Palomitas y Yimou

El pasado fin de semana fui a ver la película china The Great Wall (La Gran Muralla, según Google Translator), que llega con mucho morbo por bastantes razones:

– Es la última película de Zhang Yimou, el más famoso director chino, y sus filmes dan mucho que hablar, ya sea en alabanzas o en críticas (un poco como lo que ocurre en España con Pedro Almodóvar). Zhang Yimou intenta explorar siempre nuevas cosas con cada peli que hace, y esta vez su experimentación llega por el hecho de que por primera vez realiza un film en el que el idioma principal es el inglés (aunque también haya algo de diálogo en chino).

– Es la más cara de la historia del cine chino, con un presupuesto de 150 millones de dólares (las pelis más caras de Hollywood han llegado a costar más del doble que eso, pero para China no está mal).

– Está protagonizada por Matt Damon, lo que ha traido cierta cola desde que se mostraran los primeros trailers del film, ya que hubo gente que se quejó de que en la película -que cuenta una historia ambientada en la antigua China pero mezclada con elementos fantásticos- se había metido una estrella de Hollywood con calzador.

– Es la primera coproducción chino-estadounidense de Legendary, una productora de Hollywood de las de toda la vida pero que desde este año es propiedad de Wang Jianlin, uno de los hombres más ricos de China (si no os suena, es el dueño de Wanda, la empresa que intentó sin éxito tirar el Edificio España madrileño, y la que quizá en “venganza” por ese pufo ha bautizado con su nombre al futuro estadio del Atlético de Madrid).

Con estos antecedentes, la película llegaba con muchísima expectación entre los críticos y los observadores del mercado del cine, no sólo por ver si logrará ser un taquillazo en China (que va camino de ser el mayor mercado cinematográfico del mundo) sino también por ver si conseguirá tener éxito fuera del país, que es lo que quiere Legendary (de ahí, obviamente, la contratación de Matt Damon, o el uso del inglés en la mayor parte de los diálogos). Pero bueno, eso no lo sabremos hasta febrero, que es cuando se estrenará en Estados Unidos (en España y en Latinoamérica, que yo sepa, no hay de momento fechas para su llegada, pero vamos, estoy seguro de que tarde o temprano la podréis ver los que me leéis desde allí).

El film arranca con una idea muy interesante: la Gran Muralla de China, ese monumento que todos conocemos y algunos hemos escalado entre sudores, no está edificada para defender a la gran civilización oriental de los mongoles, los hunos, los turcos, los manchúes u otros pueblos que en la Historia real amenazaron a los chinos, sino contra unos monstruos verdes y llenos de dientes llamados Taotie, unos bichos que Zhang Yimou tomó de antiguas leyendas chinas. Matt Damon, que llega un poco por accidente a esa Gran Muralla, se encuentra con este panorama y ayudará a los chinos a luchar contra estos sanguinarios Taotie.

Representación de un taotie en una vasija de bronce de la dinastía Shang. En la peli son igual de verdes, pero más chungos…

Debo mencionar aquí que en la peli no sólo aparece Matt Damon, sino también Willem Dafoe (su papel, para mi gusto, está poco desarrollado en la historia) y el chileno Pedro Pascal, ya que en la historia hace de amigo español de Matt Damon. Eso hace que Zhang Yimou en la peli no sólo haya usado el inglés y el mandarín, ya que también aparecen algunas frasecillas y palabras sueltas en castellano, pronunciadas por el personaje que encarna Pascal, que algunos conoceréis por su papel de guerrero de Dorne en Juego de Tronos. Una de las palabras que pronuncia en “The Great Wall” es “chinos”, así, como suena, y con cierto acento latinoamericano. Por si su pincelada hispana en la película no queda del todo clara, hay un momento de la historia en el que el personaje torea a uno de los monstruos (pues sí, en China recurren al topicazo con los españoles, pero tampoco es que nosotros seamos muy sofisticados cuando retratamos lo chino). Se me ocurre que este toque español de la peli podría ser un guiño al público hispanoamericano: no olvidemos que el gran amigo español de Wang Jianlin y de Wanda es el presidente del Atlético, Enrique Cerezo, que es productor cinematográfico y a lo mejor podría ayudar a que el film llegue a los cines de España y Latinoamérica.

La película va a ser polémica, y la polémica va a llegar porque no es el tipo de cine que los fans más puristas de Zhang Yimou esperan de él, ese cine social y crítico que le hizo ganar tantos premios en los festivales europeos en los 80 y 90. Si uno la gozó con “Vivir”, “La linterna roja”, “Semilla de Crisantemo”, “Qiu Ju” o “Ni uno menos” y espera algo similar, se va a quedar decepcionado, porque “La Gran Muralla” es cine comercial, de efectos especiales y palomitas, más parecido a una peli de Marvel que a sus filmes de autor. De todos modos, cualquiera que haya visto el trailer ya sabe lo que le espera, y además Zhang Yimou no reniega en absoluto del cine comercial y de acción, como demostró en “Héroe” o “La casa de las dagas voladoras”, películas que, por cierto, conocen mejor los espectadores más jóvenes, y han hecho que Yimou esté llegando también a públicos nuevos. Yo creo que en el fondo lo que le gusta al director de Xian es no encasillarse, desconcertar al espectador, porque en los últimos años, aunque ha optado más por películas comerciales, tampoco ha renunciado a volver a veces a sus inicios, como demostró con “Regreso a casa”, su anterior película, que relataba la historia de una mujer que había sufrido tremendamente en la Revolución Cultural…

Respecto a mi veredicto sobre La Gran Muralla, que está totalmente predispuesto por el hecho de que soy un fan incondicional de Zhang Yimou, yo digo, simplemente, que es una buena película de acción con ese sublime toque que el director le sabe dar a todo, ya sea una comedia, un drama histórico, una película de guerra o, como en esta ocasión, un film de fantasía épica. Fantásticos paisajes de las montañas rayadas de Gansu, peleas trepidantes de hombres contra monstruos, un final de infarto, y todo con mucho color y muy bien puesto, como siempre ha sabido hacer el bueno de Zhang. La película se hace corta y sabe a poco, no en vano apenas dura hora y media, creo que podrían haber puesto algo más de historia. El argumento es simple y directo como un cuento para niños, pero allí creo que Zhang Yimou no se desvía de lo que ha hecho durante toda su carrera ni se traiciona: en todos sus trabajos, comerciales o no, siempre ha destacado por contar las cosas con mucha simplicidad, sin demasiado diálogo y prefiriendo la imagen espectácular a las palabras enredadoras. Si se va con la mente abierta, dejándose llevar por el novedoso experimento casi marveliano en el que se ha embarcado Zhang Yimou, yo creo que al menos se puede disfrutar de un buen cine de palomitas. Muy importante: esta peli hay que verla en gran pantalla. En DVD no valdrá un pimiento.

1 Comment

  1. Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Zhang Yimou me parece un director buenisimo y le permito lo que quiera.
    Yo vi HEROE en el cine y es una pelicula que rompía moldes.
    No tiene punto de comparación con verla en la tele por muy grande que sea la pantalla.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Se me olvidó comentar en el post que la película tiene algún error histórico, que yo como español noto sobre todo en un par de veces que se nombra España.

    Por ejemplo, en un diálogo Matt Damon cuenta que en el pasado, como mercenario, estuvo luchando “con España contra los francos”, cuando el país España no existía en la época de los francos (más o menos en el siglo IX o X, en la época de Carlomagno).

    Pero vamos, que es una película de monstruitos, no creo que nadie vaya a verla para prepararse un examen de Historia.

    ~~~
    Enviado por Diego Iván
    (Contacto Página)
    Hola tanto tiempo
    yo diría que sacando el apartado técnico la película es bazofia. Y eso que “Héroe” me pareció realmente muy buena (no así “La Casa de las..” y “La Maldición de las Flores Doradas”), horrible, de sus peores películas.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Yo comparto la idea de que la imagen tiene mucho más peso que la historia en esta película, pero creo que eso ocurre con casi todas las de Zhang Yimou. Yo también seguramente la pondría en la lista de las peores, pero claro, teniendo en cuenta que una mala película de Zhang Yimou sigue siendo mejor que, qué se yo, una “buena” de un Michael Bay, por decir alguien.

    ~~~
    Enviado por Diego Iván
    (Contacto Página)
    si, que de Michael Bay te doy toda la razón!

    ~~~
    Enviado por Marta
    (Contacto Página)
    Yo también la vi el otro día! Ya había leído las críticas en plan “Zhang Yimou ha muerto” así que iba preparada. No me pareció mala, sabes a lo que vas y es una peli de palomitas. Preciosos los uniformes de los soldados y asquerosísimos los bichejos.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Yo es que al cine voy ya sólo a ver pelis de palomitas… Las profundas y pensar, ¡mejor en casa!

    ~~~

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.