Olvidado mirador

Los que viváis en Pekín habréis visto alguna vez, seguramente de lejos, esta extraña estructura que se alza al norte de la zona olímpica, normalmente envuelta en bruma porque está algo lejos:

La estructura en cuestión se llama Torre Olímpica (Aoyun Ta) y es un mirador que se construyó hace cosa de cinco años, mucho después de terminadas las Olimpiadas de Pekín. No sé muy bien por qué, quizá porque está un poco a desmano, pero este reclamo turístico está un poco olvidado.

Hace unos meses -el día en el que fui a recoger a la zona olímpica el dorsal para correr la maratón- hacía un día espléndido, tenía toda la tarde libre, y decidí ante ello acercarme a esa torre y subirla, eso sí, si se podía, porque ni siquiera sabía si estaba abierta. Allí que me acerqué, y aunque era fin de semana y, como digo, el día era fantástico, el monumento estaba tan vacío que dudé incluso de si estaba abierto al público. Pero sí, lo estaba, y subí. Tuve que pagar 200 yuanazos por ello, una de las razones que pueden explicar su escaso éxito, pero una vez arriba pude disfrutar de una gran vista de Pekín.

Su forma simboliza los cinco anillos olímpicos,  aunque como no la sobrevueles en helicóptero no lo verás bien.

Vestíbulo de la torre, en estilo dórico bestia.

Si estáis en Pekín y os apetece algún día subir a esta torre, la parada de metro más cercana es la que se llama “South of Olympic Park”, en la línea 8. El precio es algo elevado, cierto, pero bueno, rascacielos y miradores suelen tener estos niveles en sus entradas. Me dio un poco de pena su escaso éxito por ahora, así que os animo a que vayáis, os aseguro que no tendréis que hacer esas colas que suelen sufrirse en los rascacielos de lugares como Shanghai o Nueva York.

POST DATA: Otro lugar muy bueno para vistas en Pekín, y más céntrico, es la última planta del rascacielos de Guomao donde está el Hotel Park Hyatt (y el famoso club Xiu). Allí se supone que no hay que pagar nada, pero al ser una cafetería queda bien tomar algo y sentarse en una mesa a disfrutar del paisaje (en esos sitios ya sabéis, 100 yuanes o así una birria de café). También me pasé por ahí en esos días de inicio de otoño, y volví a disfrutar de grandes vistas.

1 Comment

  1. Enviado por Marta
    (Contacto Página)
    ¡Me apunto lo de la cafetería de Guomao! En Shanghai hago lo mismo, nunca he ido al mirador, siempre voy al bar que hay en la planta 91 del abrebotellas.

    Beijing en los días azules es increíble. Y cómo echo de menos la calefacción, jaja.

    ~~~
    Enviado por Adrián Martínez
    (Contacto Página)
    ¡Qué limpito el cielo! ¿no? Me estoy empezando a acostumbrar a esas fotos azules. Supongo que los pekineses y vuestros pulmones lo agradeceréis.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Marta: sí, Shanghái es precioso… en primavera y en otoño.

    Adrián: no te creas que estamos mucho mejor, lo que pasa es que los días de cielos azules mola más hacer fotos y publicarlas… En todo caso quizá sí que ha mejorado la cosa con respecto a 2013, que dicen que fue el peor año y se empezaron a tomar medidas contra el smog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.