Si molesta lo dejamos,
si ayuda lo quitamos

Ésa parece ser la política que el Ayuntamiento de Pekín, a quien yo tanto quiero y bendigo cada noche antes de acostarme, está aplicando con algunas de las cosas que los Juegos Olímpicos nos trajo a los pequineses.

Dos ejemplos para demostrarlo:

1) La calle Gongtibeilu, una gran avenida muy transitada, apenas tenía en su parte más occidental semáforos, por lo que para cruzarla tenías que ir al paso subterráneo de uno de sus extremos, o al paso elevado que está a 200 metros de allí. De la caminata y el subibaja nadie te libraba.

Quisó la casualidad que, en los Juegos Paralímpicos, gran parte del Comité Paralímpico Internacional se alojara en un hotel cercano, el Swissotel.

Muchos paralímpicos, por tanto, estaban en la zona, así que el Ayuntamiento decidió facilitarles la vida y poner un semáforo en medio de la calle, con su paso de cebra y todo. Algo que no sólo los que van en silla de ruedas, sino todos, aplaudimos y celebramos al grito de «Viva el señor alcalde, oe, oe, oe».

Se acabaron los Juegos Paralímpicos, se acabó el semáforo. Vuelve a apañártelas como puedas si quieres cruzar la calle, guapo. Y si vas en silla de ruedas, no cruces.

2) Ante la llegada de los Juegos Olímpicos, Pekín puso muchas medidas de seguridad para hacer frente a las medidas terroristas. Países como EEUU exigían a China unas medidas de seguridad máximas o no iban a participar en los Juegos, decían (luego los diarios estadounidenses se quejaban de esas mismas medidas, pero ésa es otra historia).

Con este motivo, se instalaron controles de metales en el metro de Pekín, por los que había que pasar bolsos, mochilas y demás cada vez que se entrara en el suburbano.

Se suponía que las medidas iban a finalizar tras los Juegos Olímpicos y Paralímpicos. Pero no, allí siguen los controles, sigue habiendo que pasar las bolsas que lleves por el control de metales, e ir en metro se ha convertido por tanto en algo tan peñazo que yo, siempre que puedo, lo evito, pese a haber sido en mis años mozos un apasionado de los metros.

En estas estamos. Me dan ganas de escribir cartas diarias de queja a los periódicos locales, como haría Abraham Simpson, pero como no me iban a entender, se lo cuento a ustedes, señores lectores.

1 Comment

  1. Enviado por Pily
    (Contacto Página)
    Está claro que en política «piensan» todos igual, (igual de mal, claro); tanto en Oriente como en Occidente.

    ~~~
    Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    Si, parece que lo hacen a proposito. Debe ser parte de la carrera de Ciencias Politicas. Eso o que les falta sentido comun…

    ~~~
    Enviado por Daniel
    (Contacto Página)
    Hola ChinoChano,
    Una preguntilla respecto a los semaforos de Gongtibeilo.
    Eran semaforos permanentes, o estaban ya puestos pensando en quitarlos luego? Supongo que no tendras una fotillo por ahi de los semaforos en cuestion…
    Saludos,
    Dani.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    no, no les hice fotos, no me acuerdo qué aspecto tenían, así que me imagino que eran normales y corrientes y con pinta de ser permanentes, si no me habrían llamado más la atención.

    ~~~
    Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    Otro de los grandes misterios se da en Xizhimen. En el nuevo enlace que se hizo entre las lineas 13 y 2, se ha abierto solo en la direccion 2 a 13, pero no viceversa. Por ello cuando vas de la 13 a la 2 tienes que, como antes de estar acabado el enlace, bajar dos tramos de escaleras, salir a la calle, ir hasta la esquina y bajar el tramo de entrada, donde ves como el reluciente tramo nuevo esta sin abrir. Yo suelo ir con un pequenyo macuto, pero hay mucha gente mayor, con bultos y ninyos que, creo, agradeceria mucho que nuestros «cadres» usaran el metro de vez en cuando y abrieran tambien el tramo de bajada, muy comodo y conveniente.

    Puedes abrir una seccion en el blog «Diselo a Chinochano», y te conviertes en el blog de las causas perdidas.

    ~~~
    Enviado por Kuaile
    (Contacto Página)
    Bueno, ya sabes que a kafka le iba muy bien escribir sobre ciertos defectos del sistema. No te creas que en Barcelona muchas veces también me encuentro situaciones de lo más rocambolesco. Otras sin embargo es fantástico. El otro día me quitaron una multa de aparcamiento asistiendo a una charla con posterior tets de autoescuela para la concienciación ciuadadana, me ahorré 60 euracos.

    ~~~
    Enviado por Albertohv
    (Contacto Página)
    Bajo mi punto de vista existe cierto desorden en el sistema de organizacion de calles y demas, lo de ir hasta Shanghai para poder cruzar la calle, es bastante habitual, andando y no digamos conduciendo,
    Un ejemplo: si cojes desde Tongzhou la 5 circunvalacion y te cuelas de direccion, tienes que hacer unos 7 Km para poder dar la vuelta.
    Otra cosa curiosa es los semaforos que normalmente estan despues de los cruces, y en algun cruce un poco liao, no sabes claramente cual es tu semaforo, ya que se puede encontrar en el carril contrario, con lo que a esperar a ver lo que hace «Vicente» para seguirle…
    Ya sabemos todos que las cosas aqui tienen que ser complejas, no pueden ser sencillas, seria demasiado simple.

    ~~~
    Enviado por Dani
    (Contacto Página)
    Pues la verdad es que sí, Chinochano, yo no sé que manía se les ha metido con lo del control de seguridad en el metro… En fin, parece que cada vez que vayamos a coger el metro nos vamos a acordar de las Olimpiadas…

    Kailing, lo del transbordo en Xizhimen hay que estudiarlo bien… lo que han hecho ahí en esa estación yo creo que no lo entiende nadie.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Coincido con vosotros: el transbordo de Xizhimen es completamente inenarrable. La única explicación medianamente decente que le encuentro es que cuatro científicos locos lo gestionan y se dedican a hacerlo de la forma más absurda posible para experimentar con los viajeros como si fueran cobayas panameñas. Afortunadamente, ahora ya nunca paso por ahí, pero hubo tiempos en que pasaba por allí a diario, y os lo puedo prometer: ese transbordo ha tenido por lo menos DIEZ sistemas de intercambio diferentes, los diez horribles, ilógicos y mareantes para la gente hasta la extenuación. Xizhimen es una excepción a la lógica humana, y todavía no se sabe cómo acabará, porque los científicos locos siguen experimentando.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Ya me quejé hace dos años…

    http://chinochano.zoomblog.com/archivo/2006/07/20/la-ciudad-corral.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.