Niños, adultos e indultos

Esta semana la principal noticia en China será seguramente el anuncio de que se va a permitir a las familias del país tener tres hijos, después de que entre 1980 y 2015 se permitiera uno solo (aunque había muchas excepciones) y entre 2015 y 2020 se permitieran dos. Al actual ritmo de cambios en la política del hijo dúo trío único, en un par de años me da que ya se va a permitir a todas las familias chinas que sean como los Trapp, si quieren.

Ahora el problema es que muchas parejas jóvenes chinas no quieren tener carísimos hijos.

Mientras estos cambios ocurrían en China, en España de lo que se ha hablado mucho, sin que tenga nada que ver con lo anterior, es de indultos, pues crecen al parecer las posibilidades de que el Gobierno indulte a los políticos catalanes condenados por los de sobra conocidos sucesos de septiembre y octubre de 2017. No voy a comentar demasiado sobre el embolao que hay en España con todo este asunto, pero el regreso de la polémica me llevó a preguntarme si en China se conceden también indultos, y os voy a contar las respuestas que a esa pregunta encontré en internet.

Xi Jinping firmando indultos en 2015.

La ley china permite que el máximo líder del país (actualmente el presidente de la República Popular) conceda indultos, con los que un reo es puesto en libertad aunque haya sido culpable de un delito. Sólo dos líderes comunistas chinos han ejercido este derecho a indultar, curiosamente los que más poder se cree que han ostentado durante su mandato: Mao Zedong y Xi Jinping. Durante 40 años, entre 1975 y 2015, no hubo ni un sólo indulto en el país, lo que significa que ni Deng Xiaoping, ni Jiang Zemin, ni Hu Jintao concedieron esta gracia a ningún condenado.

Logotipo del Tribunal Popular Supremo, la máxima instancia judicial en China. Dato importante: al mover la página en la pantalla verás vibrar las espigas.

Mao sólo concedió indultos en siete ocasiones, y Xi aún menos, por ahora en dos (2015 y 2019), aunque su perdón presidencial se aplicó a un gran número de personas: más de 31.000 en 2015 (los indultos se concedieron para conmemorar los 70 años de la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial) y casi 16.000 en 2019, con el fin de celebrar otra vez 70 años, en esta ocasión de la fundación de la República Popular. Me da a mí que este año podría haber otra gran ronda de indultos, con el fin de recordar el centenario del Partido Comunista de China.

Los primeros indultos de Mao (también un buen número, más de 12.000) se dictaron en 1959 y también para celebrar un aniversario de la fundación de la República Popular, el décimo. Entre los indultados aquel año estuvo uno muy famoso, el del Último Emperador Pu Yi, quien llevaba nueve años encarcelado en una prisión junto a criminales de guerra japoneses.

Los otros indultados por Mao fueron en su mayoría prisioneros de las muchas guerras que había librado el país en décadas previas. Los perdonados por Xi tenían un background diverso, pero fueron en muchos casos condenados que se consideró habían «compensado» su delito defendiendo a China en antiguas guerras, como la civil contra el Kuomintang (1945-49) o la chino-japonesa (1937-45). Ego vos absolvo.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.