Stephen Chow, el rey chino de la comedia

En los últimos meses he estado enganchadísimo al podcast Campamento Krypton, dedicado a la cultura pop, especialmente al cómic y al cine fantástico o de terror. En octubre y noviembre me he escuchado los 120 podcasts que por ahora han publicado, y teniendo en cuenta que cada uno dura dos horas, es como si los hubiera estado escuchando 10 días seguidos non-stop. Proeza.

Casi como un premio involuntario a mi reciente pero intensa fidelidad, los de Campamento Krypton han dedicado su más reciente podcast, por primera vez, a un personaje chino, el gran Stephen Chow. Podéis escucharlo aquí (en su blog) o aquí (en Ivoox).

Stephen Chow, por si no lo conocéis, es un actor y director hongkonés especializado en comedia de tortazo y tentetieso que en China -y Asia Oriental en general- ha tenido durante las dos últimas décadas un éxito brutal. Mientras en el extranjero se adoraba a directores chinos de dramas costumbristas como Zhang Yimou o Chen Kaige, en China quien realmente llevaba las masas a los cines era el bueno de Chow, con sus pelis llenas de personajes feos e histriónicos dándose de tortas. Para que os hagáis una idea, yo creo que lo que más se parecería en España al personaje de Chow (un actor-director supertaquillero e irreverente) sería Santiago Segura y sus Torrentes.

Cuando yo llegué a China en 2001, Chow lanzó una de sus películas más famosas, Shaolin Soccer, que yo creo que intentó -y consiguió- aprovechar la fiebre futbolera que había en China por su clasificación para el Mundial 2002. La película, sobre unos monjes shaolin que deciden aprovechar sus conocimientos de kung fu para crear un equipo de fútbol, tiene cierto tufillo a Oliver y Benji que hizo que se ganara también cierta fama entre las gentes frikis de mi edad en España y otros países, pese a que creo que nunca se proyectó en cines de Occidente.

La que sí se proyectó en España, tras su enorme éxito en China, fue Kung Fu Hustle (que en los cines españoles tuvo el en parte horrible y en parte genial título de Kung Fu Sion). Una peli que yo vi en mandarín subtitulado al mandarín cuando se estrenó en 2004, así que no me enteré del todo bien del argumento, pero que tiene unas peleas de kung fu fabulosas. Va, creo, de unos mafiosos que quieren echar a los miembros de una comunidad de vecinos que vive en una urbanización muy cutre (clara alusión al problema chino de las expropiaciones forzosas y los conflictos de tierras) pero que saben todos kung fu y se defienden como jabatos. Sin haberla entendido bien, digo de todas maneras que la película es enorme: esa comunidad de vecinos a lo 13 Rue del Percebe, esa protagonista con rulos… me recordó un poco a las pelis de Mortadelo y Filemón, al tipo de ambientes que tan bien retrata Javier Fesser. En España la peli fue doblada con acentos regionales de España (catalanes, gallegos, etc), lo cual, como comenté sobre el título español, es a la vez genial y horrible.

Las siguientes películas que ha dirigido Chow no las he visto, pero las voy a comentar brevemente: la que vino después de Kung Fu Hustle, CJ7 (2008), es una especie de versión china de ET ante la que había enormes expectativas en China, por el gran éxito de las dos anteriores pelis, pero parece ser que era más familiar que cómica y decepcionó un poco.

Sin embargo, las dos siguientes sí que fueron enormes éxitos de taquilla: la primera, Journey to the West, fue una revisión al estilo Chow del mito más legendario de China, el del Rey Mono, protagonista eterno de óperas chinas, películas y series televisivas. No por manido el tema deja de atraer público, y Chow se forró con la taquilla, fue la peli más vista en China en el año 2013.

Finalmente, la última película por ahora de Chow, The Mermaid (La Sirena, de 2016) fue una comedia con veladas críticas a la destrucción al medio ambiente que perpetra el ser humano, y se convirtió el año pasado en el filme más taquillero de la historia del cine chino (aunque este año le desbancó la belicista Wolf Warrior 2, de la que también he hablado en esta web).

Si queréis conocer más de este genio, os vuelvo a emplazar con Campamento Krypton, que da muchos más detalles de su carrera. Impacientes estamos por ver de qué irá el próximo podcast, y también por saber qué saldrá en el futuro de la mente calenturienta de Chow.

1 Comment

  1. He visto las dos primeras que mencionas y partes de la tercera, las dos ultimas no las he visto, pero recuerdo tambien una pelicula anterior, Gwok chaan Ling Ling Chat (From Beijing with Love), una parodia del genero de espias con una escena genial, donde el protagonista esta herido en una pierna y tienen que extraerle la bala, y para no desangrarse pone una pelicula porno para “desviar la sangre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.