No more bets

Como anuncié en el episodio anterior, hoy voy a hablar de los casinos de Macao, que son seguramente la principal razón de que la gente vaya a esa ciudad, más que la herencia portuguesa, los pasteles de nata o el bacalhau de los que se habló en la última entrada.

Se oye por ahí que Macao mueve más dinero en el juego que Las Vegas, aunque la verdad es que no sé si es cierto o es sólo una coletilla periodística. Macao tiene ya muchos casinos (más de 30), pero creo que la ciudad de Nevada tiene bastantes más, así que no estoy seguro, en cualquier caso Macao es la ciudad del juego de Asia por excelencia.

Por lo que se ve, muchos de los jugadores en los casinos de Macao son de Hong Kong, ciudad que está a menos de una hora de ferry y donde el juego no está permitido, como en el resto de China. También debe haber bastantes chinos de la vecina provincia de Cantón, pero creo que el gran contingente es de hongkoneses, que tienen más fácil entrar en Macao que el resto de chinos (entre Macao y China hay una frontera con aduana y donde hay que presentar pasaporte, igual que entre Hong Kong y China, mientras que entre Hong Kong y Macao la entrada es bastante libre).

Una de las pistas que permite deducir que la mayoría de los jugadores de los casinos son hongkoneses es que en los casinos sólo se puede pagar con dólares de Hong Kong, mientras que no se aceptan las patacas (moneda local de Macao). Es como si en Las Vegas no se aceptaran dólares, pero bueno, allá los casinos macaenses con sus rarezas. Es posible, teorizo yo sin tener ni repajolera, que se haga para frenar un poco el que los propios macaenses jueguen en los casinos (para evitar el riesgo de ludopatía que entraña tener el casino al lado).

Sobre los hábitos de juego de los que van a los casinos de Macao, se puede decir que existe una gran afición al bacarrá, un juego que no sé muy bien cómo es pero que por lo visto se parece al siete y medio, o al blackjack. Tras pasar por varios casinos, vi que aproximadamente el 80 por ciento de todos los juegos que hay son mesas para el bacarrá, lo cuál dice bastante de la pasión de los chinos/hongkoneses/macaenses por este juego. No sé exactamente la razón, pero he oído decir que es el juego de casino donde el jugador tiene más probabilidades de ganar frente a la banca, así que tal vez sea eso. Además, es un juego bastante sencillo.

También hay juegos tradicionales de los casinos de todo el mundo, como la ruleta, el blackjack o el poker Texas hold’em, un juego que aprendí a jugar en Macao -no sé si hice bien- y que me hizo sentir como Paul Newman, o Robert Redford, o los dos juntos, en un tugurio de mafiosos. Las maquinitas de las monedas, que tanto gustan a los chinos que viven en España, estaban, sorprendentemente, bastante vacías.

Los casinos de Macao, como los de Las Vegas, son edificios horteras, decadentes, abiertos las 24 horas y sin ventanas (para que la gente no sepa si es de noche o de día y pierdan la noción del tiempo mientras juegan y juegan). Quizá la gran diferencia entre los de Vegas, por lo que me dijo el amigo que me acompañó en el viaje (y que ha estado en los dos sitios) es que en los casinos de Nevada la bebida es gratis, mientras que en Macao hay que apoquinar.

El más famoso de los casinos macaenses actualmente es el Venetian, copia del casino homónimo que hay en Las Vegas. Para haceros una idea de cómo es el Venetian, imaginaos que un día el Vaticano se vuelve loco y monta un casino en la Basílica de San Pedro: creo que les saldría algo similar a esta barbaridad, el casino más grande de Macao, que además es un hotel de 3.000 habitaciones.

La inmensa sala de juego, infinita y probablemente decorada por un multimillonario ruso loco y borracho, es bastante espectacular, pero lo es más todavía el segundo piso, en el que se ha reproducido, con mucha fidelidad y más cartón piedra, la ciudad de Venecia, con sus canales, sus góndolas, su torre del reloj… El techo imita al cielo azul, lo que da al lugar la atmósfera interior más rara que se ha podido concebir nunca.

Otro popular casino de Macao es el Lisboa, que era el principal de la ciudad hace apenas 10 años, cuando el juego era todavía monopolio del gobierno local y todavía no habían entrado los inversores de Las Vegas. No se muy bien por qué, pero los juegos que hay en este casino son diferentes a los de los otros, y bastante extraños, igual son juegos de azar tradicionales chinos. En su interior se encuentra uno de los 100 mejores restaurantes del mundo, según la lista que este año ha destronado a El Bulli al segundo puesto.

Y frente al anterior se encuentra el Grand Casino Lisboa. La familia Ho, magnates de Macao que poseían el Casino Lisboa, decidió no quedarse atrás cuando los casinos de Las Vegas comenzaron a abrir sucursales en Macao, y se montó un altísimo casino-rascacielos con forma de… ¿piña? ¿cebolla?

Este casino es en el único en el que puedo decir que gané algo, ya que acerté cuatro veces seguidas el número de la ruleta, pero mis ganancias no fueron adecuadamente reinvertidas y se quedaron en una simple anécdota.

Otro casino conocido de Macao es el Sands, también sucursal de uno homónimo de Las Vegas y del que me llamó la atención la gigantesca lámpara de cristal que hay en su interior. Pobre el que la tenga que limpiar…

Y no conviene olvidarse del MGM, otra marca de Las Vegas aterrizada en Macao, en el que por la noche hay conciertos de grupos filipinos.

También hay un casino igualito que el Cubo de Agua de Pekín, aunque en éste no entré y sólo hice una fugaz foto de sus paredes desde el taxi… Ya me largaba de Macao, la ciudad del vicio.

1 Comment

  1. Enviado por Dani
    (Contacto Página)
    ya que nombras a la familia Ho, una pequeña mención a la hija, cantante y actriz hongkie, Jossie Ho (la cual por cierto ha engordado últimamente, con lo rebuena que estaba ejem)

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Hace años, cuando en España estaban prohibidos los casinos, uno de los que solian vistar los españoles era el Casino de Estoril, que está muy cerca de Lisboa,y en aquella epóca, antes de la «Revolución de los Claveles», los funcionarios portugueses también tenían prohibida la entrada.

    Creo que una de las manias de las dictaduras es preocuparse excesivamente por la moral de sus ciudadanos.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    No me parece muy buena la Jossie, pero bueno, yo el braguetazo lo firmaba ya.

    ~~~
    Enviado por Pablo
    (Contacto Página)
    Lo que escuché el otro día en mi escuela de negocios es que en Macao se mueve aprox tanto dinero como en Vegas, pero que la fuente es totalmente diferente. Mientras que en Vegas la mayoría viene del turismo en masa, que gasta poca cantidad cada vez (tragaperras, apuestas bajas…), en Macao casi todo viene del jugador VIP. Además, según comentaban, el jugador VIP en realidad da menos beneficio (en porcentaje) que el jugador normal.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Ayer vi «Resacón en Las Vegas». Peliculooooooooon

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.