Phitsanulok, por qué no…

Me encuentro ahora mismo en la isla de Phi Phi, y quien haya estado en ella sabrá que aquí lo único que apetece es vegetar y disfrutar epicúreamente de la vida, sin preocuparse por el resto del planeta. Maravilloso lugar, amigos…

Pero no tengo ganas de sacar la cámara y descargar las fotos de aquí, así que lo dejo para posts futuros… Hoy os coloco mejor unas fotos que ya tenía preparadas de otro lugar de Tailandia que he visitado estos días, una ciudad llamada Phitsanulok.

Se trata de una ciudad de paso, un parón en el tren entre Bangkok y Chiang Mai, dos grandes centros turísticos de Tailandia. Phitsanulok acoge algún que otro turista despistado, que va hacia Sukhotai, Bangkok o Chiang Mai, pero no muchos. Por eso mismo, es una ciudad auténtica, sin pesados vendiendo cosas, sin restaurantes expresamente pensados para las hordas de turistas… Lo opuesto al horror de Phuket, vamos.

Las orillas de su río están muy animadas por la noche con bares muy frecuentados por los jóvenes locales, y las tailandesas más guapas y elegantes que he visto en este país. El lugar también acoge el segundo buda más famoso de Tailandia, tras el Buda Esmeralda de Bangkok, aunque no sé si al que esté en Tailandia le apetecerá ver más templos tras los atracones que suele haber en Bangkok y Chiang Mai…

En fin, que viva Phitsanulok, y pasad por allí si podéis. Ah, y su Lithai Guesthouse es el mejor lugar donde me he alojado en estas semanas tailandesas, y el más barato.

Fábrica de budas.

Busybusybusy city…

El segundo Buda más famoso de Tailandia, ¡segundón!

Adivino tailandés.

Montaña de tamarindos.

Aquí venden también bichos fritos, y a diferencia del mercado de Pekín, no es sólo para que los turistas se hagan fotos…

Farolillos chinos, como en todas partes en Tailandia.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.