Siempre al servicio de la RAE

Sigo atendiendo peticiones, como si esto fuera la radio del barrio. Esta vez, Francesc, un profesor del nuevo Instituto Cervantes de Pekín, me pide que cuente que ya ha comenzado el plazo de matrícula para estudiar español allí, y que diga las fechas por si algún chino amante de nuestra lengua quiere apuntarse.

Los cursos generales durarán tres meses: empiezan el 23 o 24 de octubre y terminan a mediados de enero. Son dos horas y media por clase, y dos clases a la semana. En total, 60 horas. Hay horarios para todos los gustos: desde las 9 y media de la mañana hasta las 6 y media de la tarde. Sólo hay descanso de 12 a 1 del mediodía, el horario de comidas chino.

Se hace una prueba de nivel al principio para ver de qué nivel serán los alumnos, y parece ser que hay seis niveles, con unos nombres un poco extraños: Acceso, Plataforma, Umbral, Avanzado, Dominio Operativo Eficaz y Maestría. Por tanto, si algún día os encontráis a un chino que diga «estoy estudiando Umbral», no penséis en el escritor que se enfada si no se habla de su libro.

También hay cursos de español para niños, que se darán los sábados, desde el 28 de octubre hasta el 3 de febrero. Y cursos más cortos de español comercial y de español conversacional, en octubre y noviembre.

Una cosa que me llama la atención es que el Cervantes hará las fiestas españolas de Navidad y la Constitución, pero no la de la Inmaculada, el 8 de diciembre. ¡Los estudiantes chinos no tendrán puente de la Constitución! ¿Cómo les vamos a enseñar cultura española si no les educamos en nuestra ancestral costumbre de hacer acueductos?

Ya que nos ponemos, aprovecho para recomendar, si alguien está en Pekín y quiere estudiar chino, una academia en la que yo estuve varias temporadas. Se llama Diqiucun (Global Village) y está cerca de la parada de metro de Wudaokou, en la zona de las universidades. Preguntad por allí a los extranjeros que veáis, coreanos a ser posible, y seguro que la conocen. Hay otra en Wangjing, camino al aeropuerto, pero yo nunca he estado por allí.

Sus profesores suelen ser majos y muy habladores, y lo mejor es el precio: 15 yuanes a la hora más o menos, una tarifa sin rival. También dan coreano y japonés. Es una academia a la que van muchos coreanos, así que no os dejéis intimidar por las clases (en las que sueles ser tú y 19 surcoreanos que estudian más y aprenden más rápido).

NOTA: Ni el Cervantes ni el Diqiucun han pagado nada por salir aquí (de momento).

1 Comment

  1. Enviado por Susana
    (Contacto Página)
    Me encanta lo de Dominio Operativo Eficaz… ¿a quién se le habrá ocurrido? ¿Sabes que el recreo aquí ya se llama segmento de ocio? Nada, que aquí estamos para limpiar, fijar y dar esplendor!

    Un beso (nos quedan 16 días)

    ~~~
    Enviado por fermar
    (Contacto Página)
    ¿En el primer párrafo, donde decís «estudiar chino», queres decir «estudiar español»?

    sino no entiendo,
    saludetes
    f

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    ¡Es verdaad! estudiar español. Voy a cambiarlo, vaya cagada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.