Regreso a Pekín con el karma como nuevo

Ya estoy de vuelta en Pekín, tras apenas una semana de viaje medio de trabajo y medio de vacaciones por el Tíbet, que incluyó un viajecito en el nuevo «Tren de los Cielos» (ya le hemos puesto tantos motes los periodistas que no sé cuál más poner).

Como algunos de vosotros os habéis interesado por el nuevo tren, contaré brevemente mi experiencia, y pongo fotos (no muchas porque lo mejor es ir a verlo).

Ir al Tíbet es como uno de los grandes mitos: es tan difícil llegar, está tan aislado, es tan duro para la salud… Por eso haber ido, haber superado el mito, me da casi hasta pena…

Viajar rodando, no volando, desde Pekín hasta Lhasa tiene ya de por sí un componente tan romántico que sólo por ello vale la pena. Sólo poder decir que uno se ha cruzado China de cabo a rabo, que ha subido en tren hasta los 5.000 metros, justificaría hasta un paisaje en el que sólo se vieran neumáticos quemados por el camino.

Pero, habiendo hecho la ida en tren y la vuelta en avión, he de reconocer una cosa, por mucho que me duela: la vista es mucho más espectacular cuando se vuela –sobre montañas del Himalaya- que cuando se va en tren. El tren no va por acantilados ni montañas, sino que asciende lentamente, casi sin que se dé uno cuenta (aunque los oídos sí lo notan).

Incluso cuando el tren pasa por su punto más alto (5.072 metros) el paisaje es bastante plano. Que nadie espere tener vértigo, aunque eso sí, esperad tener mal de altura.

Llevaros pastillas para combatir este mal (yo me compré unas en Lhasa fabricadas por el Ejército Popular de Liberación, iban fenomenal).

El viaje en tren, que dura 48 horas, se hace más espectacular en el segundo día, así que si alguno de vosotros no tiene mucho tiempo, le recomiendo que tome el tren en ciudades del oeste del país, como Lanzhou o Xining. Desde allí se ve primero el desierto chino, pelado y montañoso, y poco después la meseta tibetana, con su césped verde, sus yaks y sus montañas nevadas (aunque ahora en julio hay poca nieve).

Con tantas horas de pradera, uno aprende mucho durante el viaje de cómo son las granjas tibetanas, se ven animales salvajes… No hay ni un solo árbol, lo más parecido son soldados del Ejército chino plantados a lo largo de la vía para vigilar.

Sobre Lhasa y alrededores… Ya sé que me habéis pedido fotos, pero es que ¡hay que ir a verlo! Y si venís, hacedlo en grupos pequeños, por favor. Tíbet, ahora con su tren, tiene pinta de estar en peligro de extinción en lo que a «destino auténtico» se refiere.

En fin, Lhasa es una ciudad fantástica… Yo, siempre en busca de comparaciones extrañas, la veo como un pueblo del Pirineo navarro (o como Hecho, en el Pirineo aragonés), sólo que con un enorme castillo llamado Potala.

Si hubiera que resumirlo en pocas palabras, habría que decir que lo que más impresiona del Tíbet no es el Potala, ni los tibetanos tan religiosos y con trajes y peinados tan suyos. Lo que más impresiona son el cielo y sus nubes. En el Tíbet uno se da realmente cuenta de que está más cerca de los cumulo-nimbos, es alucinante.

Sí, alucinante, pero llevad gorra y poneros crema solar por todas partes. No os pase como a mí, que me olvidé de untarme las orejas y se me quemaron. Y también el cuero cabelludo, un día que no llevé gorra y el pelo no me protegió.

1 Comment

  1. Enviado por Javi
    (Contacto Página)
    Muchisimas gracias por el post.

    Una pregunta, a los que vamos como turistas nos piden algun tipo de permiso? Estoy pensando si ir o no este mes de Agosto,

    Gracias

    ~~~
    Enviado por malu
    (Contacto Página)
    Me apetecía mucho que nos contaras qué tal había ido! Me has despertado muchísima curiosidad con este viaje, y es una de las cosas que más me apetece hacer cuando vaya para China, así que está bien haber leído tu experiencia. Y las fotos, están muy bien… en qué pensarán los soldados ahí solos todo el día?!?!?!

    Un saludo desde tierras españolas

    ~~~
    Enviado por malu
    (Contacto Página)
    Te quería hacer una pregunta… Me están comentando que con blogspot no voy a poder gestionar mi blog desde China. Has tenido algún problema con zoomblog? Para cambiarlo ya antes de encontrarme allí con el marrón!

    Muchas gracias!

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Sí Javi, hace falta un permiso, que se puede hacer en agencias de viajes chinas una vez se ha llegado a este país (CITS, CYTS…) Normalmente se tarda 15 dias en que te den el permiso.

    Sé de gente que ahora con el tren ha ido sin pedir el permiso, pues ahora que no hace falta mostrar el pasaporte (antes con el avion si era necesario) es mas facil «colarse»… Sé que llegaron a Lhasa, pero no sé si una vez allí tuvieron o no problemas. Ir al Tíbet sigue estando un tanto limitado.

    Malu: Blogspot fue mi primer servidor, y en efecto está bloqueado (se puede escribir el blod, pero no ver). Zoomblog me va básicamente bien, a veces tengo problemas técnicos pero creo que no hay una censura generalizada. Más bien una «minicensura» a mi ordenador, que a veces me causa dolores de cabeza.

    ~~~
    Enviado por javi
    (Contacto Página)
    Mal rollo que tenga que esperarme 15 dias porque no paso ni tres dias en la misma ciudad. Preguntare en la embajada la proxima semana por si puedo hacer algo desde aqui. Porque colarme, casi que no. Que soy gafe y me puede pasar cualquier cosa.

    Un saludo de otro oscense.

    Javi

    ~~~
    Enviado por Susana
    (Contacto Página)
    El domingo salió en el único periodico leíble aqui en Xibanya (y el mío favorito) un artículo clavadito, clavadito a tu experiencia, el viaje en tren ¿eres su corresponsal? Estaría bien, significaría buen sueldo y comodidades… Bs

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Si Javi, mejor miralo tu por alli, que las normas cambian con gran celeridad. Antes por ejemplo era obligatorio ir en grupos y creo que ya no. Y cuentanos que te dicen…

    Susana: a lo mejor era yo, pues yo escribi mi experiencia para la prensa, aunque soy periodista de agencia, no corresponsal. Se que al menos otros dos periodistas espenholes se montaron en el tren estos dias, asi que tambien pueden ser ellos los que has leido.

    ~~~
    Enviado por Elena
    (Contacto Página)
    holaaaa!!!!

    puff….y …ya que estamos..cuánto te ha costado el viaje??…….

    por cierto, Susana, cuál es el periódico en el que leíste el artículo??

    P.D.: soy mala para las adivinanzas….supongo k he sido la primera en felicitarte jajaja yuhuuu!!

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    El viaje ha sido de trabajo y me lo ha pagado la empresa. Pero para que te hagas una idea, los precios son:

    asiento duro: 45 dolares
    cama dura: 100 dolares
    cama blanda: 150 dolares

    (solo ida)

    En avión, mínimo te sale 250 dolares solo la ida.

    LA comida y alojamiento en Tibet, como suele pasar en el resto de China, son bastante asequibles.

    ~~~
    Enviado por Susana
    (Contacto Página)
    Pues si les vendiste el articulo, pusieron en mayúsculas: ENVIADO ESPECIAL DE EL PAÍS, solo les faltaba varios signos de exclamación…
    El artículo estaba bien pero yo al menos prefiero esta versión blog. Bs

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Si es el enviado especial del País entonces seguro que no soy yo (debe ser José Reinoso).

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.