Sonidos para recordar Tiananmen
30 años después

El martes, 4 de junio, se cumplirán 30 años desde la matanza de Tiananmen, un aniversario que si queréis podéis adelantar unas horas, ya que la masacre se consumó en la noche del 3 al 4 de aquel mes de 1989. Aquella revolución fallida y violentamente reprimida sigue causando un fuerte impacto sentimental en Occidente, donde se recuerda todos los años y con una cobertura intensísima cuando se trata de fechas redondas (20, 25, 30 años) que muy pocos hechos históricos más tienen. Quizá ello se debe al romanticismo que despierta, cada vez más, esa historia de héroes derrotados. O puede que responda a cierta idea de que es obligado recordarla mientras en China siga imponiéndose sobre ella una amnesia forzosa. Dentro del país, prácticamente sólo los que vivían en Pekín en aquel entonces saben algo de aquella protesta que duró 51 días, pero hasta para ellos es un recuerdo borroso que nunca se refresca públicamente. Y las generaciones posteriores no saben apenas nada de ello: ni siquiera han visto o serían capaces de adivinar qué representa la famosa foto del Hombre del Tanque, una de las más icónicas del siglo XX.

Hombre del Tanque hinchable instalado estos días en Taipei, la capital taiwanesa, para conmemorar el trigésimo aniversario.

En este aniversario prefiero no repasar muy profundamente, aunque lo merezcan, los acontecimientos de 1989, porque creo que ya lo hice lo mejor que pude en 2014, cuando se cumplía el cuarto de siglo. Lo que sí he hecho es pasar aquel escrito a otro formato: he grabado un podcast que vuelve a contar aquellos 10 puntos «desconocidos» de la Matanza de Tiananmen, añadiendo alguna cosa que he conocido últimamente y entonces no sabía.

Si he aprendido recientemente cosas nuevas sobre la Primavera de Pekín para añadirlas al podcast de «repaso» ha sido gracias al magnífico documental que Radio Nacional de España ha publicado recientemente para conmemorar ellos también los 30 años desde las protestas y su sangriento fin. Bajo el título «Tiananmen, una revuelta prematura«, el documental sonoro, obra de Luis Miguel Úbeda, realizado por Maica Aguilera y locutado por la para mí tan familiar voz de Modesta Cruz, es seguramente uno de los mejores relatos que sobre los hechos de 1989 podréis encontrar en español.

El documental cuenta con testimonios de hispanoparlantes que estaban en Pekín en la primavera de 1989 y conocieron in situ las protestas, desde un insigne lector de esta web, Pablo Rovetta (que entonces trabajaba en la Oficina Comercial de España en Pekín) al cámara de RTVE que estaba en la plaza de Tiananmen en la noche del desalojo (José Luis Márquez) o el entonces embajador Eugenio Bregolat. El documental relata casi día por día los sucesos acaecidos entre el 15 de abril de 1989, cuando se iniciaron las primeras protestas, y el 5 de junio del mismo año, día posterior a la matanza en el que se produjo la celebérrima escena del Hombre del Tanque.

Escuchar el programa es una experiencia sobrecogedora, porque así fue esta historia. Comienza con un inicio casi festivo de las protestas, pero se ve cómo poco a poco el régimen comunista va alimentando su hostilidad hacia ellas, y, aun sabiendo que el fatídico final no puede cambiarse, cuando se escucha el relato uno todavía puede creer que los estudiantes tienen una rendija de esperanza para salvarse. Sin embargo esas oportunidades se van perdiendo, hasta culminar en la triste noche del 3 al 4 de junio, que también se cuenta con enorme detalle y dramatismo.

RNE da un interesante enfoque al programa, y poco habitual en una historia que a menudo se cuenta con tono hollywoodiense de buenos y malos. En el documental la narración en muchos casos se sitúa en el lado del régimen chino, por ejemplo a la hora de contar cómo los líderes veían a los manifestantes con temor porque aún recordaban que 20 años antes, en la misma plaza, unos guardias rojos igualmente jóvenes y reivindicativos causaron el caos e hicieron que algunos de los que en 1989 estaban en el poder, como el propio Deng Xiaoping, atravesaran una dura travesía en el desierto. El documental habla además con mucho detalle y de forma muy interesante sobre la lucha de facciones que había entonces en el Partido Comunista, una lucha que favoreció que las protestas se prolongaran en el tiempo, porque si todos los líderes hubieran estado contra ellas no habrían durado más de una noche.

Con el documental he conocido detalles que aún no sabía del siempre apasionante relato de las protestas, como el hecho de que durante las semanas que duraron, en algunos ministerios, se colgaron pancartas de apoyo a los estudiantes, como señal de que el poder estaba dividido entre los que secundaban las ideas reformistas de estos jóvenes y los que querían que terminaran por temor a que trajeran el caos.

El reportaje además aboga, de forma atrevida y rebelándose con muchos relatos anteriores, por eximir un poco de culpa a la figura del entonces primer ministro Li Peng, a quien Occidente desde entonces acusa de haber sido el quien ordenó la represión militar de los manifestantes y por ello le apodó «el carnicero de Tiananmen». Historiadores y testigos que hablan en el documental defienden que en realidad el último responsable de la dura represión, porque era quien concentraba el poder, fue Deng Xiaoping, aunque en Occidente se le considerara «neutral» y ajeno a la represión por su aspecto de vejete bonachón y por su perfil reformista y de antiguo rival del funesto Mao. Y que Li Peng, aunque era el principal representante de la facción contraria a los estudiantes reformistas, tampoco salió enteramente ganador tras la represión de éstas, pues quien acabaría llevándose las mayores cuotas de poder fue alguien de fuera de Pekín, Jiang Zemin.

El caso es que estoy contando demasiado: lo mejor es que escuchéis ese documental, no que leáis lo que yo comento de él. Y si la oreja os da para unos minutos más de podcast, oíd también el mío. Todo sea para conmemorar una fecha que para los que nos sentimos cerca de China siempre estará en nuestros corazones.

PD: También aviso, aunque ya lo dije recientemente en Twitter, que he creado una nueva categoría en esta web para agrupar todos los posts que a lo largo de los años he escrito sobre Tiananmen, por si queréis explorar otros acercamientos a esta historia.

2 Comentarios

  1. Gracias por la mención, estimado. Efectivamente fui uno de los entrevistados para el reportaje de RNE. Fue un buen trabajo. Solo me gustaría aclarar dos cosas: si hubo cifras oficiales de muertos y heridos. Otra cosa es que esas cifras se crean o no. Yo pienso que como lo haría cualquier gobierno están devaluadas. Lo otro es lo del famoso hombre del tanque. Le
    comenté a RNE: cómo es que nadie dice por qué el tanque no lo aplastó ni le dispararon? Acabamos de ver no hace mucho un caso parecido en Venezuela con resultados diferentes. Un abrazo

    • Pues buenas aclaraciones. Yo dije algo similar sobre el tanque «benévolo» en el podcast que he grabado, pero me líe un poco al explicarlo, no se entendía bien y lo quité. Si no tengo guión, no me explico demasiado bien, a ver si mejoro en esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.