¿Pecó Zara contra una raza con sus pecas?

Contaba hace unos meses que hay cierta mezcla de mala suerte y mal rollo en torno al mundo de la moda en China. La desastrosa cancelación a última hora del macrodesfile de Dolce & Gabbana el pasado noviembre, los muchísimos problemas que tuvo Victoria’s Secret un año antes… Parece como si China no diera la bienvenida a unas empresas que en el fondo son más adoradas en Oriente que en Occidente, porque lo que muchos occidentales ya consideramos marcas pijas sobrevaloradas los orientales aún consideran símbolos de estatus, prestigio y elegancia.

Pues he aquí que este mal rollo entre el mundo de la moda y China ha salpicado a la marca más famosa de España, que no es otra que Zara. El asunto no ha sido tan gordo como los anteriores, pero merece una mención.

Todo comenzó hace cosa de una semana, cuando Zara lanzó una campaña publicitaria de sus nuevos productos de maquillaje, en la que, seguramente para intentar acercarse a los consumidores chinos, utilizó a una de las modelos más de moda -valga la redundancia- en ese país, la cantonesa Li Jingwen (también conocida como Jing Wen a secas).

Jing Wen, como podéis apreciar, es muy pecosa, y la campaña no sólo no ocultó sus pecas con maquillaje (como podría hacerse con los mismos productos promocionados) sino que destacó con su diseño que la belleza estaba en esas mejillas llenas de manchas. Algo que todos los que fuimos adolescentes en los 90 sabemos de sobra, puesto que lo más bello de esa década era la peca de Cindy Crawford.

Pero las redes sociales son igual de imbéciles en China que en España, y a través de Weibo, el Twitter chino, comenzó a escribir gente acusando a Zara de “afear” el ideal de belleza chino, de intentar imponer ideales de belleza occidentales, o hasta de insultar a la sociedad de ese país. Por supuesto, esas opiniones eran minoritarias, pero son siempre este tipo de cretineces las que más ruido hacen, así que las críticas no tardaron en llegar a diarios de todo el mundo e incluso movieron a la prensa oficial china a pedir a la gente que se moderara un poco en sus comentarios en redes sociales.

Jing Wen, por lo demás, es una de las modelos más cotizadas de China: ha trabajado para algunas de las marcas más importantes del mundo, y ha sido portada de Vogue en su país, en Italia o en EEUU. Cierto es que la chica, quien confesaba en algunas entrevistas que de pequeña no le gustaban sus pecas, se las quitaba con maquillaje o Photoshop en sus trabajos iniciales…

Pero con el tiempo ella o sus agentes se han dado cuenta de que tener esas pecas es una señal de identidad y personalidad que le puede ayudar a conseguir trabajos en un mundo donde tantas modelos se parecen, y últimamente las luce con gran orgullo, e incluso los fotógrafos muchas veces le iluminan para que los lunares resalten aún más.

Las críticas más moderadas a la campaña de Zara defendían que el ideal de belleza chino busca una cara lo más blanca y perfecta posible, como la de una muñeca de porcelana, y eso es cierto, pero también lo es que en China ser pecoso no es algo raro. Como la piel morena, las pecas suelen asociarse en China a los campesinos que trabajan al sol y se queman y “manchan” la piel por su excesiva exposición a él. Quizá los chinos todavía no están en ese momento de vuelta a lo natural en el que parece estar Occidente, pero tampoco deberían ofenderse por una cara pecosa. Pónganse unos capítulos de Pippi Calzaslargas, señores.

2 Comentarios

  1. Parece que ahora todo el público aquí está viviendo en una utopia de photoshop..cómo te puede notar las aplicaciones de móvil que estan puesto hoy en día tanto de moda, se supone que a través de cuál te “mejora” el imagen cuando saques fotos, piel perfecta sin arrugas, ojos grandes…y me da mucha gracias que parece que la gente se le está muy convencida.

    • Sí, en China triunfa una que se llama Meituan… pero vamos se nota que son superfalsas las fotos editadas con ese tipo de imágenes (60 por cien de las que hay en Tinder)

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.