Pato al vacío

Una de las cosas que durante mis cinco años en China aún no había probado, pese a haberlo visto miles de veces en las tiendas de este país, es el pato en bolsa. Este alimento es especialmente típico en las tiendas 24 horas de todo el país, las de las estaciones y otros lugares a los que uno va a comprar con prisas. Creo que los chinos lo usan bastante como obsequio, pero también para un día de ésos que no te apetece cocinar o lo único que hay abierto es la «convenient store» de la esquina.

¿Qué hay dentro de esas bolsas? ¿Es realmente el pato de dentro tan rojo y brillante como el del envase? Este blog apuesta por el periodismo de investigación, y como la cuestión arde en la calle, decidí comprar una de esas bolsas y ver qué escondía.

Éste que adquirí -a buen precio, pues no son baratos- era de la marca Baoruide, y en la parte de detrás se anunciaba como «La Delicia Número 1 Bajo el Cielo». Vamos, que si los dioses lo hubieran probado, hubieran mandado a hacer puñetas el néctar y la ambrosía.

Además de exageradas alabanzas (algo muy típico en China y que también abunda, por ejemplo, en los carteles de los monumentos y otros lugares turísticos) la parte de atrás del envase explica las tres formas de preparación que admite este pato:

La segunda y la tercera son bastante obvias (o hervido o en el microondas), pero no tanto como la primera:

Método sin calor: abre el paquete y come instantáneamente.

(Yo hubiera añadido que es estrictamente necesario seguir a rajatabla el orden de estas dos instrucciones).

Para que estos patos embolsados se conserven, están envasados al vacío en una bolsa de aluminio,

Y acompaña al «pack» otra bolsa con salsa de ostras, la que se usa en el pato laqueado. En el que yo compré, había salsa como para ocho patos.

Finalmente abrí las bolsas, y oh emoción, apareció el pato en cuestión. Su aspecto, la verdad,era muy diferente del reluciente ave de la bolsa exterior. Y era tan grasiento que destelleaba ante los flashes de la cámara. Aunque no por ello carecía de interés gastronómico.

El resto es historia: opte por el método sin calor, y lo comí instantáneamente.

1 Comment

  1. Enviado por igo
    (Contacto Página)
    Amigo Chano… creo que le has dado al Enviar antes de tiempo.

    ¡Falta la evaluación organoléptica! Que si estaba rico!

    Alguna vez he pedido pato en los chinos de Madrid, y nunca me ha gustado. Correoso y muy grasiento… prefiero el pollo.

    Saludos.

    ~~~
    Enviado por jazmine
    (Contacto Página)
    Puaj…no podria ni comer en todo el dia, se ve asqueroso y para mas, que le ven de apetitoso a un platillo con cabeza, ni siquiera le quitaran los ojos? tetrico.

    ~~~
    Enviado por Javier
    (Contacto Página)
    Bueno, no tiene la pinta del pato laqueado kao ya del restaurante de Wangfujing (no recuerdo el nombre, tiene varias plantas en una calle lateral del centro, camino de un hospital maternal), pero tampoco parece malo. Sera que soy de buen saque o que he comido de todo en China, especialmente en Canton y en Guiyang. Yo hubiera optado por el microondas, pero igualmente espero con ansiedad la valoracion gastronomica y los efectos secundarios si los hubo. Suerte.

    ~~~
    Enviado por rio
    (Contacto Página)
    Oh oh Me gusta la frase ‘ el resto es historico’ the rest is in the history…

    ~~~
    Enviado por TheChinaClipper
    (Contacto Página)
    Soy Baquero, pues el proyecto de churrusco avicola no debe de tener mala pinta despues de una noche de parranda, habra que catarlo, con unas copas encima para que no sepa tan mal como aparenta; pero habra que catarlo

    ~~~
    Enviado por Manolo
    (Contacto Página)
    ¡Pero bueno! ¿¿No nos va a decir cómo estaba??

    ~~~
    Enviado por Vanessa
    (Contacto Página)
    bueno, mi pregunta, la de todos…;-)
    este producto junto con algunos más (como los huevos de mil colores que vi en un super) se suman a las dudas que me traje de china, es una de las cosas que vi y no me atreví a comprar para probarlas… ¿me atreveré la próxima vez que visite China?
    muchas gracias por resolverme esta novelería
    😉

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Pues sí que os he dejado en ascuas…

    No estaba demasiado bueno, la verdad. Dentro había unas bolsas de grasa que daban bastante mal rollo.

    Jazmine: a lo mejor te ha confundido la foto… Lo venden descabezado (aunque a veces, si pides un plato de pollo troceado, uno de los trozos es la cabeza, y otros dos las garras).

    ~~~
    Enviado por Vanessa
    (Contacto Página)
    en una máquina expendedora de la Calle Peatonal de Chongqing me compré unas galletas, unas Oreo, y al lado había una bolsa parecida a la de post pero en pequeñito, también envasada al vacío, me parecieron alitas o muslitos de pato o pollo…. ¿lo has probado? ni que decir tengo que me cuidé mucho de no equivocarme al teclear el número del producto que quería 😉

    ~~~
    Enviado por Anónimo
    (Contacto Página)
    y la frase más repetida por un español dentro de un supermercado chino: «¿y esto qué ééé?»

    ~~~
    Enviado por Aorijia
    (Contacto Página)
    En algunas zonas de China, la cabeza de pato es un auténtico manjar. ¿Asqueroso? Mi familia entera se relame comiendo criadillas, aunque para otras culturas eso de comerse los huevos de los toros sea repugnante.

    A mí me encantan los que dicen que algo es asqueroso antes de probarlo, porque eso significa que toca más para repartir. 😉

    Saludos, ChCh.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Vanessa: puede tratarse de cualquier cosa, porque con la de alimentos envasados diferentes que hay aquí… No me suena lo de los muslos en bolsa, pero podría ser, perfectamente.

    Aorijia: pues eso, relatividad, como decía Einstein.

    ~~~
    Enviado por jazmine
    (Contacto Página)
    En general no soy tan sensible, aca comemos la lengua de la vaca(riquisima),los huevos del torito, la cola, sesos de puerco, la sangre del puerco con arrocito condimentado, entre otras menudencias. Incluso hay quienes gustan de la cabeza del puerco y hacer sopas con ojos de vaca. Parecen albondigas, aunque no es agradable (con iris y todo).Solo hayas ojos en la zona mas puerca y peligrosa del mercado. A proposito, deberias ampliar(me parece q hay un post de eso)sobre la apariencia de los mercados chinos,q tal? Chaito, chinochanito.

    ~~~
    Enviado por Mantón de Manila
    (Contacto Página)
    Joder qué asco… y mira que yo me como cualquier guarrada… puajjj

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    sopas de ojos de vaca… creo que acabo de ponerme enfermito.

    me apunto lo de los mercados.

    ~~~
    Enviado por Javier Moreno Carnero
    (Contacto Página)
    Motivado por tu nota, hoy por curiosidad miré las instrucciones sobre cómo preparar mis filetes de atún de una conocida marca española, y estas eran también muy obvias en cuanto al orden, tal como la del pato chino. Las de aquí decían: «¿Y si lo como frió?…solo tienes que sacarlo del envase y ponerlo directamente en tu plato.» Me voy a decantar por meterlo en el microondas..

    ~~~
    Enviado por Rosa J.C.
    (Contacto Página)
    Puf, la foto da asquito.
    Tiene mérito comérselo.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    bueno, en realidad no era tan asqueroso… es que era poco fotogénico.

    ~~~
    Enviado por Guillermo
    (Contacto Página)
    ¿Supo bien el pato, al final?.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    ya he comentado que no demasiado bien, pero estaba comestible.

    ~~~
    Enviado por Sparkyman
    (Contacto Página)
    Pues… No te creas que no le daría yo una oportunidad, al pato embolsado este, ¿eh? eso sí, yo habría optado por la opción del microondas o, mejor aún, un golpe de horno. Lo de jamarme un pato frío no me acaba de convencer.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    ya, pero es que en mi casa no hay microondas (donaciones para el microondas del autor, razón aquí).

    ~~~
    Enviado por El Jorge Porras
    (Contacto Página)
    Cultura gastronómica, amigo.
    El pato laqueado se prepara hirviéndolo y secándolo al aire durante días precisamente para que a la hora de preparar, el plato quede seco, sumamente crugiente y con la piel rojiza. Los puedes ver colgados en cualquier mercado con pinta de momias.
    Seguramente los habrán envasado sin acabar el proceso y por eso puede resultar grasiento y correoso. Los procesos aconsejados son absurdos puesto que se trata de secar el cadaver. La forma es meterlo en un horno a la máxima temperatura (250º o mas) para que el pato expulse la grasa sobrante y quede crujiente (pinchalo con un tenedor hasta que puedas comprobar que está crujiente). Otro punto clave es la salsa (algunas son malas, otras buenas).
    Haz unas crepes de harina de trigo y corta puerros, finitos a lo largo, el pato troceado como fiambre se pone dentro del crepe, se le acompaña con las tiritas de puerro y con una cucharadita de salsa, se enrrolla el crep y a tragar
    Yo me como seis.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Para mí seis es lo mínimo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.