Servicios mínimos desde Campeonia

Estoy en mi país natal de nuevo, para pasar el habitual mes de vacaciones por acá. Volé en Aeroflot, después de un par de años sin hacerlo: ahora las azafatas rusas han cambiado el traje azul de antaño por uno naranja -como la selección holandesa de kárate- y los aviones, más modernos, te permiten ver películas y jugar al poker en las pantallitas de los asientos. Eso sí, las azafatas oranje te siguen soltando el desabrido «chicken or beef!!» de siempre, que suena a veces como un insulto.

Madrid está así como resacosa de la fiesta mundialista a la que no he llegado por poco. Se ven algunas banderas de España en los balcones, pero poco más, las calles están desiertas -por lo menos para los estándares de alguien que vive en China- y lo que más he visto por la ciudad son chinos, precisamente.

Otros veranos, el blog durante este mes vacacional se ha dedicado a lanzar preguntas para que los lectores las respondieran, un truco que ha dado buenos resultados pero que esta vez voy a invertir. En verano de 2010 vosotros preguntáis, y el blog responde (como ya hice en el post anterior). Chinochano se convierte en un consultorio estival, en cada post se publicarán preguntas recibidas por el correo electrónico o el Grupo de Facebook y las responderé como buenamente pueda (teniendo en cuenta que cuando estoy en España todo lo que hay por la parte de China me queda lejano y borroso, como si fuera un sueño).

Ya he recibido suficientes preguntas como para montar el consultorio durante meses, pero si queréis mandar más, sigue estando abierto para ello el email (chinochano2008@yahoo.es) y el mencionado grupo de Facebook. También os recuerdo que sigue en pie el concurso fotográfico Kilochano, cuyas bases y premios están aquí. Descansad los que podáis…

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.