Remember, remember,
the red leaf November

A principios del pasado mes de noviembre hice lo que todo pequinés de pro tiene que hacer cuando llega el otoño, aunque yo no lo había hecho nunca, vergüenza la mía: ir a las Colinas Perfumadas, en las afueras al oeste de Pekín, para ver «hongye», es decir, hojas rojas. Los bosques que hay allí tienen fama de ser los más bonitos de la ciudad cuando llega la estación otoñal, y todo el mundo va a comprobarlo. Me cuidé de ir un día entre semana, porque en los findes de octubre y noviembre las aglomeraciones que hay allí te pueden agobiar bastante.

No vi demasiadas hojas rojas, más bien naranjas y amarillas. Quizá porque había ido demasiado pronto, o quizá por lo contrario, por ir tarde: quién sabe, una de las cosas de las que menos sé es de botánica. Pero eso sí, el parque estaba agradable, desde arriba del todo había unas vistas espléndidas de la ciudad (sí, eran los días del APEC blue) y todavía estaba lejos el frío que ya se ha adueñado, nada más llegar diciembre, de la capital china. Winter is coming, así que recordemos ya con nostalgia los mejores días del otoño.

(Esta última foto es del Olympic Green, pero también es de esos días).

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.