Quién sabe dónde

 

Ya que ayer hablé de personas que en la antigüedad china desaparecieron en extrañas circunstancias, quizá debería hablar hoy de un famoso «desaparecido» en la China actual, aunque al hacerlo tenga que tocar el siempre sensible, mediatizado y hollywoodizado tema del Tíbet.

Si en España tenemos a Antonio Anglés o a Publio Cordón, en Inglaterra a Madeleine, en EEUU a Jimmy Hoffa y en Brasil a un sacerdote que desapareció de forma absurda, en China hay un joven tibetano del que no se sabe nada desde hace 13 años. Se trata del Panchen Lama.

El Panchen Lama es una autoridad religiosa tibetana, una especie de «número dos» después del Dalai Lama. Una de sus labores más importantes es la de encontrar la reencarnación del Dalai cuando éste muere (de la misma forma que el Dalai Lama busca a la reencarnación del Panchen Lama a su muerte).

En 1989, cuando murió el entonces Panchen Lama, se formó una especie de cisma: el Dalai Lama designó a un niño como la reencarnación de esta figura, pero el Gobierno chino eligió a otro. El escogido por el Dalai desapareció en 1995, con sólo seis años, y desde entonces no se sabe dónde está.

El chico, que se llama Gedhun Choekyi Nyima y acaba de cumplir 19 años hace un par de semanas, está según los independentistas tibetanos privado de su libertad, en plan prisionero político, mientras que de acuerdo con el Gobierno chino está continuando sus estudios y lleva una vida normal, que es mantenida en el anonimato para protegerle.

El otro chico, que tiene un año menos, se llama Qoigyijabu y no aparece demasiado en público, aunque cuando lo hace suele ser para manifestar su apoyo al Gobierno comunista, o al menos eso es lo que suele decir la propaganda oficial.

El Panchen Lama «pro chino», a la izquierda, y a la derecha el que está en paradero desconocido, en una de las pocas fotos que se tienen de él (con seis años).

1 Comment

  1. Enviado por Anónimo
    (Contacto Página)
    Ya sabemos que muchos gobiernos manejan la situacion religiosa deacuerdo a sus intereses. La «virgen que llora», «el cristo que suda sangre», etc, etc…pero no olvidemos que tambien muchas de las institusiones religiosas juegan a lo mismo en procura del manejo popular.
    Saludos.
    http://navegandoentreletras.blogspot.com

    ~~~
    Enviado por jose
    (Contacto Página)
    es triste de robar y mas triste de secuestrar

    ~~~
    Enviado por Gorki
    (Contacto Página)
    En cualquier otro país, le buscaría bajo tierra, acordaros del fin de la familia de los Zares en Rusia, o de la los Capetos en Francia. Pero he de reconocer que China es diferente y sorprendente.
    Cuando vi la película del Ultimo Emperador, de Bertolucci, mi asombro fue descubrir que el auténtico emperador de China, sobrevivió no solo al régimen comunista, sino a la Revolución Cultural y murió de muerte natural como jardinero de los jardines de la Ciudad Prohibida.

    Por ello, me atrevo en este caso a dar un voto de confianza a Pekin. Deberemos buscar al Panchen Lama, entre los botones de cualquier Hotel de China.

    ~~~
    Enviado por chaojijushi
    (Contacto Página)
    ¿Donde queda la presunción de inocencia para China? En la televisión se llenan la boca con «el presunto tal», mientras que con China, curiosamente, no. Y eso en todos los sitios.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    chaojiushi: bueno, en mi caso yo no doy por segura ninguna de las dos versiones, he puesto la de unos y la de otros citando la fuente de quien lo dice. Pero de una cosa estamos seguros, y es que el chico no se sabe dónde está.

    Gorki: pues no me lo había parado a pensar, pero sí es verdad lo del último emperador, lo trataron relativamente bien, que pregunten a Luis XVI sí se cambiaría por Pu Yi… El museo dedicado a Pu Yi en Changchun, donde vivió unos años, trata su figura con bastante respeto, algo así como un hombre que tuvo mala suerte en la vida por estar en el momento y sitio equivocados.

    Anonimo: totalmente de acuerdo: por ejemplo, el budismo tibetano, bastante radical en ocasiones, tampoco me inspira mucha confianza, y mucho menos desde el 14 de marzo. O al ver como trastorna la mente de Sharon Stonta y otros adeptos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.