Superpoderosos

¡Bienvenidos de nuevo a China! Después de mes y medio posteando sobre la India, este blog regresa a su medio natural. O igual sólo a medias, porque hoy voy a hablar de superhéroes, un concepto muy de Estados Unidos pero que quiere entrar en China a saco.

Y digo lo de entrar a saco porque DC Comics, una de las dos grandes del sector (la otra es Marvel) ha decidido crear un Supermán chino. Se va a llamar Kenan Kong, vive y trabaja en Shanghai, y es casi igual que el original, sólo que con un traje mucho más rojo, que pega más por estas latitudes:

Hace mucho que no leo comics de superhéroes y voy muy perdido en sus interminables sagas, pero por lo que he leído someramente Supermán en estos momentos está muerto en la ficción de los tebeos de DC, aunque su espíritu, o sus descendientes, o algo así, va a resucitar en varias partes del mundo. Uno de los sitios para la segunda venida del Hombre de Acero es Shanghai, y ahí es donde Kenan Kong entra en juego.

Kenan Kong tendrá un duro competidor, porque el pasado año, en una convención de comics de Tianjin, fue presentado en sociedad el gran Tianjin Man, que causó conmoción no precisamente por su fuerza y sus heroicidades, sino más bien por su traje con aspecto de pijama y por su barriga de fofisano. De todos modos, están de moda los superhéroes realistas, así que en este contexto Tianjin Man aún podría triunfar…

¿Y en Pekín? Pues aquí hemos tenido hace unos años a una misteriosa mujer enmascarada que en pleno invierno salió en leotardos a la calle para dar abrigos a los mendigos, donar comida y cosas así. No salvó al mundo de una catástrofe nuclear, bien es cierto, pero al menos era una persona real e hizo cosas de verdad. Su nombre era algo así como Capullo Rojo (no suena muy bien en español, lo sé) y no se ha vuelto a saber nada más de ella, quizá está junto a Supermán en la Fortaleza de la Soledad o algo así.

Los tres anteriores se unen a una lista ya muy larga de superhéroes que en Marvel, DC Comics u otros universos han tenido orígenes en China, porque esos mundos en trajes de licra son tan grandes e inabarcables que han tomado todo tipo de escenarios para buscar héroes y villanos. Quizá los superhéroes chinos no son los más famosos, pero hay casos muy notables. Veamos algunos:

Posiblemente el primer superhéroe chino en comics fue Tortuga Verde, creado por la editorial Blazing Comics en 1944 como una especie de versión china del Capitán América: un héroe de los aliados para derrotar el fascismo. De la misma manera que el Capitán América luchaba entonces contra los nazis, Tortuga Verde, pese a dar a entender con su nombre que no era muy rápido de reflejos, combatía sin cuartel a los japoneses.

Si Tortuga Verde fue el primero en comics, anterior a él, y quizá el personaje chino (o por lo menos de etnia china) más popular en el universo superheroico ha sido Kato, el ayudante de Green Hornet (creo que ninguno de los dos tenía superpoderes, pero bueno, los colocaremos en el mismo saco, al estilo de Batman). Green Hornet y Kato no se dieron a conocer en comics, sino primero en la radio, mediante seriales en los años 30, después en series de televisión en los 60 (donde quien hacía de Kato era el gran Bruce Lee) y recientemente en una película muy decente donde el personaje asiático era otro popularísimo actor oriental, el taiwanés Jay Chou.

Bruce Lee disfrazado de Kato.

En Marvel, quizá el superhéroe chino que más éxito ha tenido ha sido Júbilo, una chica mutante de padres chinos emigrantes a EEUU que ya aparecía en los años 90, cuando los X-Men estaban en su gran esplendor de fama (en lo que a comics se refiere). Apenas ha salido en las películas, aunque parece ser que en la que va a venir (X-Men Apocalypse, novena entrega de la saga) sí que va a tener un papel más importante, y va a ser interpretado por una jovencísima actriz vietnamita que se llama Lana Condor (el nombre no tiene nada de vietnamita porque fue adoptada por estadounidenses).

En cuanto a supervillanos, quizá el más célebre es el Mandarín, uno de los grandes enemigos de Iron Man, y que ya ha salido en alguna película del hombre de hierro. Aunque en los comics es un malvado chino, en la película fue interpretado por Ben Kingsley, que de chino tiene poco: quizá, dicen los rumores, para que el público chino no se enfadara y fuera en masa a ver la peli, ahora que las salas de cine chino dan casi tanto dinero como las estadounidenses a Marvel y otras productoras de cine de palomitas.

Menos he oído hablar, pero quiero nombrarlo aquí, del Hombre Colectivo, otro personaje Marvel que en realidad estaba formado por cinco hermanos que, cual Power Rangers, eran capaces de fundirse en uno sólo, simbolizando como nadie el poder del colectivismo comunista. Este poder unificador lo han usado a veces contra el mal y otras contra el bien, luchando -y perdiendo siempre, me imagino- contra grandes nombres del mundillo como el Capitan América, Hulk o los X Men. Como digo no conozco mucho al Hombre Colectivo, pero he querido citarlo aquí sobre todo porque tiene ese típico “traje bandera” que tanto gusta en Marvel y también me gusta a mí, al estilo de los que llevaron antes el Capitán América, el Capitán Britania, el canadiense Guardián o nuestro querido Capitán Hispania.

¡Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.