las comunidades pobres de otros países, que son los suburbios, los poblados chabolistas, los guetos en general.

Yo, por supuesto, desearía que no existiera la pobreza y que nadie tuviera que vivir en condiciones infrahumanas, es más que obvio. Pero si sólo tuviera oportunidad para elegir entre estas dos posibilidades, me quedo con la de los habitáculos subterráneos. De esta forma, las ciudades chinas no están tan exageradamente divididas en barrios ricos y pobres como las de otros países: aunque sí hay zonas residenciales para gente con dinero, tanto clase media como baja viven juntas. No hay lugares de las ciudades, como pasa por ejemplo en países de América, donde no se puede entrar porque sean más peligrosos que el resto. La gente pobre de ciudades como Pekín es vecina de gente no tan pobre, lo que le puede abrir la puerta a oportunidades de trabajo mejores. Y suele tener mejor acceso a los transportes públicos que alguien que vive en un alejado suburbio olvidado de Manila o Río de Janeiro, por poner dos ejemplos.

La gente que no está de acuerdo conmigo me dice -o más bien me grita, porque por lo que he visto causo bastante polémica- que pareciera que quiero dejar a la gente pobre bajo tierra, para que no se vean. Pues no sé, yo creo que los tengo más visibles, y más en mente, si están en el sótano que de vez en cuando visito, y no en un barrio de las afueras que nunca voy a ver… Pero bueno, estoy abierto a otras opiniones, que, como siempre, podéis dejar en los comentarios.

1 Comment

  1. Enviado por Adrián Martínez
    (Contacto Página)
    Yo estoy de acuerdo en que es mejor para todos que distintas clases sociales convivan en un mismo espacio, me parece mucho más saludable para ir erradicando de una vez la desigualdad de oportunidades. Desde luego me parece mejor que una ciudad con barrio rico, periferia marginal y kilómetros y kilómetros de clase media.
    Eso sí, las condiciones de habitabilidad en que están, si bien parecen ser mucho mejores que las que tienen gente de similares ingresos de otros países más “civilizados”, siguen siendo bastante precarias y tiene pinta que también insalubres. Me supongo que es un problema muy complicado y que no tiene solución a corto plazo, pero sería bueno para China empezar a plantearse solucionar los problemas y no esconderlos bajo la alfombra.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Quizá el principal problema sea la falta de ventilación, el único aspecto en que me parece peor vivir así que en unos suburbios de mala death… Está claro que es un asunto que hay que solucionar, eso desde luego, y que la solución no puede ser desalojarlos a todos, como se intentó hace unos años.

    ~~~
    Enviado por AlfonsoFR
    (Contacto Página)
    No solo ocurre en el subsuelo: yo tenía algunos viviendo en la azotea en mi piso de Shanghai. Circula por ahí un documental sobre las viviendas de los tejados en Hong-Kong: http://www.chinalati.com/video/once-upon-a-rooftop-real-stories-category-pbs-online-film
    Comparto lo del ascensor, aunque se debía sobre todo a que habían infraestimado la capacidad al diseñar el edificio (en España se suele sobreestiamr por temas políticos).
    No sé si conoceréis una serie china de TV llamada “Con la casa a cuestas” (蜗居) que fue censurada: a mí me atrapó (anda con subtítulos por youtube, creo) y merece mucho la pena verla https://en.wikipedia.org/wiki/Dwelling_Narrowness
    Todo tiene ventajas e inconvenientes así que no me decantaría por ninguno de las opciones del debate. Las favelas brasileñas también están a pocos minutos de zonas opulentas. Los chinos tienen una habilidad especial para aprovechar al máximo los entresijos del sistema, eso es cierto. Quizá esto se debe a la superpoblación.

    ~~~
    Enviado por jco
    (Contacto Página)
    Efectivamente, en la azotea de mi edificio tambien hay estas viviendas improvisadas. el problema es que por lo visto una vez una de ellas provoco un pequeño incendio que afectó al resto del edificio, así que os podéis imaginar el jaleo que hubo…

    ~~~
    Enviado por javier
    (Contacto Página)
    Mientras el gobierno chino gasta billones en construir modernísimos museos, parques empresariales, etc, diseñados por el “Prizker” de turno, es incapaz de desarrollar un programa de vivienda de protección oficial con el que dotar de alojamiento digno a millones de personas. Una vez más queda demostrado que tienen lo peor del comunismo y lo peor del capitalismo.

    Sólo Prochinochano puede ver ventajas en unos agujeros infectos, sin luz, ni ventilación. Para ello lo compara con los slums de otras ciudades alegando que así no están tan marginados en la periferia, ja ja ja. Hace un par de meses estuve en Manila y fui al cementerio de Makati donde viven cientos de familias. Makati es la zona más cara y exclusiva de Manila, pero eso no afecta absolutamente en nada a la integración de los que infraviven entre los muertos.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    AlfonsoFR: no me hagas hablar del ascensor porque no termino… En mi edificio es la locura: tenemos dos, pero en horas punta sólo tienen uno encendido. El resto del día tienen los dos en funcionamiento. ¿Qué lógica es ésa? Cualquiera sabe.

    Jco: pues mira, vivir en la azotea resuelve el problema de la mala ventilación que muchos sufren en los sótanos… ¡Algo se va mejorando! Aunque desgraciadamente lo más habitual, al menos en Pekín, es la vida en el sótano.

    ~~~
    Enviado por Inconexo
    (Contacto Página)
    Es deplorable que los pobres tengan que vivir bajo tierra.

    Pero teniendo que elegir, como dice CHCH, me quedo con esta opción. El problema de la marginalización no es sólo filosófico-estético de los pobres por un lado y los ricos por otro. En los barrios marginales las personas que viven allí tienen muchas menos oportunidades. Suelen ser barrios que se ven dominados por la criminalidad, dejando a las personas que quieren vivir honradamente muy poquitas posibilidades. El crimen se contempla a veces como la única salida prometedora, creando un círculo vicioso que mantienen a los pobres marginados para siempre.

    Creo que al menos los que viven en sótanos pueden caminar por la calle con tranquilidad y criar a sus hijos en unas condiciones deplorables, pero al menos no tan peligrosas. Y esos hijos tienen un poco más de oportunidades de progresar.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Un caso más dramático si cabe es el de Ulan Bator, la capital de la vecina Mongolia, donde miles de personas, muchas de ellas niños abandonados, viven en las alcantarillas (especialmente en invierno, porque en Mongolia los inviernos no son ninguna broma).

    http://www.chinasmack.com/2010/pictures/mongolian-homeless-living-underground-in-sewers.html

    No creo que sea comparable el caso al de China, se trata de una situación más extrema y más terrible, pero como también se trata de habitantes subterráneos, creo que valía la pena comentarlo.

    ~~~
    Enviado por jco
    (Contacto Página)
    Hay una cosa que llama la atención en Pekín, y es que en muchos lugares públicos vas a ver a gente de vez en cuando a gente muy pobre y no pasa nada. Nadie se rasga las vestiduras. En cambio, en España ya estamos viendo cómo se anuncian políticas para “limpiar a los sin techo de la calle”… supongo que esto es lo mejor del capitalismo, y lo tenemos en casa.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    De todos modos en China a veces también pueden ser crueles con los vagabundos… Me vienen a la cabeza recientes noticias sobre aceras en las que han puesto mosaicos con pinchos y otras barbaridades para que los vagabundos no puedan dormir allí…

    http://www.dailymail.co.uk/news/article-2168175/Are-lethal-concrete-spikes-stop-beggars-sleeping-city-bridges-REALLY-Chinas-best-option-stop-homeless-problem.html

    ~~~
    Enviado por javier
    (Contacto Página)
    @jco El problema es ese, que en el país con el segundo PIB más alto del mundo nadie se rasgue las vestiduras porque ese tipo de cosas pasen. Si tienes la mala suerte de nacer en Filipinas o en Mongolia, pues mala suerte, pero en China, que además se autoproclama comunista, no se debería permitir con tanta normalidad que millones de personas vivan en condiciones no aptas ni para los animales (eso sí, en los mejores barrios, para que estén más integraditos todos).

    En cuanto a limpiar las calles de pobres, creo que China es el perfecto ejemplo de cómo hacerlo, siempre y cuando haya olimpiadas claro, si no, da un poco igual porque tampoco hay excesivos turistas extranjeros y los que hay están sólo por zonas muy concretas.

    ~~~
    Enviado por Mar
    (Contacto Página)
    Que coincidencia, este asunto se trata en la obra de teatro que está en Madrid: El Sr. Ye ama los dragones. Copio el enlace en casilla URL.
    Enhorabuena por tu blog.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    El otro día oí en el programa “La Sala” de RNE un reportaje sobre esa obra. Seguro que mola.

    ~~~
    Enviado por h
    (Contacto Página)
    Aquí en España también han vivido en subterráneos y ni siquiera se ha hablado de ello. Además sin existir, personas que no existen porque no les dan derecho a legalizarse, y viven durante años escondidos, trabajando en clandestinidad, durmiendo en el mismo sitio que trabajan y comen. En Madrid, París, y otras capitales europeas. pero como no existe, no tiene importancia, además no son muchos, así que importan menos. En nuestro país estas cosas no existen, y si existen no se reconoce. siempre reconforta más ver la paja del ojo ajeno y tapar la viga del nuestro.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    De hecho, yo estuve una vez así de cerca (imaginaos mi mano uniendo el pulgar y el índice) de alquilar una casa en un semisótano de la Plaza de España, hace la tira de años. Menos mal que mi entonces compañera de piso tuvo la sensatez de decir que ni de coña…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.