Paredes sinuosas

Cerca de mi curro, en el cruce de la calle Chaoyangmen con el Segundo Anillo de Circunvalación, hay una curiosa concentración de edificios de formas curvas. En una ciudad como Pekín, tan cuadriculada, resulta curioso.

El edificio marcado con la A es el centro de prensa del Ayuntamiento de Pekín, que en los últimos tiempos también hace las funciones de centro de prensa del Comité Organizador de los JJOO. Tiene aspecto de tostadora gigante, o de mapa de Australia.

El edificio B antes destacaba mucho desde la ventana de mi oficina, pero como han construido uno también muy grande en la esquina nororiental de ese cruce, ya no se ve. Es la sede central de una de las mayores petroleras chinas, CNOOC, y da la impresión de ser más grande por arriba que por abajo, como si fuera un cubo de agua para fregar. Pero no lo podemos llamar el Cubo de Agua, porque ese nombre ya se lo han pedido en otro barrio de Pekín.

Con la letra C está el más antiguo de los tres edificios y el menos «atrevido» arquitectónicamente. Es la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, y la verdad es que sí, que tiene pinta de ministerio.

Aunque el edificio curvado de Pekín por antonomasia, desde que se inauguró el pasado año, está algo lejos de ese cruce. Es el «Huevo», apodo con el que se conoce al Gran Teatro Nacional. Una maravilla concebida por el arquitecto francés Paul Andreu.

Lo impresionante del edificio no es sólo su aspecto exterior, sino también el lugar donde está. Le rodea el Pekín más cuadriculado: justo al norte tiene Zhongnanhai, donde se reúne el Gobierno. Al este, el Gran Palacio del Pueblo, sede del Legislativo. Y un poco más allá, la Ciudad Prohibida, la Plaza de Tiananmen… arquitecturas cuadrangulares, serias y severas. Al lado de ellas, este edificio parece como un ovni que ha aterrizado allí procedente de Marte.

El tremendo contraste del edificio con respecto a su alrededor no gustó a todo el mundo. Dicen que al anterior presidente chino, Jiang Zemin, no le gustaba nada el proyecto, pero que al actual, Hu Jintao, sí. Al final, ganaron las curvas.

1 Comment

  1. Enviado por Gorki
    (Contacto Página)
    Gracias, nos enseñas una china diferente y totalmente desconocida.

    ~~~
    Enviado por Javier
    (Contacto Página)
    Me ha gustado mucho tu comparación de arquitecturas, porque justamente este tipo de planteamientos teóricos se estudian en Historia del Arte, y tú has hecho una lección magistral muy bien expuesta. Me ha gustado además, porque los dos primeros edificios, justamente los fotografié yo desde el mini bus que nos trasladaba a nosotros, y otras 9 familias españolas adoptantes cuando ibamos al hotel. Me chocaron y por eso los fotografié. De eso ya hace dos años, qué ganas tengo de volver a China. Antes viajaba mucho allí por trabajo y quedé enganchado para siempre, lo echo mucho de menos.
    un abrazo
    Javier

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    A mi tambien me chocaron, ademas porque me parecieron como surgidos de la nada… Un dia no estaban alli, o no parecian estar, y de repente, bum, ahi estaban.

    ~~~
    Enviado por bananaboy
    (Contacto Página)
    Zhong nan hai? como la marca de tabaco?
    Me encanta tu blog, un saludo desde Shanghai

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Sí, exactamente igual que la marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.