Souvenir carnavalesco

China no celebra Carnavales (fiesta que, aunque a veces no lo parezca, es cristiana) y sólo en los últimos tiempos, por influencia hollywoodiense, está empezando a celebrar en las discotecas y bares nocturnos el Halloween, por ahora más bien reducido al círculo de expatriados.

En consecuencia, disfrazarse es poco habitual en China, o por lo menos disfrazarse en plan festivo e irreverente. Sin embargo, hay una especial ocasión en la que los chinos a veces se disfrazan, y es cuando van de turismo a algún sitio de su país.

Esto se debe a que en las zonas de venta de souvenirs de cualquier monumento o lugar famoso de China es cuasi obligatoria la presencia de fotógrafos que ofrecen a los turistas una foto junto a su monumento favorito disfrazado de algo que tenga que ver con ese lugar o un traje de época. Siempre disponen de un probador y un armario con varios disfraces para que el viajero elija el que más rabia le dé.

En la Ciudad Prohibida, el Palacio de Verano y otros lugares imperiales de Pekín, lo típico es disfrazarse de emperador, con la túnica amarilla de rigor, o de concubina de traje rojo. Yo mismo lo hice cuando acababa de llegar a Pekín, hace ocho años (aclaro que me disfracé de emperador, no de concubina).

Shaquille O’Neal decidió imitar las costumbres chinas en una visita a la Gran Muralla.

En los lugares célebres para el comunismo, como sitios donde se celebraron importantes congresos, donde el Partido Comunista logró victorias militares, etc, lo suyo es vestirse de soldado del Ejército Rojo, o incluso de Mao Zedong, para hacerse una foto allí como si se regresará a los años 40.

No creáis que los chinos sólo se visten de soldado ganador, pues hay lugares como Nanjing (capital china antes del régimen comunista) en los que lo típico es más bien disfrazarse de soldado del Kuomintang, el Partido Nacionalista que perdió la guerra civil frente a los maoístas.

Los anteriores disfraces son quizá los más populares, pero no los únicos que uno puede adoptar cuando va de turismo por el país. Hace poco, junto a una iglesia antigua en Lushan (lugar del que hablé recientemente), descubrí con sorpresa que el fotógrafo de turistas habitual ofrecía a los viajeros la posibilidad de disfrazarse de monja o de cura.

Imagen de ejemplo que mostraba el fotógrafo de turistas en Lushan.

Otra gran fuente de disfraces la dan las minorías étnicas chinas: cuando los chinos viajan al Tíbet, Mongolia Interior y otros lugares donde habitan estos pueblos, suelen fotografiarse con los trajes tradicionales que éstos lucen en sus fiestas.

Quizá en otros países también es habitual, yo desde luego donde más arraigada he visto la costumbre de los disfraces turísticos es en China. Tanto que a veces los chinos, cuando van de turismo al extranjero, se compran un traje tradicional de ese lugar para hacerse fotos con él puesto frente a los lugares más famosos. Si veis a un chino vestido de torero frente a la Giralda, lo hasta ahora expuesto os puede servir de explicación a ese fenómeno inexplicable.

Hacer turismo es, por tanto, la mejor oportunidad para disfrazarse en China, aunque no la única. Otra posibilidad es trabajar de camarero en un restaurante especializado, ya que en muchos de ellos se viste a los trabajadores con trajes relativos a la comida que allí se sirve. De coreanos en un restaurante con comida de ese país, de gondoleros en una pizzería, de alemanas rollizas y con trenzas en una cervecería, etc. Hasta hay bastantes restaurantes con espectáculos de la época de la Revolución Cultural donde los camareros sirven platos vestidos como Guardias Rojos.

Otra ocasión para el disfraz es cuando uno se casa, pues estrella de la boda es el álbum de fotos, hecho por estudios profesionales, en el que los novios posan vestidos con distintos atuendos (traje de boda occidental, chino, disfraces varios e incluso ningún disfraz en absoluto).

1 Comment

  1. Enviado por Lego y Pulgon
    (Contacto Página)
    Lo vi en «La Pagoda de Nanchang» (no he encontrado el nombre; pero es esa en la que todos los españoles que van a dar a luz a esa parte de China se sacan la foto). Me desconsoló una barbaridad, pero esta timidez absurda que no me he conseguido quitar a pesar de mi ancianidad, me hizo quedarme con sonrisa boba y ojos brillantes viendo como una chica del montón se convertía en yo qué sé precioso. Qué rabia.

    ~~~
    Enviado por Rober
    (Contacto Página)
    ¿El carnaval no es una fiesta pagana?. Igual estoy equivocado pero me parece que es una celebración pagana realizada por gente cristiana. Buff, casi mejor no meterse en este berenjenal 😀

    Los chinos que conozco en Holanda siempre me han preguntado cuándo es el carnaval, tanto aquí como en España. Supongo que les gustará vestirse todo lo raro que puedan, jajaja.

    En realidad es una fiesta muy rara, la mayor parte del mundo piensa que es «Halloween» gracias a la maravillosa máquina publicitaria estadounidense (hasta en Sudamérica es así…).

    Bye!

    ~~~
    Enviado por Maikel Nait
    (Contacto Página)
    Yo que me he casado recientemente en Shanghai puedo dar fe de ello. Para el álbum de boda, que suele hacerse un mes antes de la ceremonia, tuvimos que cambiarnos de traje 7 veces… nos hicieron 400 fotos a lo largo del dia. El dia de la boda, se usan 3 trajes. Por supuesto, uno de los trajes era típicamente chino, me sentía como Mortadelo y Filemón, pero también el más feliz del mundo , jajajaja.

    ~~~
    Enviado por Jose (Melilla)
    (Contacto Página)
    En origen el carnaval era una fiesta cristiana o mas bien «anticristiana», porque se celebraba antes de que empiece «La Cuaresma», que es un periodo de 40 dias dias de ayuno, abstinencia de carne y además de recogimiento y oracion.

    Para «prepararse» para este periodo de recogimiento aparece el carnaval como unos dias de locura y diversion. El razonamiento es: «Ya que vamos a estar tanto tiempo sin poder divertirnos pues ….. A divertirse», pero claro ahora La cuaresma ya no tiene tanta trascendencia, por no decir ninguna, en la vida social y el carnaval, por el contrario, se ha transformado en una fiesta sin mas.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Gracias Jose por la aclaración, y celebro tu retorno a la sección de comentarios, que nos tenías algo abandonados después de tu condicion de cuasi fijo, je je…

    Quizá antes del Carnaval cristiano había celebraciones similares que reconvirtió en su propio interés el cristianismo, como hizco con la Navidad (antes solsticio de invierno) o la noche de San Juan (antes solsticio de verano). En todo caso es en teoría una fiesta religiosa, aunque sea para olvidarse de la religión por una noche…

    ~~~
    Enviado por AaDmina
    (Contacto Página)
    Amo este blog

    ~~~
    Enviado por Anónimo
    (Contacto Página)
    Saturnales romanas, por Jupiter.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    AaDmina: eso sí que es una declaración de amor rotunda, ¡la recordaré!

    Anonimo: sí, muchas de esas saturnales las reconvirtió el cristianismo, de ellas beben los Carnavales.

    ~~~
    Enviado por Liuming
    (Contacto Página)
    Creo de los trajes de los empleados en muchas discotecas y restaurantes han llegado a un nivel bastante alto, son más que simples uniformes. Parece que las empresas, con todo lo que se ahorran en costes laborales, disponen de dinero de sobra para este tipo de inversiones.

    Y lo de los estudios fotográficos especializados en hacer reportajes de boda son lo más. Ahí sí que tienen un completo repertorio de vestidos de toda clase.

    Últimamente también se ha puesto de moda en China ponerse gorros que simulan cabezas de tigre, lobo, etc. Para niños y adolescentes. A las chinas les encanta ponerse diademas con antenas, y también cuernos luminosos en sus escarceos nocturnos.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    sí, en Pekín las chinas con cuernos de diablesa son un clásico…

Responder a chinochano Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.