Se buscan chinos para Cincomarzada

Tras haber pasado 10 días en Aragón -y además tratado a cuerpo de rey- me tira aún la tierra, así que el artículo de hoy va a tener algo que ver con la comunidad aragonesa (aunque en esta ocasión me centraré sobre todo en Zaragoza). Este post lo tendría que haber publicado hace dos días, pero como entonces estaba volando de Madrid a Pekín, aquí va, con dos días de retraso.

Y es que me he dado cuenta de que chinos y zaragozanos tienen una cosa en común: los dos celebran cosas el día 5 de marzo. Los zaragozanos celebran la llamada Cincomarzada (pronúnciese Cíncómárzádá si se es de Zaragoza), mientras que los chinos celebran el Xuexi Leifeng Ri («Día de Aprender de Lei Feng«).

La Cincomarzada, para el que no lo sepa, conmemora que el 5 de marzo de 1838 los zaragozanos evitaron que la ciudad cayera en manos de los carlistas. Agustina de Aragón no tiró cañonazos en esa ocasión, pero no hizo falta. Los zaragozanos celebran la Cincomarzada yendo al Parque del Tío Jorge, y según contaban el otro día en la tele, lo dejan todo hecho un asquito.

El Día de Aprender de Lei Feng fue instaurado por Mao Zedong en los años de la Revolución Cultural. Lei Feng era un soldado que al parecer llevaba a rajatabla eso de «hay que hacer una buena obra al día» y se pasaba el tiempo ayudando a los demás. Murió de un accidente a los 22 años, y Mao lo usó como ejemplo a seguir, una especie de santo comunista. Aunque esta festividad está un poco olvidada hoy en día, todavía se pueden ver hoy en día carteles de Lei Feng y artículos elogiosos sobre su figura en los diarios más oficialistas, sobre todo cada 5 de marzo. Se supone que en este día los chinos han de hacer obras comunitarias tales como limpiar parques, jardines, escuelas…

Lei Feng suele aparecer en fotos y carteles con el típico gorro invernal del Ejército Popular de Liberación, ése que es desplegable a los flancos para poder proteger las orejas del duro clima norteño.

No sé si os habéis fijado, pero la Cincomarzada zaragozana y el Día de Aprender de Lei Feng chino son dos fiestas que se complementarían de maravilla. Los zaragozanos dejarían el Parque del Tío Jorge hecho unos zorros para celebrar lo suyo, y los chinos lo limpiarían y dejarían otra vez como nuevo para seguir el ejemplo del buen Lei.

Para colmo, este año el Parque del Tío Jorge estaba en obras, así que la fiesta zaragozana se celebró ¡en el parque de Oriente! Bueno, si es que me lo ponen a huevo para sacar paralelismos, esto es demasiado fácil.

No es la única vez que chinos y zaragozanos celebren en las mismas fechas: lo mismo ocurrirá el año que viene, cuando China -Pekín- esté inmersa en sus olimpiadas y Zaragoza en su Expo. A ver si se van a hacer la competencia…

1 Comment

  1. Enviado por Alejandro
    (Contacto Página)
    ya de paso, podríamos celebrar en València todos los días del año un Lei Feng… supongo que así evitaríamos que la ciudad estuviera sucia… pero claro lo de ser guarros tirando cosas al suelo no nos libran…

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.