Perejiles orientales

 

 

 

La semana pasada hubo mucho revuelo por las tensiones entre China y Japón an torno a las islas que los chinos llaman Diaoyu y los japoneses Senkaku. Yo estuve en una de las manifestaciones antijaponesas en Pekín -como periodista, no como manifestante- y me dieron dos cosas, un manzanazo en la pierna (sin grandes consecuencias) y una toallita que lleva bordado el lema «defendamos las Diaoyu chinas).

Espero que los nacionalistas no se enfaden si la uso para los baños de Once…

Las manifestaciones, con una extraña presencia de retratos de Mao, tenían su espectacularidad y son una relativa novedad en una ciudad, Pekín, en la que raramente se permite que haya protestas, pero creo que ni tenían la magnitud necesaria para preocupar (muchos de los manifestantes hacían un recorrido en círculo para pasar una y otra vez por la embajada japonesa, para parecer más) ni suponen una novedad que muestre un cambio de ciclo (las ha habido en años anteriores, siendo aún más espectaculares las de 2005). Los conflictos diplomáticos chino-japoneses son unas fiebres que en China se han de pasar casi cada año, y pensar que en uno de éstos va a haber guerra es casi como imaginar que Madrid y Barcelona van a entrar en conflicto bélico debido a la tensión que se vive en cada Barsa-Madrí (bueno, ahora con el Artur Mas ya no se sabe…).

Más novedoso y llamativo está siendo, para mi gusto, el conflicto que sobre todo desde hace dos años vive China con vecinos del sur, principalmente Vietnam y Filipinas, por las islas Paracel (que los chinos llaman Xisha) y las Spratly (que llaman Nansha). Este conflicto sí que ha ganado en viruluencia en los últimos años (aunque también tiene décadas de historia), y, sobre todo, tiene ciertos componentes frikis que me resultan apasionantes.

Uno de ellos fue la decisión china, para ganar terreno en este conflicto, de construir en cuestión de meses, que digo meses, ¡en semanas!, una ciudad en una de las islas en conflicto (en las Paracel), con el fin de usarla de demostración de que en las islas los que están son ellos. La ciudad «artificial» se llama Sansha, se construyó a principios del verano (apenas semanas después de anunciarse su creación) y en poco tiempo ya tiene hasta un parlamento local que imita, con gran horterismo, la Casa Blanca estadounidense. Aquí lo tenéis:

Antes, la isla tenía sólo una pista de aterrizaje y alguna que otra instalación para soldados o pescadores, pero ahora ya tiene equipos de limpieza, generadores de energía, y hasta varias empresas turísticas que se han instalado allí, pues dicen que esas islas tienen su encanto playero.

La contestación de los vecinos en discordia -Vietnam reclama tanto las Paracel, que tiene muy cerca de sus costas, como las Spratly; Filipinas sólo una parte de las segundas- ha sido igualmente friki. Los vietnamitas ahora sienten tanta animadversión por todo lo chino que el Gobierno decidió a mediados de este año prohibir el topónimo «China Beach», con el que popularmente se conocía a una de las playas más famosas del país, en Danang. El nombre se lo dieron los soldados de Estados Unidos en la guerra, por cierto, igual fue allí donde surfeaba el Coronel Kilgore de Apocalipsis Nao, mientras a sus espaldas se bombaredaba con napalm.

Los filipinos han optado por la misma guerra de palabras y a la parte del Mar del Sur de China donde están las islas que ellos reclaman la han llamado, ni cortos ni perezosos, Mar de Filipinas Occidental.

La tensión chino-japonesa que de vez en cuando erupciona está llena de botellazos a embajadas, mucho mal rollo histórico y esas riñas que todos los vecinos tenemos… La que China ahora también comparte con Vietnam y Filipinas es más de lo mismo, pero por lo menos tiene episodios dignos de «Doctor Strangelove». Si hay tensiones prebélicas, al menos, que tengan toques de comedia.

1 Comment

  1. Enviado por Alejandro
    (Contacto Página)
    Me parece adecuado que pongas el mapa del imperialismo chino en el mar del sur de China (o Mar de Filipinas Occidental). Lo peor es que la república de China aún reclama más.
    Es un absurdo que piensan no dejar de reclamar dando miedo a los chinos con volver a ser los blandos de Asia si no las consiguen.

    ~~~
    Enviado por Moonnight
    (Contacto Página)
    The international law will favour JP HEven China has ample reasons to justify the cause~Use your brain guys: The international law of the seas always favour those former colonial masters~such as: US,UK,SPAIN,FRANCE,JP etc and the rules are ironically implemented by them! How could China win by playing the game with that master JP who always grew up through aggressions???

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    No es cuestión de ver a quién se ayuda siempre o si China es un país que merezca o no tener islas… Hay que estudiar la historia pasada, cómo se lograron esos territorios, qué tratados bilaterales o internacionales pesan sobre ellos, y obrar en consecuencia.

    Creo que China en este caso (como en Taiwán) tiene la doctrina de que si los países vecinos no hacen cambios bruscos de status quo, ella no tiene inconveniente en que pasen años, incluso décadas, sin que sus reclamaciones sean respondidas. Pero a veces sus vecinos llevan a cabo cambios (por ejemplo la compra de las islas) que a Pekín le ponen nervioso.

    ~~~
    Enviado por Aves
    (Contacto Página)
    Creo que el rodaje de Apocalypse Now fue en las Filipinas y no en Vietnam,pero vamos,que para el caso de las islas al final es cambiar un pais por el otro xD.

    ~~~
    Enviado por John
    (Contacto Página)
    Sí, el rodaje de Apocalypse Now fue en Filipinas, no estaba la cosa en 1978 para rodar en Vietnam. La guerra estaba demasiado reciente.

    Sobre el imperialismo chino, no tengo que negar que lo haya, pero vamos, que el japonés no se queda atrás. Tiene conflictos con China/Taiwán, con Corea del Sur y con Rusia, así que menos lobos caperucita.

    Uy, me he metido con Japçon, a ver cuando llega el megadefender nipón de turno. (Añado que meterme con el Estado japonés no implica meterme con los ciudadanos, Godzilla o incluso con Ultraman.)

    ~~~
    Enviado por sa ve al
    (Contacto Página)
    A que es fácil exacerbar los nacionalismos?
    ( Reholas chinochano q hace días q no decía ni mu)

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Hola sa ve al, bueno verte de vuelta…

    En fin, creo que las aguas están volviendo a su cauce, pese a que el asunto esta vez llegó hasta a la Asamblea General de la ONU… Creo que China no está interesada en guerrear, lo que quiere es que se note su desazón. Mientras no haya prospecciones petrolíferas en la zona vamos bien.

    ~~~
    Enviado por Diego Iván
    (Contacto Página)
    El día que China tenga un conflicto importante con los EEUU u Europa..
    a cogerse blanquitos, por que les toca a ustedes.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Bueno, ya los ha habido… por ejemplo las Guerras del Opio (que ganó Europa) o la Guerra de Corea (en la que China y EEUU firmaron tablas).

    Las guerras comienzan porque conviene que empiecen (por ejemplo, la 2GM, para reactivar la economía tras la crisis del 29), y ahora creo que lo que menos le interesa a China es empezar una guerra. A los EEUU, ya no sé yo…

    ~~~
    Enviado por Diego Iván
    (Contacto Página)
    Bueno, pero en esa época no había tantos blanquitos/extranjeros como ahora.
    Además no hay necesidad de llegar a una guerra para que muchedumbres furiosas te maten a golpes, te rompan el restaurante o el auto.
    Así que ya sabés ChCh prepárate, que para los chinos los blancos somos todos iguales.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Bueno, creo que todavía no hay que entrar en pánicos… De la misma forma que los chinos de Indonesia no se han largado todos después de que hace unos 20 años hubiera violencia antichina allí. El ser humano es así de mediocre a veces, en China y en otros lados, y sólo hay que esperar que la sangre no llegue al río.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.