Momias muy al este de Egipto

Me sorprendió mucho enterarme este fin de semana de que la tercera parte de La Momia (o The Mummy, para los murcianos que me estén leyendo) se está rodando en China. Lo normal es que las películas momificadas se desarrollen en Egipto, pero en esta ocasión Brendan Fraser se enfrentará a malos envueltos en papel higiénico muy alejados del Nilo.

La momia mala -al parecer, de un emperador de la dinastía Han- será el pobre actor al que siempre le toca hacer de chino malo: Jet Li (cuando en Hollywood necesitan un chino bueno, acuden a Jackie Chan). La bruja que maldijo al emperador y lo convirtió en momia viviente es otra china -malasia, en realidad- que también aparece mucho en las películas de acción: Michelle Yeoh.

De todos modos, tampoco es tan descabellado que una película sobre momias tenga a China como ambientación. Puede resultar, sí. A China no le falta de nada para ello: tiene por ejemplo pirámides (aunque mucho más pequeñas que las egipcias) en una zona casi desértica en la región de Ningxia, en el noroeste chino.

En realidad no tenían este aspecto originalmente, estaban recubiertas de paredes y tejados de madera, pero al pudrirse ésta, se quedaron así.

Por otro lado, China también tiene muchas momias. Una de las más espectaculares se puede ver en un museo, en la ciudad de Changsha (aunque estos días mejor no ir allí, que es la zona más afectada por las nevadas). La momia pertenece a una noble, la marquesa de Dai, que vivió hace más de 2.000 años. Ésta es más o menos la imagen que tenía en esa época…

Y en este enlace podéis ver la momia en que se ha convertido (ADVERTENCIA: tened cuidado, la imagen es un poco desagradable). En el enlace se cuenta también bastante sobre la historia de esta momia.

Yo vi a la embalsamada marquesa cuando estuve en Changsha, y me quedé impresionado con ella, porque además el museo está montado para que hasta el final no la veas (antes te enseñan los objetos funerarios, los ataúdes, imágenes de la marquesa en vida, etc). El efecto de ver la momia al final de todo, con ese aspecto aterrador, es apabullante. Y encima… ¡aún tiene pelo!

La momia de la marquesa Dai no es la única de China. Hay muchas otras, entre ellas la famosa momia que «fumaba marihuana», una de las noticias sobre este país que mejor se publicó en los periódicos en español cuando apareció el misterio, hace cosa de un año.

Por cierto, que a muchos nobles y reyes chinos, cuando se morían, les ponían un traje hecho de tablillas de jade, muy bonito pero también inquietante (lo podéis ver en numerosos museos chinos).

Además de pirámides y momias, no faltan los misterios en torno a los enterramientos y los rumores sobre maldiciones en esos lugares. Aquí ya me estoy metiendo en terreno Iker Jiménez… Uno de los grandes misterios en torno a las sepulturas chinas es el lugar donde está enterrado el Primer Emperador, Qin Shihuang (el de los Guerreros de Terracota). Se supone que está bajo esta colina, que originalmente era su mausoleo…

Pero los arqueólogos no se atreven a entrar en ella, porque dicen que, cuando lo hagan, la momia del emperador y todo lo que haya en la cámara funeraria se desintegrarán al contacto con el aire exterior.

Bueno, eso es lo que dicen, pero seguro que Iker piensa que los expertos temen que sobre ellos recaiga la maldición imperial. Maldición como la que La Momia III nos contará el verano que viene en las pantallas de los mejores cines palomiteros.

1 Comment

  1. Enviado por Clara
    (Contacto Página)
    Doy fe del aspecto aterrador que ofrece la Marquesa de Dai en el museo de Changsha. Personalmente me impresionó. Efectivamente verla al final es un golpe de efecto sobrecogedor. Es un museo interesante. Me llamó mucho la atención ver las vísceras y órganos en tarritos de cristal, parecen pequeños trozos de madera, perfectamente conservados, tanto que hay un intestino en el que se puede ver claramente su extensión, sinuosidades …
    Por otro lado es interesante el «protocolo funerario» de la época. Me gustó aunque a primera vista pueda parecer … un poquillo escatológico.
    Saluditos, Clara.

    ~~~
    Enviado por Yun
    (Contacto Página)
    Los textos antiguos describen la tumba como algo digno de los Dioses, con ríos artificiales de mercurios liquido para simular el agua, el techo de la bóveda cubierto de gemas para que brillen como estrellas, etc.

    Leí un reportaje que enviaron un mini-robot hace algún tiempo, pero no hay fotografía ninguna, lo que me hace pensar de la veracidad de todo el tema, incluso si realmente existe la tumba. Una teoría es que los guerreros de terracota estaban pintados de colores llamativos (principalmente rojo y amarillo) y cuando los desenterraron, al entrar en contacto con el oxigeno del aire, los colores desaparecieron en un corto periodo de tiempo, quedando el aspecto marrón-verde oscuro que tienen ahora. Se temen que ocurra algo similar si abren la tumba del emperador.

    ~~~
    Enviado por brujilda
    (Contacto Página)
    En China nos explicaron que consideraban que aún no tenían suficiente tecnología ni medios materiales para intentar una aventura de semejante envergadura, si bien es verdad que tampoco saben qué demonios van a encontrarse. Por algún lado leí que el resultado de los análisis da unos índices de mercurio alarmantes en la zona, lo que avala lo de los ríos artificiales. Sea lo que sea que encuentren, creo que no lo verán mis ojos, porque al paso que van con los guerreros (pincelito va, armar puzzle viene, no puede ser de otra forma) como para imaginarse lo que puede ser la tumba del angelito de Qin Shi Huang.
    A quien le interese el tema, sin ser riguroso y con ánimo de pasarse un ratillo de aventuras sin más, podéis leer «Todo bajo el cielo» de Matilde Asensi.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    si, lo del robot también me suena haberlo oído. La tumba tiene que existir seguro, lo único que a lo mejor fue saqueada hace siglos, o destrozada por la dinastía posterior, enemiga de Qin Shihuang.

    Lo de que los guerreros perdieron el color de inmediato es completamente cierto, y la razón que dan los científicos para no buscar el resto del ejército, ya que en realidad es mucho mayor del que se puede ver en Xian.

    ~~~
    Enviado por Daniel
    (Contacto Página)
    No entiendo eso de ‘The mummy’ para los murcianos…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    un chiste malo-homenaje a Martes y Trece. En uno de sus célebres sketches, el de las dos chicas anunciando la programación televisiva, Josema Yuste se pone a hablar en inglés macarrónico y acaba diciendo «por si hay alguien de Murcia». Desde entonces, hablar en inglés y acabar diciendo «por si hay alguien de Murcia» se convirtió en un clásico de ellos y de los que en los 80 y 90 chupamos más tele.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.