Servicios mínimos desde otro país lleno de gente

Estoy en la India, de vacaciones invernales durante todo este mes de febrero. No me traje el ordenador, así que mi posteo en las próximas semanas dependerá un poco de que halle tiempo y algún cibercafé para poder escribiros. Como ahora, en este polvoriento ciber de Agra, cerca del Taj Mahal. Cuando regrese a China os podré enseñar alguna foto y contar alguna cosa más de este país.

India es un país que pese a su vecindad con China y su importancia he pospuesto muchos años visitar, sobre todo porque tiene fama de tener los timadores más incansables del planeta. Tras unos días aquí, ya los he podido catar, y aunque es cierto que pueden ser muy pesadetes y que alguno ya me ha roto las bolas lo suyo, se siguen llevando la palma en mi ranking particular los de Egipto. Al menos antes de la maravillosa “Primavera Árabe”, no sé si después ha seguido la cosa igual.

Pero bueno, India no sólo es eso… Es un país intenso, como sabréis. China puede estar más poblada, pero en la India la superpoblación se nota mucho más, por lo estrechas que son sus calles. Personas, motos, perros, vacas, basura, orina, pachuli, monos y millones de cosas más se mezclan en las calles de este lugar tan lleno de vida, caos, gritos y pitidos de claxon. Pasear unos minutos por una calle de la India es intensito para bien o para mal, a mí me está fascinando pero reconozco que luego necesito una o dos horas en un lugar tranquilo para recuperar un poco los nervios. Es como pasear por un pueblo turístico chino el día de Año Nuevo, pero todos los días y a todas horas.

China y la India son diferentes, pero hay cosas comparables… En sus dos capitales hay smog, por ejemplo (aunque he tenido suerte y estos días Delhi estuvo relativamente bien). Y en población están casi empatadas: cuando yo era pequeño India tenía 700 millones y China 1.200, pero 30 años después los indios casi han alcanzado a los chinos: 1.200 son los primeros y 1.300 los segundos. No sé si el fin de la política del hijo único en China significará que la distancia se mantenga aún unos años más, pero tarde o temprano India será el país más poblado de la Tierra. Por cierto, que estando aquí me he enterado de que también en India están prohibidas las ecografías para saber el sexo del feto, por temor a abortos selectivos de niñas, como pasa en China.

En fin, que lo dicho, escribiré lo que pueda, pero volveré con más fuerzas y fotos en marzo. Namasté… na más te digo.

1 Comment

  1. Enviado por Adrián Martínez
    (Contacto Página)
    Otro lugar al que me gustaría viajar, aunque no se si seré compatible con tanta algarabía. Supongo que sólo lo sabré cuando vaya.
    Espero esas fotos CHCH! Estoy seguro de que habrás podido retratar situaciones verdaderamente fascinantes para ojos europeos.
    Un saludo, y que aproveche!

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    ¡Gracias! Yo recomendaría no ir directamente a India, quizá entrenarse con lugares un poco más light como Tailandia o así antes de atreverse con este caos… Pero bueno, en cuanto te acostumbras es un gran sitio.

    (Bueno, después de lo del asesinato del español en Tailandia ya no sé si recomendarlo, pero esperemos que sea un hecho puntual, que atrapen cuanto antes al culpable, y que se pudra en una cárcel tailandesa durante décadas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.