Pantanos para despedir a Labordeta

Hoy iba a anunciar los ganadores del concurso de fotografía convocado hace unos meses, pero ante la gran pérdida que los aragoneses hemos sufrido este fin de semana con la muerte de José Antonio Labordeta, voy a dejar esa entrega de premios para el siguiente post, y en éste, a modo de recuerdo hacia el abuelo bigotón, voy a hablar de un problema que comparten Aragón y China, y del que estoy seguro que Labordeta se preocupó mucho: el drama de los pantanos.

Franco y Mao compartieron una gran pasión por la energía hidráulica, creían en ella como vehículo para levantar países destrozados por guerras civiles y aislamiento, y en consecuencia, en ambos países se construyeron cientos de pantanos, muchos de ellos a costa de anegar muchos pueblos y con nula atención a las poblaciones desplazadas.

En Aragón, está el caso de Mediano, pueblo que ahora da nombre a un pantano en el que, cuando hay sequía, las aguas dejan ver todavía la torre de la iglesia, que habitualmente está sumergida.

O el épico ejemplo de Jánovas, pueblo cuyos habitantes sufrieron toda clase de amenazas para que se marcharan de allí, y donde al final no se construyó el pantano porque la última familia se negó a irse, incluso aunque con ellos todavía en el lugar los constructores ya empezaron a dinamitar las casas de sus vecinos para asustarles.

Los dramas de los embalses en Aragón se multiplican por varios niveles de intensidad en China, dada la enorme población de este país.

Por ejemplo, los periódicos nos han recordado en los últimos días el caso de la presa de Sanmenxia, la primera que Mao decidió hacer en el Río Amarillo, en los años 50. El Amarillo, río que se ha desbordado cientos de veces en la historia, ha cambiado su curso a su antojo y hasta ha variado su desembocadura, por lo que ha tenido en la civilización china fama de corriente indomable y Mao seguramente pensó en “domarlo” para demostrar el poder del comunismo.

Para hacer esa presa, no obstante, había que echar de la zona a nada más y nada menos que 300.000 personas, en uno de los primeros grandes éxodos de este tipo que se llevaron a cabo en China (luego llegarían muchos más, como los tres millones de la Presa de las Tres Gargantas en el Yangtsé, o muchos otros cientos de miles en el macrotrasvase que China prepara desde la cuenca del Yangtsé al norte del país).

Eran los años del “Gran Salto Adelante”, que más bien deberían ser conocidos en la historia como el “Gran Batacazo de Espaldas”, porque Mao no dio una a derechas y causó millones de muertos con sus políticas económicas de bombero torero. Y en el caso de los habitantes de Sanmenxia pasó lo mismo: trasladados a nuevas tierras donde no debía crecer ni la mala hierba, muchos de ellos murieron de hambre. Otros tuvieron que emigrar seis, siete, ocho veces más hasta que encontraron el lugar donde asentarse. A muchos de ellos no les pagaron ninguna indemnización, o lo que es peor, la que debían recibir se la quedaron los gobiernos locales.

Este año, un escritor y periodista chino llamado Xie Chaoping decidió publicar un libro sobre ese drama. En realidad un libro histórico, que cuenta cosas que sucedieron hace medio siglo, y que iba a ser repartido sólo entre los supervivientes de aquel drama y su descendencia. Poca cosa… menos para los líderes locales, aquellos que se quedaron con las indemnizaciones -o sus sucesores-, que decidieron detener al escritor, al editor, a un señor que ayudó al autor a recopilar información, y quién sabe si también al que puso las grapas, porque la caza de brujas continúa…

En China la construcción de grandes pantanos ha conllevado muchos éxodos, que en el país se han tratado como algo “inevitable” y muy pocas veces se ha criticado, aunque sí es cierto que a veces se ha reconocido el trauma que para los habitantes de las zonas inundadas supone dejar el lugar donde vivieron. Muchos son llevados a apartamentos en ciudades dormitorio, y no saben qué hacer para vivir porque su vida estaba en el campo. También se han notado casos de poblaciones que no se adaptan al nuevo lugar porque, simplemente, no entienden a los oriundos de allí, en un país con tantos dialectos diferentes.

El director chino Jia Zhangke intentó expresar estos problemas con su película Still Life (Sanxia Haoren, ambientada en la zona de las Tres Gargantas), aunque para mi gusto hizo un filme demasiado silencioso y simbólico como para que todos le entendiéramos bien. A mí personalmente me impactó mucho más el premio Nobel chino Gao Xingjian en un pasaje de su novela más famosa, “La Montaña del Alma”, en la que el protagonista, recorriendo el corazón de la China en los años 80, se lamentaba de la entonces futura construcción de la presa de las Tres Gargantas (la obra se inició en 1993) y decía que un día la naturaleza se vengaría de esa “afrenta”. El protagonista dice esas palabras en la misma zona en la que en 2008 se produjo el terremoto de Wenchuan, que causó 90.000 muertos… Es sólo una casualidad, pero realmente inquietante.

Para despedirme, y regresando a lo comentado en el primer párrafo, me gustaría acabar con una canción de Labordeta para que no se nos vaya tan pronto. No va a ser el Canto a la Libertad, el himno no oficial que entonamos los aragoneses cuando nos da la vena terruñera, ni tampoco la igualmente icónica Aragón, sino otra que me gusta también mucho, más divertida pero también con un tema serio, el del imperialismo. Además, en la letra aparece Camboya, en la que quizá fue la única incursión de un verso labordetiano en la procelosa Asia.

Adiós profesor, los aragoneses de China tampoco te olvidamos, inmersos en el polvo, la niebla, el viento -arenoso- y el sol -naranja y débil- que también definen a Pekín.

1 Comment

  1. Enviado por sa ve al
    (Contacto Página)
    Una gran pérdida para todos.

    ~~~
    Enviado por FJ
    (Contacto Página)
    Aparte de mis condolencias, y del espinoso tema de los pantanos…

    ¡Cuánto tiempo sin oír esta canción! Más de treinta años, así a ojo, que se dice pronto. No sabía que era de Labordeta, aunque por el timbre podría habérmelo imaginado.

    Un saludo y una despedida,

    . . . Francisco Javier

    ~~~
    Enviado por Pily
    (Contacto Página)
    Gracias por este pequeño homenaje al “abuelo”.

    Realmente ha sido una gran pérdida.

    Hasta mediados de Julio (lo dejaron por vacaciones), esperaba oirlo los domingos en el programa “No es un día cualquiera”, de Radio1, compartiendo sección con José Mª Iñigo; eran geniales. Hoy han ampliado el tiempo de la sección, y le han hecho un homenaje, junto con Joaquín Carbonell, recordando los mejores momentos del programa y escuchando algunas canciones; y han (hemos) llorado su ausencia.

    Hasta siempre “profesor”.

    ~~~
    Enviado por Alejandro
    (Contacto Página)
    Hasta Losantos, como amigo, ha querido hacerle un homenaje.
    http://blogs.libertaddigital.com/blog-de-federico/labordeta-el-ayer-el-amor-y-la-pena-6885

    Por lo que cuenta Federico, Labordeta fue todo un hombre y un gran maestro.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Sí, casualidades de la vida Jiménez Losantos fue alumno de Labordeta. Losantos, de hecho, fue comunista en su juventud, e incluso visitó China en los 70.

    Una foto en la que ambos salen juntos, vía “Fotos de Tiempos Pasados”:

    http://4.bp.blogspot.com/_ExRS5eXv42k/TJgtpFmlL2I/AAAAAAAACBA/hjPkMA12PcA/s1600/federicoylabordeta.jpg

    ~~~
    Enviado por Pablo Ampuero
    (Contacto Página)
    Buena canción, que, de paso, nombra a mi hermoso país: Chile, que, de paso, de nuevo, acaba de cumplir 200 años de vida… “autónoma” fuera del Imperio Español.

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    Además de Federico Jimenez Losantos y muchos mas, claro, también fueron alumnos suyos otros personajes conocidos como Manuel Pizarro (el de ENDESA) y Federico Trillo (el del PP).

    Un recuerdo a Labordeta

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Pues sí, casualidades de la vida que tres representantes destacados de la derecha española fueran de jóvenes alumnos de Labordeta, que era muy de izquierdas.

    Labordeta fue profesor en Teruel, y turolenses son Losantos y Pizarro, por eso se explica. Trillo es murciano, pero su padre fue gobernador civil de Teruel en tiempos de Franco, así que imagino que se fue con la familia unos años a esa provincia que también existe.

    Otro alumno destacado de Labordeta, por lo visto, fue el también cantautor Joaquín Carbonell, aunque no lo he oído cantar mucho, lo recuerdo más cuando entrevistaba a gente en TVE-Aragón mientras boxeaba con ellos, apodado como el “tigre de Alloza”. Un mito de mi infancia…

    ~~~
    Enviado por Pily
    (Contacto Página)
    La amistad entre Labordeta y Carbonell viene de entonces, siendo uno profesor y el otro alumno.

    El año pasado recorrieron Aragón: Labordeta, Carbonell y Eduardo Paz (La Bullonera), con un concierto que luego grabaron y titularon “Vayatrés”.

    En Villanueva de Gállego tuvimos la suerte de que cantaran el día de San Jorge del 2009 (23 de Abril, día de Aragón, para quien no lo sepa,), en el parque en que nos juntamos a celebrar dicho día; lo cual fué un orgullo para todos nosotros.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    La Bullonera también sonaba muy grande, esas jotas-protesta… Aunque la casette de mi casa se oía medio mal.

    ~~~
    Enviado por Pily
    (Contacto Página)
    Me gusta el cambio de foto de la cabecera del post.

    Ya sé que es tu propuesta para la convocatoria hecha por Daniel (creo que así se llama) en ZaiChina, y me gusta mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.