No Haikou mo el calor
del amor en un bar

En un post de hace ya unos días os conté que viajé en un vuelo marcado por el número 4 a la isla de Hainan, con el fin de cubrir para el trabajo el Foro de Boao, el «Davos de Asia».

Gracias a la pésima logística de los organizadores, me recorrí buen trecho de la isla para hacer ese trabajo, porque la recepción a los periodistas estaba en Haikou, la capital de la isla, mientras que los hoteles para los reporteros estaban en Qionghai, una ciudad a una hora de viaje. En cambio, el foro de Boao estaba, claro, en Boao, a media hora de Qionghai, y para rematar la jugada, las reuniones de presidentes varios eran en Sanya, a una hora de Qionghai y Boao y a dos horas de Haikou. Os lo enseño en un mapa -tened en cuenta de que Haikou es un poco más grande que Cataluña- para que veáis lo que me hicieron patear los merluzos de la organización.

Tras semejantes palizas, me extrañó que los baños para los reporteros no los colocaran en una ciudad diferente, para así completar el paseíllo por Hainan y que nos la conociéramos entera…

En fin, no pasa nada (por cierto, si os fijáis en los mapas hay una ciudad hainanesa llamada Nada, a la que, sorprendentemente, no me hicieron viajar los de la organización). Es igual, así recordé un poco algunos de los lugares que visité en mi anterior viaje a la isla, hace cuatro años, y conocí unos nuevos, como la capital hainanesa, Haikou, a la que dedico con cariño este post, porque sin ser una ciudad monumental tiene sus pequeños encantos.

Haikou, aparte de estar sembrada de cocoteros y palmeras (o de palmeras cocoteras, que uno no sabe bien de herboristería tropical) tiene una especie de casco antiguo, o los restos de él, cuando la ciudad era una localidad tropical dormida con unos cuantos consulados extranjeros y alguna que otra plantación. La mayoría de los edificios de aquella vieja época están hechos unos zorros, pero albergan cierta gracia que ya he oído en varias veces comparar con La Habana y otras ciudades caribeñas con mansiones descascarilladas:

A mí, como no he estado en el Caribe, a lo que me recordó fue a las casas de estilo europeo de la provincia de Cantón, las de aquellos pueblos que hace dos años visité en Kaiping. Cantón está al lado de Hainan, y ambos sitios parecen compartir señas culturales. Además los dos lugares son desde el siglo pasado origen de muchos emigrantes chinos al exterior, de ahí ese estilo occidental, traído por los emigrantes retornados de América, Europa o el Sureste Asiático.

Junto a las casas enmohecidas que os he mostrado, Haikou acaba de remodelar una calle inspirada en las antiguas casas «coloniales» de la ciudad, aunque lo han hecho al estilo habitual en China: es decir, en lugar de restaurar casas existentes, tirarlas y construir unas más o menos similares a las que había en el pasado (como pasó con la calle Qianmen en Pekín). Esto es lo que les ha salido, y bueno, es una calle agradable que con el tiempo, cuando deje de oler a nuevo, ganará en autenticidad:

Como en el comentado caso de la calle pequinesa de Qianmen, hay que admitir que esta histórica calle de Haikou, llamada Zhongshan Lu, había perdido ya mucho de su patrimonio en las pasadas décadas, y no era fácil recuperar el estilo clásico si no era derribando y rehaciendo. He encontrado algunas fotos de cómo estaba en los últimos años la calle, y no parecía gran cosa:

La calle remozada de Haikou actualmente tiene una diferencia respecto a otras calles «recreadas» que en los últimos años se han puesto de moda en las ciudades chinas: como se acaba de inaugurar hace apenas un par de meses, casi no hay tiendas, restaurantes o McDonalds. La calle es un remanso de paz, y lo único que puede hacer uno en ella es o bien tomarse un coco en una tiendecilla que hace honor al apodo de la ciudad (Coconut City)…

… o tomarse un café en la única cafetería de la calle, posiblemente el café más barato que me he tomado en China, y seguramente hecho con café que se cultiva en la propia isla.

Cuando estaba en la cafetería, me abordó un señor que decía ser el promotor de la calle, y me dijo que estaba muy interesado en que extranjeros abrieran establecimientos en ella, para promocionarla. Me dijo precios de alquileres infinitamente más baratos que en Pekín. ¿No os interesaría a nadie abrir un negocio en una ciudad tropical? Es más, ¿no es el sueño de vuestra vida? Todo sea dicho, Haikou no tiene mucha playa, pero vamos, está a tiro de piedra de muchas…

Termino el post con fotos de otros dos lugares destacados de Haikou, la Torre de la Campana y la Tumba de Hai Rui (que parece una copia verdosa del Templo del Cielo)…

…y también con imágenes de un espléndido geoparque que hay en las afueras de la ciudad, donde uno puede caminar por el cráter de un volcán, meterse dentro de él (lleva apagado milenios, por si hay que aclararlo), visitar cuevas que creó la lava y admirar tranquilos pueblos cuyos sillares también son lava enfriada (basalto). Todo ello envuelto en un verdor difícilmente disfrutable en otras partes de China. Por si todavía no os he convencido de lo del bar…

1 Comment

  1. Enviado por victor
    (Contacto Página)
    Muy interesante su artículo, bonitas fotos y descripción. Haikou es una ciudad que tuve la oportunidad de visitar y disfrutar.
    gracias y un saludo.

    ~~~
    Enviado por Elenuchi4
    (Contacto Página)
    A veces me das mucha envidia. Me.he puesto una de tus fotos como fondo de pantalla del movil. 🙂 . Me encanta el toque verdor. Las cenizss de los volcanes tienen muchos nutrientes y contando con la humedad no me extrana tanto verde

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Sí, era muy curioso el microclima creado allí, con tanto helecho… y además estaba lloviendo pero dentro del cráter no te mojabas.

    ~~~
    Enviado por Clara y Mariví
    (Contacto Página)
    Hola soy una niña de 8 años adoptada de China en concreto de Yangdong. Mi madre me ha enseñado este blog y te agradecemos la información que nos das. A mi me han gustado mucho los edificios nuevos y los bonitos paisajes.

    ~~~
    Enviado por Diego Iván
    (Contacto Página)
    Tal vez seré el único, pero prefiero el aspecto de las edificaciones coloniales así todas desvencijadas. Me horroriza ver cuando las reconstruyen y parecen salidas del «progre» de Macao.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Clara y Marivi: Yangdong también tiene pinta de ser muy bonito, como todos los pueblos de Cantón… ¡Os adgradezo la visita!

    Diego Iván: yo también, lo malo es que llega un día en que las casas desvencijadas se caen… La conservación es un asunto espinoso y difícil de resolver, en Europa creó muchísimas discusiones durante los últimos siglos, entre partidarios de «todo rehecho» a «sólo una parte». En China en general lo rehacen, con resultados no siempre apetecibles.

    ~~~
    Enviado por Javier Moreno Carnero
    (Contacto Página)
    Si llega a oidos al promotor ese la buena campaña que le has hecho igual el que terminas contratado y viviendo alli como un rey eres tu 🙂 Hay tantos lugares sensacionales para vivir….lástima que la vida sea solo una.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    así de altruista/tonto soy, que le hago la publicidad gatis… si la próxima vez que vaya veo un bar español allí, me sentiré cómplice.

    ~~~
    Enviado por Divine Developer
    (Contacto Página)
    las photos son maravillosas.. me gustan mucho! quiero mas! saludos…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.