Mundial vecino, Mundial huérfano

Continúo la semana rrrrusa de Chinochano hablando del Mundial 2018, que comienza hoy en Moscú con todos los equipos a punto excepto uno que destituyó a su seleccionador justo ayer. Ya sabéis de quién os hablo, ¿verdad? Sé que si eres del Real Madrid hay una alta posibilidad de que justifiques lo que han hecho Florentino y Lopetegui, pero vamos, lo de esta pareja será recordado con infinito rencor por los que seguimos con pasión la Roja, entre los que me encuentro. Desearé fervientemente que el Madrid pierda todos y cada uno de los encuentros de la próxima temporada.

Pero bueno, dejemos la selección española aparte, que no quiero que me salga una úlcera. Rusia 2018 es, desde un punto de vista chino, el primer Mundial que se celebra en un país vecino: no es que los estadios estén cerca, pero técnicamente hablando los chinos sólo deben cruzar una frontera para ver los partidos, así que la afición china será una de las más numerosas en tierras rusas, pese a que su combinado, oh sorpresa, no esté clasificado para el torneo. Hay incluso algunos partidos que se disputarán en territorio asiático, ya que una de las sedes del Mundial, Yekaterimburgo, está ligeramente al este de los Urales, que suelen ser considerados de facto la “frontera” entre la Rusia europea y la asiática.

Observando desde Pekín, lo que más llama la atención de este Mundial es que hay una presencia de la liga china bastante notable. En las selecciones que van a participar hay nueve jugadores que militan en equipos chinos. Y no sólo es el número sino el nivel, ya que algunos de ellos juegan en países favoritos al título como Brasil, Argentina, Bélgica o Portugal. Tiro de mi colección Panini, que por primera vez en mucho tiempo he completado antes de que empiece el torneo:

-Axel Witsel (Bélgica, Tianjin Quanjian)
-John Obi Mikel (Nigeria, Tianjin TEDA)
-Dusko Tosic (Serbia, Guangzhou R&F)
-Kim Youngwon (Corea del Sur, Guangzhou Evergrande)
-Javier Mascherano (Argentina, Hebei China Fortune)
-Odion Ighalo (Nigeria, Changchun Yatai)
-Renato Augusto (Brasil, Beijing Guoan)
-Yannick Carrasco (Bélgica, Dalian Yifang)
-José Fonte (Portugal, Dalian Yifang)

Con nueve jugadores, este Mundial es el que más presencia de la Liga china va a tener, exceptuando claro está el de Corea y Japón 2002, en el que al haber participado la selección de China hubo más de 20 representantes. Y merece la pena recordar que el primer jugador de la liga china que fue a un Mundial es el paraguayo Jorge Luis Campos, parte de aquel equipo que a España se le atragantó en Francia 1998. Campos estaba en aquel entones en el Beijing Guoan.

Con o sin caos en la selección española, yo pienso seguir el torneo con la habitual mezcla de trasnoche y visionado de encuentros en diferido que suele ser normal cuando ves un Mundial o Eurocopa desde China. En las porras en las que he participado he previsto dos finales distintas: una entre Francia y Argentina, con victoria para los galos, y otra entre Brasil y Alemania, donde el triunfo se lo llevarían los cariocas repitiendo el esquema de 2002. Espero equivocarme en los dos casos.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.