Semana de Shanghai en Chinochano:
III – Camino y miro ropitas

Una de las cosas que hacen atractiva a Shanghai es lo diferente que es su aspecto a Pekín. Esto, que podría parecer obvio, no lo es tanto en China, donde muchas otras ciudades son tan parecidas unas a otras que cuesta diferenciarlas incluso habiendo estado en ellas.

Las avenidas rectas y anchas de Pekín se convierten en calles estrechas y sinuosas en Shanghai. Los rascacielos de Shanghai se contraponen a las casas bajas o los edificios cuadriculados pequineses. Al otro lado del espejo del pijerío shanghainés está el ambiente hippy-perroflautista de Pekín. Todo esto con excepciones, claro… (Pekín tiene algún que otro rascacielos, Shanghai alguna avenida ancha, también hay tiendas pijas pequinesas, etc).

En mi opinión, uno de los rasgos que a pie de calle diferencian más a Shanghai de Pekín (y, en realidad, de la mayoría de las ciudades de China) son los escaparates. En Shanghai, las tiendas tienen escaparate, al pasear uno puede ver los productos estrella que ofrecen muchos establecimientos. Vaya cosa, dirán los que me lean desde Torroella de Montgrí: pues no, señores de Torroella de Montgrí, porque en Pekín, y en muchas tiendas de China, las tiendas no suelen tener escaparate, ya sea por cuestiones de espacio (las tiendas chinas en general son más pequeñas que las de países como España) o de cultura (los chinos suelen ser como media un poco más desconfiados del prójimo que los occidentales, y de la misma forma que enrejan sus ventanas, probablemente creen que un escaparate es un peligroso reclamo para ladrones y gamberros lanzaladrillos).

En todo caso, Shanghai, con ese punto europeo que siempre tuvo, sí es amiga de los escaparates, y tiene muchos.

Esta afición shanghainesa por los escaparates está relacionada con algo que vi en mi reciente visita a la ciudad, y que me llamó mucho la atención: una calle con todos los escaparates cegados, tapiados, que le daba al lugar un extraño aire.

José, el alcorqueño-shanghainés que me acompañaba en esos momentos, me explicó que lo de tapiar todos los escaparates de una calle entera es una costumbre muy típica en la ciudad, y se hace cuando una constructora decide tirar toda una manzana o toda una barriada (otra «costumbre» muy típica en China) para construir en ella rascacielos, centros comerciales y otros modernos edificios a mayor gloria de la Nueva China.

Al parecer, los promotores tapian los escaparates shanghaineses con la intención de que, al derrumbar el interior de los edificios, salga menos polvo a la calle y se ensucie menos el exterior (es posible que incluso sea una normativa municipal la que les obligue a ello). En Pekín, donde los derribos de manzanas enteras también son bastante corrientes (aunque más hace unos años que ahora) no se suele tapiar nada, se tiran las casas y listo. Como mucho, se pone en la pared el símbolo de «tirar», para que lo vea la máquina destructora, y listo.

Con esta paja mental reflexión, doy por terminada la semana shanghainesa de este blog, que espero que os haya gustado. Para culminar, tres fotos de la Perla de Oriente que me han sobrado…

1 Comment

  1. Enviado por Yuri D.
    (Contacto Página)
    Chano: el post de Shanghai está relacionado con el anterior sobre el cambio climático. La Expo tiene como eslogan «Una Ciudad Mejor, Una Vida Mejor», y los organizadores se plantean que todo el mundo exhiba y conozca lo que se está haciendo en materia de tecnologías más amigables con el medio ambiente. Estoy editando shanghai2010.com.ar, ahí podés ver algo de información sobre la Expo.
    También soy un desconfiado como muchos de tus comentaristas, pero coincido contigo en que es mejor que conspiren por bajar un poco el nivel de basura que producimos (¡todos los humanos!) a que las cosas sigan por este camino.
    Saludos.

    ~~~
    Enviado por Liuming
    (Contacto Página)
    Los escaparates a los que haces referencia se corresponden con una serie de establecimientos minoristas que han sido clausurados desde hace varios meses en la calle Nanjing. Al parecer, dicha medida no se ha tomado porque se vaya a derribar la manzana ni mucho menos, sino que tiene que ver con ese pijerío shanghainés también comentado. Desde el distrito de Jing’an tienen intención de remodelar la manzana, dándole un lavado de cara y transformando los establecimientos para que den más categoría a esta céntrica calle… En fin, medidas que llevan a Shanghai a perder la escasa esencia china que le queda. Porque a día de hoy, ya es bastante dificil encontrarse en el centro hasta a los puestos-carrito de comida callejeros y otros mercadores ambulantes. Vamos que posiblemente se están cargando lo que más nos gusta de China a muchos extranjeros. Un saludo.

    ~~~
    Enviado por Salem
    (Contacto Página)
    En fin, medidas que llevan a Shanghai a perder la escasa esencia china que le queda.

    ~~~
    Enviado por shilochi
    (Contacto Página)
    Un ciudadano de Shanghai,el dia que derriban todo los barrios de los EX colonias francesas,japonesas,holandesas etc etc de mi ciudad sera el dia más feliz de mi vida.

    ~~~
    Enviado por Máximo
    (Contacto Página)
    Shilochi, pues vaya vida más aburrida que tienes…por otra parte destruir la historia para edificar edificios sin alma no es una buena estrategia. A mi me encantó Shanghai cuando la visite hace unas semanas, es tan distinta a Beijing.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Shilochi: en España tenemos muchos ejemplos de arquitectura colonial:

    la Mezquita de Córdoba y la Alhambra de Granada, de los colonizadores árabes…

    el Acueducto de Segovia y el Teatro Romano de Mérida de los invasores romanos…

    ¿los tirarías?

    La Historia se ha construido a base de invasiones de unos a otros, y ya que por lo menos dejaron algo bueno (arquitectura, riqueza cultural, etc) por lo menos no nos lo carguemos… Ningún lugar es cien por cien autóctono, hasta en China se podría considerar que la civilización del Amarillo colonizó el resto.

    ~~~
    Enviado por Jose Lao
    (Contacto Página)
    Shilochi: debes ser un chino muy triste.

    Desgraciadamente lo único interesante de Shanghai son esos barrios que a tí te haría feliz ver derribados. Son los propios shanghaineses quienes han destrozado y arruinado la escasa historia china que le quedaba a la ciudad.

    El resto de edificios de nueva construcción no tienen ningún encanto, y no dejan de ser más que copias de lo que te puedes encontrar en cualquier otra ciudad extranjera.

    En fin, la que se nos avecina con la prepotencia nacionalista china del soy más que nadie, no cedo nunca, engaño y copio todo lo que puedo…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    tampoco es eso, los chinos no son todos iguales, ni tan radicales… Creo que su nacionalismo no es prepotente (soy más que nadie), más bien es defensivo (los extranjeros nos tienen manía).

    ~~~
    Enviado por Salem al fakhir
    (Contacto Página)
    Siempre nos podemos ir a cualquier otra parte.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    pues si, pero donde mejor que China? Para un extranjero es uno de los lugares mas comodos. Si quitaran la censura de Internet seria ya la repanocha.

    ~~~
    Enviado por Jueves
    (Contacto Página)
    ChinoChano, tengo curiosidad por saber a qué te refieres por «nacionalismo defensivo». No creo que eso de que «los extranjeros nos tienen manía» sea la única teórica de un nacionalismo que es hoy la esencia ideológica del país y está presente en todas partes.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    hombre, por supuesto que no es la única teoría, es sólo una simplificacón típica de comentario apresurado de blog, un ejemplo, una idea para hacerse una idem.

    Quiero decir que el nacionalismo chino se basa sobre todo en la defensa. Se considera atacado en la historia por los colonialistas occidentales, por los japoneses, etc. Actualmente se considera atacado por gente que quiere que China no prospere, etc. Esa es la esencia, más que la de un nacionalismo ofensivo que se sienta superior a otros o necesitado de invadir otros lugares (con excepción de los que ya ocupa y de Taiwán, aunque en ese caso más que invasión lo considera una recuperación).

    ~~~
    Enviado por Jueves
    (Contacto Página)
    Gracias por la respuesta; valoro tu opinión por ser la de un «insider».

    Yo creo que todos los nacionalismos se basan ideológicamente en la defensa, ya que todos ellos se consideran atacados en la historia por alguien. En mi opinión, este victimismo (un tanto ridídulo, ya no hay país que no haya sido atacado por alguien) es parte intrínseca de todos los nacionalismos.

    Esgrimir que hay «gente que quiere que China no prospere» me parece un argumento típico de todas las dictaduras. Es fundamental encontrar un enemigo exterior, real o ficticio, para buscar la unidad interior. Sucedió en la Rusia soviética y en la España franquista, y desaparece con la llegada de la democracia, ¿por qué será?

    Si los chinos se sienten superiores o no es otro tema a discutir. Yo no creo que ni más ni menos que en otros países, dependerá del nivel cultural de cada individuo. Por último, no veo a China invadiendo países (tampoco a Europa), pero sí comercial y culturalmente (como Europa pero con otros medios).

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    bueno, creo que todo nacionalismo tiene unos componentes defensivos (nos atacan) y otros ofensivos (somos los mejores), pero creo que hay nacionalismos donde predomina más lo primero (el árabe, el chino, el irlandés, el vasco quizá) y otros donde predomina más lo segundo (el español, el estadounidense, el alemán, el japonés…). Seguramente se podría discutir esto largo y tendido, a lo mejor para algunos el nacionalismo vasco no está en el grupo que digo yo, o para otros el español… En cualquier caso, el nacionalismo es siempre peligroso y hay que moderarlo.

    ~~~
    Enviado por Jueves
    (Contacto Página)
    Entones, el nacionalismo de Xinjiang o del Tíbet, ¿lo clasificas como ofensivo o defensivo?

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Defensivo. Xinjiang y Tíbet, según el derecho internacional y el atlas que tienes en casa, son territorio chino, y China las quiere defender como tales. Otra cosa sería que fueran territorios independientes y China quisiera invadirlos.

    Alguien me dirá que los invadió en el pasado… Bueno, eso requeriría horas de discusión, pero con leerse simplemente los artículos de Tíbet y Xinjiang en la Wikipedia uno descubrirá que la cosa no es tan fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.