Pasando de la cebra

Hace unos días, se hizo viral el vídeo de una niña del sur de China que, mientras cruzaba la calle por un paso de cebra, hacía una amable reverencia a un automóvil que había tenido la deferencia de detenerse para dejarle pasar.

Es triste que el cumplimiento de una norma de tráfico básica por parte de un conductor tenga que ser «premiada» de esta manera, pero es comprensible teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de los conductores chinos no sólo no se detienen ante los pasos de cebra con peatones sobre ellos, sino que usan el claxon para ahuyentarlos. Las calles chinas no son la selva que te puedes encontrar en Indonesia, India o Egipto (los países con peor tráfico que he visto hasta ahora), pero también son durillas a su manera.

De hecho, esta niña no es la primera de China que llega a YouTube por su loable esfuerzo en enseñar algo de educación vial a los conductores por métodos positivos en lugar de con multas. Otra niña, en este caso del norte del país (Shijiazhuang) también reverenció hace unos años a un conductor, aunque en este caso un tanto obligada por su madre:

Teniendo en cuenta que muchos automóviles en China circulan con cámara en el parabrisas para intentar evitar con ello que les culpen en caso de accidentes en los que no tengan la culpa, las imágenes de este tipo colgadas en internet por los mismos chóferes son habituales. Aquí otro caso de niña reverenciadora, que casi se cae por el esfuerzo:

Y esta deferencia hacia los conductores que tienen la bondad de cumplir el código de circulación no es exclusiva de niñas. Aquí otro vídeo de un anciano chino, que se quita la gorra para realizar su kowtow particular:

Como veis, cruzar la calle en China comporta riesgos, ante conductores que en su mayoría no consideran que tengan el deber de parar ante unas rayas blancas. Frente a esta tesitura, algunos gobiernos locales del país han llegado a crear curiosas iniciativas, como la de pintar pasos de cebra que parecen en 3D y simulan bloques ante los que el conductor, engañado por la vista, podría decidir parar, ya que la presencia de peatones no basta para ello:

A decir verdad, en China no sólo los conductores son infractores en estos casos. También los peatones, que, dada la inutilidad de los pasos de cebra, intentan cruzar desde cualquier sitio, y con el semáforo en el color que sea. Por eso -y para que los coches no cambien de sentido en cualquier parte- en muchas grandes avenidas chinas hay vallas en la mediana de la calzada, que a veces son bastante peligrosas para los automóviles.

Y también se crean curiosas iniciativas para impedir que los peatones crucen cuando no les toca, que pueden ir desde rociarlos con agua a usar soldados como barreras humanas.

En ese pintoresco mundo de las calles chinas, hay pequeños héroes que intentan tomarse la justicia por su mano, como este conductor que bloqueó los carriles en su sentido para permitir pasar a una señora.

También hay peatones que se arriesgan al sacrificio para enseñar una lección a los conductores…

He de admitir que el anterior vídeo es el único que no pertenece a China (creo que es de México), pero lo he insertado porque me recuerda a aquellas famosas imágenes de hace 30 años en Pekín. Que, por cierto… ¿eran un canto a favor de la democracia, de la educación vial, o de las dos cosas?

2 Comentarios

  1. Otro elemento que también me parece bastante peligroso son las motos :). Siempre omnipresentes, ya sea circulando a gran velocidad por las aceras o por el sentido contrario de la calzada.

    • Pues sí… yo fui usuario de moto eléctrica en mis últimos años en China, y como todos los demás, como mucho respetaba los semáforos en rojo, poco más. Así que pocas lecciones debo dar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.