Taxistas leninistas

 

Una de las cosas que más han cambiado en Pekín en los nueve años que llevo viviendo en la ciudad es el siempre fascinante y misterioso mundo de los taxis.

En mis primeros años en Pekín, los taxis “acosaban” un poco al cliente. Antes de que tú los pidieras, ellos llegaban a ti, con una insistencia que a veces era exasperante. Era muy corriente, por ejemplo, que una persona parada en el borde de la acera atrajera cual imán los taxis, que se paraban ante él o le pitaban, aunque en realidad esa persona no hubiera hecho ningún gesto con la mano y sólo estuviera parada porque quería cruzar, o hacer una foto, o cualquier otra cosa. Recuerdo lo pesados que podían ser los taxis en aquella época, uno casi no podía ni estar parado en la acera.

Actualmente, la situación es al revés, es decir, los taxistas hacen muy poco caso a los viandantes, y se hace cada vez más complicado parar uno, porque siempre están ocupados, o, aunque estén libres, no les da la gana de parar, porque no ven que el cliente tenga pinta de hacer un trayecto largo, o simplemente en ese momento no les apetece. Cómo cambian las cosas con el aumento de la demanda…

Últimamente hay temporadas en las que encontrar un taxi en Pekín se ha vuelto poco menos que imposible. En las últimas semanas, afortunadamente, parece que ha mejorado algo la cosa (menos mal, porque con este frío ya no apetece tanto moverse en bicicleta) pero recuerdo en verano y los primeros meses de otoño que era terrible la falta de taxis libres. En verano, con el jaleo del Mundial de fútbol y la animadísima noche sanlitunera que hubo en julio y agosto, me tocó más de una vez volver de los bares a mi casa a patita.

Los taxis también han cambiado en este tiempo su precio y su aspecto. A principios de década había taxis de tres precios, los “baratos”, los “caros” y los “supercaros”, que no sé yo quién los tomaba… Los baratos (1,2 yuanes por kilómetro) eran pequeños coches de la marca china Xiali, los caros (1,6 yuanes) eran Citroen o Volkswagen, y los supercaros (2 yuanes) no recuerdo de qué marca, pero igual eran Mercedes o Audi. Los baratos y caros estaban pintados de color rojo, y los supercaros solían ser negros.

Pero un año o dos antes de que empezaran los Juegos Olímpicos, comenzaron a desaparecer los taxis rojos y negros y se fueron sustituyendo por berlinas Hyundai todas al mismo y democrático precio (por supuesto, se escogió el más caro de los anteriores, 2 yuanes por kilómetro). Son de distintos colores (verde, blanco, marrón, azul) pero todos se distinguen por tener una ancha banda horizontal amarilla, lo que los asemeja bastante a los taxis de Bangkok.

Algunos taxis de Pekín, como el que pongo a continuación, tienen el mismo aspecto que los de Londres, y de hecho creo que desde hace un tiempo muchos de los famosos taxis londinenses son made in China. En Pekín hay muy pocos de este tipo, yo nunca los he probado, y creo que están especialmente pensados para clientes con minusvalías.

Un detalle tonto es que los taxis se piden en Pekín, y en China, con un gesto ligeramente diferente al que usamos en España. Mientras en España levantamos la mano en plan saludo, en China se extiende el brazo horizontalmente mientras la mano se mueve hacia abajo, como si estuviéramos botando una pelota de baloncesto imaginaria. Es en realidad la forma que los chinos tienen de pedir a una persona o animal que acuda a su vera (en España parecería un poco como de mala educación, pero en China no hay ese matiz).

Por lo demás, los taxistas pequineses también se pasan el día oyendo la radio, aunque no a tertulianos como los de España sino más bien a cómicos, a radionovelas y a la “Luguang Xinxi”, el parte que informa del estado -atascado o hiperatascado- de las carreteras locales (aunque de esto ya hablé, empiezo a repetirme cual ajo). Los taxistas de aquí dan menos conversación que los españoles, pero a veces sí que te encuentras alguno con ganas de cháchara. Y en mi opinión, rara vez timan al cliente con trayectos más largos de lo correcto (al menos a mí, siendo extranjero como soy, nunca me engañan, aunque creo que ya intuyen que no soy un recién llegado). Lo que sí es frecuente es que tengan un sexto sentido para saber cuál es el camino más embotellado… y tomar precisamente ése.

Hay que decir que en Pekín escuché, de un turista español, el caso más flagrante de timo de taxista, tan terrible que el conductor no engañó al cliente una, ni dos, sino tres veces. Fue en el Palacio de Verano: para empezar, el taxímetro estaba trucado, por lo que corría más rápido de lo debido, y tasó un trayecto desde allí hasta la zona de Dongzhimen en unos 150 yuanes (lo normal serían unos 30 o 40, como mucho). El timado pagó con 200 yuanes. El taxista hizo un rápido movimiento de prestidigitador y cambió uno de los billetes de 100 por uno falso, diciendo al cliente “oye, me has dado un billete falso”. El cliente, algo confundido, se quedó con el falso y le dio otro verdadero. A continuación, el taxista le devolvió de cambio 50 yuanes y se largó… ¡y los 50 yuanes también eran falsos! Resultado, el turista español pagó 300 yuanes por el trayecto, posiblemente 10 veces más de lo que hubiera sido justo.

1 Comment

  1. Enviado por genis
    (Contacto Página)
    Hola te felicito por el blog.
    Escribía para decirte que estaría bien que hicieras un escrito por encima sobre cómo conseguir trabajo, que te piden las empresas de allí (chinas o estranjeras), en definitiva como cruzar el salto; un tema muy de actualidad(http://www.nosetuperoyodeaquimelargo.com/)
    Sólo es una recomendación. Gracias!

    ~~~
    Enviado por Tierrademayo
    (Contacto Página)
    Vaya, qué spam tan personalizado te han dejado hoy!

    Cierto lo de Beijing. Yo allá por 2008 recuerdo que coger un taxi me parecía muy sencillo. Y sin embargo, cuando llegué a Hangzhou en 2009… me pareció un suplicio.

    De las ciudades en las que he estado, me parece que ha sido la más difícil para coger un taxi.

    ~~~
    Enviado por River
    (Contacto Página)
    Cuando estuve en Pekín en Octubre una de las cosas que más me chocó fue lo complicado que era coger taxi en comparación con Shanghai. No nos paraban, y si lo hacían y no les gustaba el trayecto acababan diciendo que tenían hambre y que se iban a casa y que no nos podían llevar. En mas de uno nos negamos a salir y nos tuvo que llevar refunfuñando todo el camino porque había mucho tráfico, o si lo hacíamos le dejabamos todas las puertas abiertas.

    Bueno, y luego estaban los vagos, los que estaban aparcados al lado de alguna atracción turística y a los guiris se nos ofrecían pero por un precio muy superior al del taximetro.

    Por cierto, los taxis en Pekín son más baratos que en Shanghai… quizá por ello sea más complicado cogerlos.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Genis: como post dedicado sobre el tema, en la columna de la izquierda, está el siguiente:

    http://chinochano.zoomblog.com/archivo/2006/06/27/ganate-el-arroz.html

    Os saludo hoy después de haber tenido que tomar un taxi negro porque en la mañana de hoy, una vez más, no había taxis. La cosa está preocupantemente mal, más ahora que empieza a hacer mucho frío.

    ~~~
    Enviado por kailing
    (Contacto Página)
    Pues mira que a mi me parece que hay muchos y muy disponibles… quiza sea tambien por la zona donde se vive. Los que vivis y os moveis por Chaoyang, con toda la banda de extranjeros tomando taxi… pues claro, no hay. Aqui, como la mayoria vamos en metro, autobus y bici, pues lo del taxi es cuestion de 1 minuto. Si tardas mas de dos, es raro, a excepcion de los dias de lluvia y nieve. Eso si, el apelotonamiento en el metro y el bus y la caterva de coches mal aparcados (sinverguenzas, especialmente los que van a dejar/recoger a sus niños al colegio, que llegan a aparcar en tercera fila como si nada) no nos la quita nadie.

    Lo que yo si oi es que en el pasado no tan remoto 80’s los taxistas eran todavia mas perezosos a la hora de llevar a alguien, casi no les salia a cuenta, y tenia que tenerlo muy claro (el negocio) para llevarte.

    ~~~
    Enviado por Alejandro
    (Contacto Página)
    En tu vecina Tianjin los taxis pasa igual que en Pekín: depende del ánimo que le pille. De hecho has sacado el tema en un momento oportuno pues el otro día me estaba muriendo de frío y no había manera humana de pillar un taxi. Todos hacían una seña de NO con la mano y tenías que seguir tirando al siguiente. Unos 8 taxistas me rechazaron.

    Por otra parte aquí no sé cómo está el kilometraje (no me he fijado) pero sí que he visto que el levantar bandera cuesta 8yuanes más a aparte cada X km 1,7 Yuan. Vale un poco más barato!

    ~~~
    Enviado por Encrypted
    (Contacto Página)
    Me acuerdo en Beijing por 2006, un alemán y yo cogimos un taxi para volver a casa. El taxi no tenia ni idea de como ir, iva dando vueltas y llamando por telefono. Ese trayecto normalmente lo hacíamos en 10 min max y llevavamos 40. Nuestro nivel de chino era casi inexistente así que se hacía muy dificil. Cuando estábamos sobre un pequeño puente vimos nuestra zona residencial a lo lejor así que le dijimos al taxista que parara. Nos quería cobrar creo que más de 80元! Dijimos que ni de coña. Apunté el número de la ficha del taxista en un papel y cuando me vio se volvió loco, literalmente. Empezó a gritar como un loco y me quería agredir intentando coger el papel. Suerte que el alemán era grande y cachas y paraba las acometidas del taxista. Le dimos lo que soliamos pagar por ese trayecto y le di el papel. Él seguia gritando como poseido, daba miedo.

    Según me dijeron, si denuncias un taxista dando ese número se les cae un puro bastante grande. Supongo q una multa o en una lista negra…

    ~~~
    Enviado por Encrypted
    (Contacto Página)
    Y otra cosa que siempre me ha chocado es que los taxistas no saben leer mapas. Cuando les enseñaba a alguno mi zona, se cabreaban y me tiraban el mapa!

    ~~~
    Enviado por I danio
    (Contacto Página)
    Recuerdo que hace unos 4 o 5 años, me monté en uno de los baratos baratos, el taxista no tenia claro por donde ir (mi suegro le estaba echando una buena bronca) y además una de las puertas no cerraba bien así que yendo delante, no se me ocurrió otra cosa que ponerme el cinturón de seguridad, mi suegro me insistía en que no lo hiciera, pero yo me suelo sentir mas cómodo con el cinturón puesto.

    La sorpresa fue al bajarme y ver que el cinturón me había dejado una marca de mugre y polvo al mas puro estilo banda de alcalde en mi camisa color claro.

    Otro grato recuerdo fue un duelo (raro es ver que se enfadan conduciendo, pero pasó)entre nuestro chofer (un audi privado, no era un taxi) y un taxi por un mal adelantamiento, estuvieron persiguiéndose un buen tramo y poniéndose delante del otro y frenando. Por fin pude ver a un chino con la mala uva que tenemos en España para los atascos.

    ~~~
    Enviado por jorf
    (Contacto Página)
    Este verano pude ver esos taxis amarillos en Shanghai. Muchos de ellos tenían una pegatina que creo que decía algo así como que estaban modernizando todos los taxis por motivo de la Expo. También me sorprendió mucho que todos estos taxis tenían en los asientos de atrás una pantalla táctil con anuncios publicitarios y cosas para entretener a los pasajeros, por cierto funcionaba bastante mal y después de que se me bloquera varias veces no volví a prestarle atención.

    Personalmente solía moverme mucho más en autobus, además de ser mucho mas barato, en los autobuses pude ver de las cosas más curiosas y divertidas de china.

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    ayer tuve que ir andando desde Julong Garden a la embajada de España, ida y vuelta, porque no había taxis, los libres se negaban a llevarme, y el tráfico estaba totalmente colapsado.

    Está la cosa como para hibernar hasta mayo, señores.

    ~~~
    Enviado por Yulo
    (Contacto Página)
    Pues en mi caso yo no he visto un taxi más dificil de coger que en Chengdu, supongo que fuera por la zona y/o por la hora, pero al final me tuve que aprender a moverme en autobús si quería salir de la zona del hotel, que llegué a esperar más de una hora y nada de nada. Algunos, como decis que pasa en Pekín, iban vacios pero directamente pasaban de parar.
    Por cierto, tb en Chengdu conocí a un conductor de taxis de esos que esperan en las estaciones de autobuses que ganaría a todos los alonsos y hamiltons de calle, direcciones contrarias, huecos imposibles, zonas de obras…todo a base de pitidos y frenazos que dejaban el coche a 5cm de otros conductores…en fin, por muchos taxis que vuelva a coger en mi vida, nunca se acercaran a las dotes para la conducción (y de acojonar al cliente) del taxista de Chengdu…

    ~~~
    Enviado por ChinoChano
    (Contacto Página)
    Terrible Chengdu. Estuve hace un par de meses y no tomé ni un taxi ni medio. Además, detuvieron todo el tráfico de donde estaba porque pasaba un politicucho por la zona. Sufrieron el terremoto, ahora sufren a sus taxis y a su policía de tráfico: pobres sichuaneses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.