Sayonara, Romero y Landa

La semana pasada ha sido muy triste porque en ella nos han dejado dos de esas personas que les caen bien a todo el mundo, Alfredo Landa y Constantino Romero. La conexión asiática que me da pie a que aparezcan en este blog es pequeña pero curiosa. En el caso de Constantino es fácil, una de las frases que hizo famosas usó el idioma japonés:

En cuanto a Alfredo Landa, actor cañí como ninguno, tuvo unos comienzos muy exóticos, ya que en sus primeros años, en los que también fue como Constantino actor de doblaje, le puso la voz al Príncipe Tuan en la película 55 Días en Pekín, que fue rodada en Las Rozas de Madrid. Aquí lo podéis ver, o mejor dicho, oír.

El día que Landa nos dejó, creí recordar que en una de aquellas famosas pelis de destape y suecas Alfredo se había intentado ligar a una china, pero no, estaba equivocado, quien llevó a cabo tal intento fue otro gran actor desaparecido hace también poco tiempo, José Luis López Vázquez.

Siento especialmente la pérdida de Constantino Romero, en mi casa éramos unos grandes fans de «El Tiempo es Oro», uno de ésos programas culturales que ahora se echan tanto en falta, y eso que ahora la oferta televisiva en teoría es mucho mayor. Su famosísima faceta como doblador, sin embargo, me crea un dilema interno, porque por un lado estoy de acuerdo en que tenía una de las voces masculinas más imponentes de nuestro país, y que por ejemplo a Clint Eastwood, cuya voz de verdad es normalita tirando a aguda, lo mejoraba en porte y hombría.

Sin embargo, desde que salí de España y empecé a ver pelis en versión original porque no me quedaba otra, ya no puedo ver películas dobladas, los diálogos me parecen falsos y, por muy bonitas que sean las voces escogidas, todo me parece muy irreal.

En los países donde las películas no se doblan (Portugal, Holanda, países escandinavos, en general lugares con idiomas hablados por un número más reducido de personas que otros como el español, el francés, el alemán…) nunca han echado de menos el doblaje, y, casualidad o no, sus ciudadanos hablan mucho mejor el inglés, casi sin acento y casi desde pequeños. Cuando estuve en Serbia, hasta vi Los Serrano en español con subtítulos en serbio. Y en Serbia esa serie fue seguida con locura… En Finlandia tampoco tuvieron problema en subtitularla:

El doblaje puede que sirva para universalizar el cine, pero a la vez consolida la ignorancia de otros idiomas (no sólo el inglés, aunque sobre todo éste, por el dominio hollywoodiense de esta industria). Y creo que no deberíamos sacrificar el poder entendernos con mucha más gente sólo por la vagancia de ver películas en nuestro idioma.

En fin, todavía podría ser peor: en Rusia doblan las pelis pero dejan el sonido original, así que oyes a la vez a Clint Eastwood hablando en inglés y en ruso. Inenarrable, literalmente destrozan cualquier película foránea (no sé si lo hacen con todas las películas, pero alguna vez que he visto canales de televisión rusos lo he visto muy extendido, igual sólo pasa en telefilmes).

En China también se dobla, y es curioso porque las películas extranjeras dobladas se entienden mucho mejor que las pelis cien por cien chinas, supongo que porque al traducir usan palabras más sencillas que el «slang» que los chinos puedan usar en sus producciones propias.

Bueno, que ya siento polemizar sobre una de las más famosas facetas de Constantino Romero, una persona públicamente a la que todos, creo, teníamos mucho cariño. Puedo arreglarlo diciendo que antes de salir de España, estaba encantado con los doblajes y los que él hacía me parecían fabulosos. Para despedirnos de él, esta joya: una de sus primeras actuaciones, en la que sale sin su bigote y CON PELO. Descansen en paz él y Landa.

1 Comment

  1. Enviado por Javier García E
    (Contacto Página)
    55 Días en Pekín (como La Caída del Imperio Romano y otras semejantes) se rodó en los Estudios Samuel Bronston, una finca grande que había entre lo que hoy es Pio XII, Av Burgos y Estación de Chamartín. Años después de que los estudios se trasladaran a Las Rozas y de la ruina de Mr. Bronston, yo pasaba todos los días por delante para ir y volver del colegio, estaba abandonado pero tenía un guarda del que me hice amiguete, y curioseando entre la morralla encontré montones de rollos de aquellas míticas películas. Así que 55 Días en Pekín me trae recuerdos adicionales.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Pues yo cuando estudié en Madrid también vivía por esa zona, el mundo es un pañuelo y todos los caminos conducen a Pekín.

    ~~~
    Enviado por Leonardo
    (Contacto Página)
    Muy buen articulo. Coincidimos plenamente en todo.

    Agregaria tambien que el doblaje mata el «Slang». Y en algunas producciones, el slang es un personaje mas (The Wire, Sopranos, el lunfardo en Nueve Reinas, etc, etc, etc.).
    PD: Ah!, siempre me parecio curioso el Sayonara, ya que en el original Arnold dice «Hasta la vista Baby».

    ~~~
    Enviado por Inconexo
    (Contacto Página)
    ¿Y Darth Vader? ¿No se acuerda nadie de Darth Vader?

    Yo cada vez soporto menos ver películas dobladas (a pesar de que en ciudades pequeñas es bastante difícil verlas de otra forma en el cine). Pero eso no me impide reconocer el talento de los actores de doblaje. Y Constantino Romero tenía muy buenas cualidades y una voz privilegiada.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    claro claro, y James Bond… lo que pasa es que yo, pese a tener una cultura de lo más poulachero, siento bastante indiferencia por dos géneros que le gustan a mucha gente:

    -Las pelis de agentes secretos, James Bond incluido.
    -Las pelis espaciales, Star Wars y Star Trek incluidas.

    ~~~
    Enviado por Julia
    (Contacto Página)
    Y… atletas, bajen del escenario. Amigos para siempre.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Y los COLCHONES LO MONACO, por dios no sé por qué estos días todo el mundo los ha olvidado!!!!!

    ~~~
    Enviado por TheChinaClipper
    (Contacto Página)
    Grande entre grandes, la voz que animo a Mufasa, una leyenda

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.